Desde hace unos años, los patinetes eléctricos se han convertido en una de las tecnologías más eficientes para trasladarse de un punto a otro en la ciudad. Su precio actual incita cada vez más a un mayor número de usuarios, por lo que su propagación en el mercado se ha hecho especialmente notable a raíz de la presencia de nuevos competidores. Ahora bien, ¿es la única opción existente?

El mercado de la movilidad eléctrica ha dado paso a todo tipo de configuraciones. Las bicicletas eléctricas tenían el monopolio hace años, pero es ahora cuando se está observando la aparición de otros muchos medios de transporte sostenibles. ¿Quién no ha visto alguna vez a alguien moviéndose en un Solowheel? Su difícil adaptación ha provocado que se hayan buscado nuevas fórmulas.

Optar por este producto es más exclusivo que adquirir un patinete convencional

El ejemplo más claro nos lo muestra YX. Este nuevo agente del mercado tiene todas las papeletas para ser un éxito a lo largo de los próximos años. Aun así, se tendrán que realizar una serie de ajustes en términos de precio, ya que no es la alternativa más económica a la que podemos optar en la actualidad. Aun así, ¿merecería la pena su compra? Es lo que tiene, en cierto modo, la exclusividad.

Su funcionamiento es distinto del que se puede observar en un patinete convencional. Esta nueva tecnología asegura ser más cómoda y eficiente para los desplazamientos del usuario, pero lo cierto es que se ha presentado como una solución válida para los transportes por la ciudad y, a tenor del tamaño de sus ruedas, para hacer sus pinitos en pistas y terrenos embarrados.

Veamos, por tanto, cómo funciona esta innovación, cuál es potencial público objetivo que tendrá cuando salga a la venta y, por supuesto, cuáles son sus principales soluciones a nivel técnico y dinámico para hacerse un hueco en una industria cada vez más competitiva. ¿Y si estamos ante el nuevo medio de transporte viral en las grandes ciudades?

Difícil definición para un producto con características curiosas

YX One, que es como así se llama esta especie de patinete alternativo, está diseñado para mantener una postura un tanto más natural que la que permite la superficie de un patinete común. Al fin y al cabo, este modelo dispone de una mayor flexibilidad en cuanto a tamaño, ya que juega más con los espacios para brindar un mejor apoyo al usuario.

El YX One se antoja como un sustituto del patinete eléctrico por ser, aparentemente, más cómodo. New Atlas

La primea diferencia que podemos encontrar respecto al patinete radica en las propias ruedas. En este caso, tiene una adicional situada en la parte delantera. De esta forma, se mejora la distribución de pesos y se asegura una mayor libertad de movimiento para el conductor. Con ello, la realización de giros bruscos es más precisa, algo esencial en un modelo de estas características.

Esta especie de triciclo consigue alcanzar los 40 km/h en determinadas situaciones

Tiene una clara concepción para que el YX One sea efectivo en todo tipo de superficies y terrenos. De hecho, los propios neumáticos piden irregularidades en el firme, algo que se comienza a observar también en una gama específica de patinetes eléctricos. No obstante, esto no se resta aptitudes para moverse por la ciudad con soltura. Es más, el desempeño será un elemento clave a tener en cuenta.

La disposición de un motor de potente motor eléctrico de 1,5 kW es lo que le permite, entre otras muchas cualidades, llegar hasta los 40 km/h de velocidad máxima. Como es lógico, esto únicamente será posible en situaciones en las que el firme esté asfaltado. Este está situado en la rueda trasera, la cual cuenta con un mayor tamaño para favorecer la estabilidad en aceleraciones.

Mejores resultados a un precio disparatado

En relación con el alcance, gracias a su cuadro de baterías puede extender su autonomía hasta unos 60 kilómetros por cada ciclo de carga. Sin embargo, esta cantidad se ve parcialmente reducida si se disfruta de una conducción deportiva o sobre terrenos exigentes. Aun así, ¿estamos ante un producto que genere expectativas muy optimistas en ventas?

YX One es una especie de patinete que es la antítesis de los que estamos acostumbrados a ver por la ciudad. [

Su funcionamiento requiere, sobre todo práctica. La dirección funciona a través de una palanca que se maneja con el brazo. De hecho, ofrece también un equipo de suspensiones para facilitar la circulación por espacios con orografía variable. Ahora bien, ¿qué hay que tener en cuenta antes de lanzarse a por una de las primeras unidades que habrá en el mercado?

Tal y como se puede leer en el portal Electrek, el precio es algo que debería disfrutar de serios retoques si se pretende que sea un sustituto de los patinetes eléctricos tradicionales. El motivo no es otro que 2.274 dólares la unidad. No obstante, cabe destacar, por fortuna, que si se realiza ahora el pedido, se puede encontrar por 1.092 dólares en pre-venta.