Las ventas digitales de videojuegos siguen subiendo como la espuma, mientras que el formato físico se desinfla poco a poco.

Esta nueva realidad ha favorecido ampliamente a plataformas online que ofrecen un extenso catálogo digital, tales como Steam, GOG.com, Humble Bundle; o sus homólogas "consoleras" PlayStation Store o la Xbox Store.

Es innegable que la industria ha sufrido un cambio radical en los últimos tiempos, ya que, hasta hace relativamente poco, el formato físico era la opción favorita de los jugadores.

La descarga digital muerde con fuerza al formato físico

Y parece que incluso la nostalgia no es suficiente para mantener las ventas de las copias físicas, que caen en picado.

¿Se puede deber esto a las mejores ofertas y precios que existen en las plataformas de venta digital? Eso parece, en parte.

Lo digital por delante de lo "real"

Según CNBC, a principios de 2017 la industria digital del videojuego experimentó un crecimiento del 9,8% respecto al mismo período del año 2016.

Este crecimiento, apunta CNBC, se debe a la mayor descarga de juegos digitales por parte de la comunidad gamer tanto en PC como en consolas. El formato digital sufrió en 2017 un aumento del 34% en PC, y del 32% en consolas, lo que indica un nada desdeñable crecimiento de este sector del mercado.

Desde Vida Extra confirman, según el informe de la ESA (Enterntainment Software Association), que las ventas digitales suponen el 74% de la industria en Estados Unidos.

Aunque en España, como bien indica Cinco Días el formato digital alcanzó en 2016 el 32,8% del total de juegos vendidos, lo que se traduce en la respetable cifra de 382 millones de euros en ganancias.

Es cierto que las cifras de ventas digitales en España no son tan representativas como las cifras que se manejan en los Estados Unidos pero, como cabe esperar, el número de consumidores de videojuegos tiene una cifra bastante menor en el país ibérico.

Las ventas físicas no pueden competir con la agresividad de las ofertas digitales

PlayStation.blog revela que con fecha de 10 de abril de 2017 en España somos ya 15 millones de videojugadores, mientras que el dato en Estados Unidos sube hasta los 174 millones de gamers según los datos que extrapola Love to Know del libro publicado por la diseñadora de videojuegos Jane McGonigal, Reality is Broken.

Por lo tanto, y de momento, es normal que las ventas digitales en España no se muevan en las impresionantes cifras norteamericanas. Aunque si tenemos en cuenta que representan casi el 33% de las ventas totales (y sigue creciendo), estamos ante una cifra nada desalentadora.

Además, tenemos que tener en cuenta que a mayor número de gamers mayor número de ventas y de sesiones de juego, lo que se traduce en mayor número de descargas de juegos digitales con un gran impacto, como pueden ser League of Legends, Hearthstone, Overwatch, Destiny, etc.

Steam multiplica panes y peces, otras plataformas le bailan el agua

No hay mejor prueba para darse cuenta de que la venta digital pisa muy fuerte como entrar al portal del gigante digital Steam, propiedad de Valve. Las incontables ofertas, los miles de títulos disponibles, y su propia plataforma multijugador (entre otras cosas), dan buena fe de la maravillosa salud que tiene esta tienda online.

Pero lo más impresionante es leer artículos como el de Jugando en Linux en el que se asegura que Steam tiene 33 millones de jugadores diarios y 14 millones de usuarios concurrentes, ¡casi nada!

Entonces, está claro que con estas vertiginosas cifras la plataforma digital preferida de los usuarios es Steam.

Existen alternativas, como el cliente de GOG.com, GOG Galaxy, pero su catálogo más reducido (aunque sin el dichoso DRM) y su reciente llegada a la batalla de las plataformas multijugador, hacen que el número de usuarios sea menor, como apuntan desde Windows Central.

Aún así, si no tenemos en cuenta rivalidades dentro del sector, lo cierto es que las plataformas digitales hacen notar su influencia a través de las constantes ofertas y rebajas que ofrecen.

Steam, GOG.com y Humble Bundle (Store inluida) siempre disponen de las mejores ofertas del mercado, con precios extra jugosos. Nos podemos encontrar con descuentos antes de la salida de un juego (10 o 15%), o hasta un 30% de rebaja en títulos AAA con muy pocos meses de vida.

Está claro que la venta física de los títulos no puede competir con la agresividad con la que lo hacen estas plataformas. Es casi seguro que por esta razón, las versiones digitales acaparan cada vez más cuota de mercado.

Las consolas a la cola de lo digital, pero subiendo como la espuma

Los chicos de Huffington Post son muy categóricos en su ataque a la venta en formato físico, tildándolo de "viejo y obsoleto" y afirmando que esta práctica es un "malgasto de espacio y recursos".

¿Estamos ante la completa desaparición del formato físico?

También resaltan que las consolas (al igual que los ordenadores) necesitan la instalación de los juegos, al no ser capaces de reproducirlos directamente desde el Blu-Ray. Por no hablar de la mayor movilidad que nos ofrece el tener una biblioteca digital frente a una física. Nuestros juegos favoritos, siempre con nosotros.

Las ventas digitales en las PlayStation y Xbox Stores no han llegado aún a batir los niveles de descargas de plataformas como Steam, pero están en el camino.

Desde Forbes comentan que las declaraciones de Microsoft acerca de un futuro sin juegos en formato físico no iban muy desencaminadas. El aumento de ofertas y mejores juegos en los servicios de suscripción de Sony y Microsoft son parte del engranaje que empuja las ventas digitales.

No parece descabellado afirmar que el mercado digital puede comerse al mercado del videojuego físico en el universo de las consolas, a pesar de la nostalgia que muchas y muchos profesan por las colecciones de viejos títulos, el tirón actual de lo retro y el mercado de segunda mano.

Sin embargo, no parece que esta nostalgia vaya a ser capaz de parar el auge de las ventas digitales, ya que cada vez son menos los jugadores que tienen este "corazón retro" a flor de piel. Y es que los tiempos cambian, las mentes evolucionan y el tablero de juego se transforma.

¿Digitalización completa?

Lo que nos queda por ver es si la digitalización de las ventas de los videojuegos va a llegar a tomar la totalidad del mercado, o si las ventas de títulos físicos resistirán el envite de las descargas.

Parece que las nuevas generaciones, tanto de consumidores como de consolas, no van a tener ningún problema en desechar el formato físico favoreciendo el digital. Seguro los Blu-Ray serán, en poco más de una década, discos que pasen a decorar las paredes de alguna trasnochada discoteca.