¿Eres uno de esos listillos que se aprovecha de todo hijo de vecino para hacer su particular agosto vendiendo productos de los que ya no hay stock a precios desorbitados? Si es así, tus horas están contadas, al menos en lo que a la SNES Mini Classic se refiere. Si creías que Nintendo iba a fabricar muy pocas unidades de su "nueva" consola retro, estás de "desenhorabuena".

La especulación ronda a Nintendo como la halitosis a un zombie

La Gran N pretende que todas y todos los jugones que lo deseen puedan adquirir una SNES Mini Classic al precio recomendado de 79,99 dólares (66,55 euros al cambio aunque ya se puede reservar por 79,99 euros en varias tiendas españolas). Quieren terminar con la especulación que generan sus productos, una práctica que consideran un tanto desdeñable. Pero ¿cómo pretenden evitarlo?

Este es el cuerpo del deseo, la SNES Mini Classic Edition es la nueva víctima de la especulación. Business Insider

Más unidades en el horno

Según Juegos ADN, Nintendo quiere evitar a toda costa que sus seguidores tengan que gastar un extra de dinero al adquirir su SNES Mini Classic Edition el 29 de septiembre de 2017, por lo que Reggie Fils-Aimé (presidente de Nintendo America) ha asegurado que hay suficientes unidades en camino, afirmando que el stock es más que suficiente para que todas y todos podamos comprarla.

Parece que el presidente de la rama norteamericana de Nintendo quiere evitar que se vuelva a producir un desaguisado de precios como ya aconteció con la NES Mini, por lo que ensamblar más unidades para evitar un muy bajo stock parece la solución idónea a este problema especulativo.

Por tanto, no va a ser necesario que hagas ninguna oferta a ningún vendedor por un precio más alto que el de salida, a no ser que seas tan sumamente intranquilo y cabezudo como para no poder esperar a que se abran de nuevo las reservas/ventas de la SNES Mini. Obvio es que cada uno es bien libre de hacer lo que guste, pero luego no te quejes de haber gastado lo que no era necesario gastar.

¿Beneficia la especulación a las compañías?

Esta es una pregunta con una respuesta de doble filo. El sentido común y la fría lógica dictan que la especulación siempre va en beneficio del producto que genera tal expectación, pues se asegura que el número de unidades vendidas sea muy alto. Pero, como todo lo que roza lo "moralmente ilegal", jugar con los precios puede acarrear consecuencias.

El especulador es el que realmente gana con la transacción

Estas consecuencias no serían tanto para el vendedor o para el aprovechado que se gana unos euros extra a costa del prójimo, sino de la compañía que crea el producto. Sí, exactamente, la creadora es la que va a sufrir la ira y la rabia de sus fans, que la acusarán de aprovechada y oportunista, generando una nada desdeñable dosis de mala prensa.

Por lo que indican desde Portal TIC, Reggie Fils-Aimé no quiere que los Nintenderos acusen a la empresa nipona de ventajista, y asegura que los problemas con repentina especulación con su consola retro "se deben a situaciones que se escapan de nuestro control".

La especulación por bajo stock también afecta a la Nintendo Switch, por desgracia. ADSL Zone

Sea como fuere, lo cierto es que no es la primera vez que Nintendo sufre este tipo de varapalo, pues tanto la flamante Nintendo Switch como muchas de sus figuras Amiibo están en una situación similar. Desde luego, uno podría pensar que a los de la Gran N les va eso de crear una sensación de exclusividad con tanto limitar las unidades que producen.

Nintendo advierte que las Navidades pueden estar desprovistas de Switch

Aunque, lejos de beneficiar a la compañía en sí, ya que deja de ganar todo el margen que el especulador se endorsa sin ningún mal tiempo, esta práctica tan común en el mundo de los videojuegos sólo beneficia a los caraduras y oportunistas que ven en las bajas cifras de stock la mejor ocasión para enriquecerse un poquito más.

¿Pero qué recórcholis, retruécanos y carámbanos pasa con la Nintendo Switch?

Pues parece que lo que viene siendo habitual en las consolas que tienen un éxito desmesurado: la demanda es muy superior a la oferta, y por lo tanto, muy superior a la capacidad de Nintendo para producir unidades suficientes como para apaciguar el mercado, o así lo aseguran desde El Otro Lado.

Reggie Fils-Aimé concluye que es muy posible que de cara a las fechas navideñas (debido a un mayor volumen de ventas en este universo consumista) la Switch pueda verse agotada muy pronto al crecer las ventas por encima de las consolas fabricadas.

Entendemos que esto es una llamada a que aquellas y aquellos que deseen hacerse con una Switch desesperadamente lo hagan antes de Navidades, evitando así disgustos fácilmente solucionables que se producen al quedarse sin unidades disponibles para comprar.

La paciencia es una virtud que evitará que gastes lo que no tienes

Esperemos que Nintendo sea capaz de ofrecer una cantidad suficiente de videoconsolas lo suficientemente rápido como para evitar el enfado de los compradores por un lado, y por otro no perder muchas ventas de su Switch. Por que, como es obvio, si no hay ventas, no hay ingresos, y a ninguna compañía le interesa ese fatídico escenario.

Paciencia fiera, o te arruinarás

Nuestra recomendación si quieres hacerte tanto con una SNES Mini Classic Edition como con una Switch es que uses un poco el sentido común (a pesar de que es el menos común de los sentidos), y evites adquirir estas consolas a un precio mucho superior al oficial, pues realmente no es necesario.

Si aun así tu desesperación es tan absolutamente descomunal que no puedes dejar que tus billetes reposen en tu cartera, intenta buscar una oferta que no sea un atraco a mano armada. Ya te adelantamos que es muy poco probable que existan ofertas justas fuera de las tiendas habituales y "oficiales" que sí ofrecen precios equitativos, sin aprovecharse del consumidor.

Entonces, haz el favor de tener paciencia y siéntate o levántate, pasea o duerme, pero ocupa tu tiempo mental con algo más que infructuosas obsesiones con consolas agotadas. Ahora ya sabes que se van a reponer y que llegarán más unidades, así que un poquito de por favor. Y si eres uno de los aprovechados que hace dinero con los sueños y deseos de los demás, desde aquí te deseamos un muy infructuoso negocio, ¡por listo!