Desde su llegada al mercado de los juegos, Clash Royale se ha convertido en uno de los títulos más populares entre usuarios de iOS y Android. La creación de Supercell, que llegó a nuestras vidas en enero de 2016, ha conseguido superar todas las expectativas y ya cuenta con millones de jugadores en todo el mundo.

La Guerra de Clanes ha llegado con la última actualización de Clash Royale para sustituir al Cofre del Clan

Para analizar las claves de su éxito, es necesario hacer referencia a su constante empeño por renovarse. Las actualizaciones, ya sea para introducir nuevas cartas, arenas o sistemas de juego, son muy habituales en Clash Royale. Sin embargo, muy pocas veces ha lanzado tantas novedades como las que hemos descubierto en el último parche.

La desaparición del Cofre del Clan es un hecho, y en su lugar llegan las divertidas Guerras de Clanes. La noticia ha pillado por sorpresa a los seguidores del juego, que tendrán que acostumbrarse a este nuevo sistema de lucha para conseguir recompensas. Descubramos cómo funciona y de qué manera podemos salir victoriosos.

¿Qué es la Guerra de Clanes?

Según informa El Desmarque, tendremos tres oportunidades de conseguir cartas para nuestro clan durante el día de colección, mientras que el día de la batalla solo podremos jugar una partida. Es importante saber que no podremos elaborar un mazo con nuestras cartas habituales, sino que tendremos que elegir entre las que haya conseguido recolectar nuestro clan durante la preparación de la guerra.

Debemos tener nivel ocho o superior para poder participar en la Guerra de Clanes

Para poder participar únicamente es necesario cumplir dos requisitos: estar en un clan con más de diez jugadores y ser nivel ocho o superior. La guerra será iniciada por nuestro líder o algún co-líder, quienes tendrán en sus manos la posibilidad de participar o no en la batalla.

Cómo empezar una Guerra de Clanes

Para participar en una Guerra de Clanes, primero es necesario (obviamente) comenzarla. Como hemos mencionado ya, solo el líder o uno de los co-líderes de tu clan tienen el poder para empezarla. Una vez la inicien, podremos en en la pestaña Social este mapa:

Esta es la imagen inicial que nos ofrecerán las Guerras de Clanes. Clash Royale

Aunque ya lo hemos comentado a grandes rasgos, vamos a profundizar en el funcionamiento de estas guerras, que se transcurren a lo largo de 48 horas. Allá vamos.

Día 1: Colección

Durante este primer día podremos disputar hasta tres batallas. En función de si ganamos o perdemos, lograremos un cofre que, en caso de victoria, contendrá más cartas. Todo lo que ganemos durante esta fase pasará a formar parte de nuestro clan. Nuestro mazo saldrá precisamente de la colección del clan, aunque el nivel de las cartas en ningún caso podrá será superior al que tenemos en nuestra colección personal.

Si ganamos conseguiremos más cartas para nuestro clan. Clash Royale

Modos y misiones

Para conseguir estas cartas, como decíamos, podemos disputar hasta tres batallas. Lo haremos eligiendo nosotros mismos el modo de juego. En el mapa escogeremos si queremos jugar en doble elixir o muerte súbita, entre otros. También contamos con la opción de jugar 2vs2, aunque no es recomendable si no tenemos un compañero con quién hayamos preparado la batalla.

En la misma línea, conviene escoger nuestro mazo de acuerdo a cada modo de juego. Mientras en muerte súbita deberíamos elegir un mazo con una buena defensa y posibilidades de dañar la torre rival de forma sencilla (Minero o Barril de duendes, por ejemplo), en el caso del doble elixir vale la pena apostar con cartas potentes como el Gólem o el Megacaballero.

Día 2: Guerra

Tras el día de colección llega la Guerra, la jornada clave en la que nos jugaremos el resultado de la batalla. En esta ocasión únicamente contaremos con una oportunidad para ayudar a nuestro clan. No existirán reglas de torneo, ya que tendremos que luchar por la victoria con el nivel de cartas que hayamos conseguido el día anterior.

