Sí, sabes que compras demasiados videojuegos, ¡demasiados!, y aunque tu comportamiento pueda ser perfectamente normal hoy en día al encontrarte sumido en una sociedad extremadamente consumista y ansiosa, estas "alocadas compras" minan tu poder adquisitivo, y también tu psique.

Las ofertas flash, el peor enemigo de tu cartera

No es que te tengas que preocupar excesivamente, pero sí que es necesario que comiences a preguntarte si es necesario comprar tanto juego si, al final, es muy posible que ni siquiera lo juegues. No estamos hablando de los juegos que llevas todo un año esperando, hablamos de estas megaofertas en Steam, GOG.com, PlayStation Plus, Games with Gold y en otros tantos sitios web en los que se puedan adquirir juegos.

Lo sabemos. Es muy difícil resistirse a gangas que te ofrecen unos cuantos juegos por lo que parece "poco dinero". La cuestión, en este caso, es si realmente es tan poco dinero. Si eres como el jugón medio, probablemente no aproveches una sola y jugosa oferta, sino que compras habitualmente.

Un ejemplo claro: ofertas flash en Steam que, aparentemente, son muy jugosas. 3D Juegos

¿Juegas a lo que compras?

Una de las primeras preguntas que tienes que hacerte es, ¿juego a todo lo que compro? Si la respuesta es afirmativa, tenemos que felicitarte, pues si has jugado, terminado e incluso repetido todos los juegos que tienes, es probable que no tengas demasiados, o que seas un jugador empedernido y tengas un buen sueldo (guiño, guiño).

Si no juegas a lo que compras, ¿te compensa el gasto?

Si tu respuesta es no, estás gastando por gastar, compulsivamente. Si realmente no juegas ni aprovechas lo que compras ¿por qué lo haces? ¿Acaso tienes Síndrome de Diógenes digital, o quieres impresionar a tus amigos con todo lo que tienes? Pues ninguna de esas realidades te deja muy bien parado.

Obviamente cada uno es libre de hacer lo que guste con su dinero pero, ¿y si ahorras para algo que realmente uses y quieras? ¿No sería una mejor opción? Seguramente, como muchos de nosotros, te dejes llevar por el impulso que crea el ver un muy buen juego a 15, 10 euros, o menos. Pero, de verdad, hazte la pregunta que viene a continuación.

¿Te compensa lo que compras?

Esta es una pregunta que has de tener muy en cuenta. Tienes el dinero, y tienes las ganas de hacer click sobre lo que ves pero, ¿compensa esa adquisición? Pongamos un ejemplo, no es lo mismo gastarse 15 o 20 euros en un título que hace 5 o 6 meses estaba a 60 euros y es un juego triple AAA al que siempre has querido jugar, que gastarse 40 euros en un triple AAA que sabes que ni te va ni te viene.

Como ves, para acceder a los mejores juegos del pack tienes que pagar más. Steam Unpowered

Es importante que al comprar tengas en cuenta el rendimiento que le vas a sacar al juego que te has pillado. Si es un juego al que vas a jugar sí o sí, y lo vas a terminar porque es algo que llevas tiempo esperando, adelante, aprovéchate de cualquier oferta que haga más barata esa compra. Si no es así, y sólo es un juego que quieres "probar", ¿por qué no esperas a que esté realmente barato o pasas de él y esperas a uno que te guste mucho más?

Una cosa que tienes que entender es que las compañías saben que todas y todos tenemos un impulso consumista a día de hoy, y qué mejor manera de reforzar ese sentimiento que haciendo ofertas flash o poniendo precios realmente bajos.

Esto es especialmente cierto en plataformas de venta digital como Steam, GOG.com o Humble Bundle, que ofrecen (con cierta asiduidad) packs de videojuegos a un precio realmente llamativo. Lo que ocurre muchas veces es que algunos de los juegos en estos packs, ni son nuevos, ni son interesantes. Vamos, que nos están incluyendo extras totalmente superficiales en un precio que, aunque contenido, no deja de ser más beneficioso para la plataforma que para el consumidor.

Lo mismo se podría decir de servicios de suscripción como PlayStation Plus o Games with Gold, ya que son raras las ocasiones en las que se te ofrecen 3 o 4 juegos que realmente merezcan la pena. Puede haber uno (o si tienes suerte dos) que sea lo suficientemente bueno, y reciente, como para compensar el desembolso mensual, trimestral o anual que suponen estos servicios. Si no juegas mucho online, deberías sopesar si realmente te compensa el gasto.

Está bien disponer de un abundante catálogo de juegos pero, ¿has jugado a todos ellos? PlayStation Blog

¿Para qué quieres 5 juegos extra que ni te interesan, si sólo vas a jugar a uno de ellos? Si la oferta no te permite adquirir el juego por separado a un buen precio, es más que probable que estés pagando de más por lo que estás comprando. Así que no te dejes engañar nunca por esta inteligente treta de las ventas digitales.

¿Te olvidas de lo que compras?

Si eres de los que compra sin ton ni son, ¿podrías confirmarnos que sabes todos los juegos que tienes (los hayas jugado o no)? ¿Todos, todos? ¿Verdad que no? Y es que si compras mucho es poco probable que te acuerdes de todo lo que has amasado, sobre todo si lo has comprado a través de una plataforma digital, o has ayudado a financiar una campaña de Kickstarter o Indiegogo.

Llega un momento en el que tienes tanto, que se hace complicado llevar buena cuenta de las compras para luego poder jugarlas. Te invitamos a que des una vuelta por tu biblioteca digital de Steam, PlayStation Store o cualquier otra y verifiques si tienes algún juego "perdido", que habías comprado, pero cuya adquisición ya no recuerdas.

Steam cuenta con una biblioteca muy bien organizada y clara, permitiendo filtrar tu búsqueda. Fanaru

Entonces, ¿cómo puedes evitar este tipo de olvidos? Pues mediante los gestores de descarga y bibliotecas digitales que tienes en los diferentes sitios de venta online. El mejor, sin duda, es el de Steam, pues te permite ver todos los títulos que has comprado, los instalados, los jugados y, algo bastante interesante: filtrar tus compras según determinados parámetros.

De esta forma podrás evitar "perder" esos juegos que habías adquirido pero que nunca habías jugado. Otras plataformas que ofrecen una buena organización y búsqueda son GOG.com y la PlayStation Store. La biblioteca de compras en Xbox Live! aún tiene bastante que aprender puesto que es más sencillo ver lo que has instalado que lo que has comprado, pero seguro que Microsoft mejorará este punto en un futuro para facilitarte las cosas.

Compra, pero compra con cabeza

Puedes comprar lo que quieras, cuando quieras y como tú quieras. Sin embargo, después de haber leído este artículo esperamos que hagas tus compras y aproveches las ofertas con mucho más sentido común. A todos nos gusta tener una buena biblioteca de juegos, de esas interminables, para saciar nuestras horas muertas o esos momentos de ocio que nos embelesan los pulgares.

Te recomendamos que lleves una mejor cuenta de lo que adquieres para que no gastes por gastar y tengas suficiente dinero para comprar lo que realmente te importa. Recuerda, comprar 5 juegos de los que sólo te interesa uno no es una buena compra, sea por el precio que sea. Así que, cada vez que te asalte el impulso de compra pregúntate: ¿por qué lo hago?