En nuestra batalla del día de Guerra podemos usar las cartas que hayamos ganado durante el día de colección

Una vez más, debemos recordar que solo podemos usar las cartas en el nivel en que estén registradas en nuestra colección personal. Por tanto, si tu clan ha conseguido un Dragón infernal a nivel 3, pero en tu colección lo tienes al 1, podrás usarlo a nivel 1.

Durante el día de Guerra solo disputaremos una batalla. Clash Royale

Los mejores consejos para salir victorioso

Mejor apostar por los tanques

Los tanques siempre son una apuesta ganadora. Tienen mucho aguante y una gran utilidad tanto para defender como para atacar. El Gólem, el P.E.K.K.A. o el Sabueso son una buena opción para comenzar un ataque desde detrás de nuestra torre. Mientras avanzan lentamente podemos acumular elixir y lanzar un potente ataque tras alguna de estas cartas.

Las construcciones serán tus grandes aliadas

Las cartas que hemos mencionado son un auténtico peligro, así que lo mejor es estar preparados para combatirlas. La mejor forma de hacerlo es, sin duda, utilizar estructuras. El Gólem o el Sabueso, que únicamente atacan construcciones, desviarán su camino si, por ejemplo, colocamos en el lugar adecuado una Torre infernal o una Lápida.

No subestimes el poder del factor sorpresa

Seguramente habrás sufrido más de una vez en tus propias carnes a los molestos Bárbaros de élite o Montapuercos. Sin duda son cartas molestas, más todavía cuando nuestro rival las esconde hasta el final. Combinar estas molestas cartas en los últimos segundos de la partida puede brindarnos la victoria in extremis o, al menos, conseguir empatarla.

La Descarga siempre es una buena idea

Desde Clash Royale nos sugieren incluir siempre en nuestros mazos la Descarga. Con tan solo dos gotas de elixir podremos eliminar tropas tan molestas como los Esqueletos, Duendes o Murciélagos. Además, recordemos que tiene el poder de reiniciar el ataque, por lo que es una opción ideal contra Chispitas o Dragón infernal.

Recompensas:

Al concluir la Guerra obtendremos una recompensa de acuerdo a nuestros logros. No solo conseguiremos un cofre, sino que además ganaremos trofeos para nuestro clan. Según la progresión entre guerra y guerra, nuestro premio mejorará equitativamente.

Así pues, nuestro clan puede estar en cuatro categorías: Bronce, Plata, Oro y Legendaria. A su vez, cada liga cuenta con tres escalones, por ejemplo: Plata I, Plata II y Plata III. De acuerdo a esta división, estas serán nuestras recompensas.

Bronce:

  • El peor cofre de Bronce: 630 de oro y 90 cartas (2 épicas y 18 especiales).

  • El mejor cofre en Bronce te da 1890 de oro y 270 cartas (6 épicas y 54 especiales). Una opción entre diez de conseguir legendaria.

 Plata:

  • El peor cofre de Plata: 1470 de oro y 210 cartas (5 épicas y 42 especiales).

  • El mejor cofre de Plata te da 2730 de oro y 390 cartas (9 épicas y 78 especiales). Una opción entre cinco de conseguir legendaria.

Oro:

  • El peor cofre de Oro: 2310 monedas y 330 cartas (8 épicas y 66 especiales). Una opción entre ocho de lograr legendaria.

  • El mejor cofre de Oro: 3570 monedas y 510 cartas (12 épicas y 102 especiales). Una opción entre tres de conseguir legendaria.

Legendaria:

  • El peor cofre de Legendaria te da 3150 de oro y 450 cartas (11 épicas y 90 especiales). Una opción entre cuatro de conseguir legendaria.

  • El mejor cofre de legendaria te da 4410 de oro y 630 cartas (15 épicas y 126 especiales). Una carta legendaria asegurada.

Como veis, Supercell ha dado un buen golpe en la mesa con su última actualización. Los jugadores tendrán que adaptarse al nuevo sistema, pero estamos seguros de que no tardarán en aficionarse a las nuevas Guerras de Clanes. El antiguo Cofre era más sencillo, pero este este sistema nos ofrece una buena dosis de entretenimiento extra. Además, no podemos negar que aporta un plus al ya de por sí divertido Clash Royale, ¿no os parece?