Después de más de veinte años, los fans de Age of Empires al fin pueden disfrutar del renacimiento de su juego preferido. Debutó en 1997 y, tras su aniversario el pasado mes de octubre, Microsoft Studios decidió traerlo de vuelta de la mano de Forgotten Empires, como anticipo al esperado Age of Empires IV.

La mejora de los gráficos es una de las novedades principales

El clásico de Ensemble Studios ha regresado con fuerza gracias a Age of Empires: Definitive Edition, y parece que va a dar mucho de qué hablar. El remake ha actualizado la jugabilidad y los gráficos, pero hay otras muchas innovaciones.

¿Quieres conocer todas las novedades que trae Age of Empires: Definitive Edition? Pues no dejes de leer, porque vamos a analizar todas sus fortalezas y debilidades.

El espíritu de Age of Empires

Antes de profundizar más en esta remasterización, es necesario recordar la esencia de la versión original. Age of Empires llegó en 1997 con la idea de convertirse en un referente de su género. Así, el equipo de Ensemble Studios trabajó para mejorar el sistema de recursos de grandes éxitos como Warcraft: Orcs & Humans y combinarlo con una recreación de nuestra historia, concretamente la etapa entre la Edad de Piedra hasta la de Hierro.

La simplicidad de sus batallas en tiempo real fue la clave de un éxito que todavía hoy perdura. Age of Empires posee un espíritu que lo convierte en un juego de estrategia imprescindible, y eso es algo muy complicado de reproducir, sobre todo cuando han pasado ya veinte años desde su lanzamiento.

¿Supera a la versión clásica del juego?

Forgotten Empires se encontraba ante el complicado reto de rescatar un clásico inolvidable. Debían respetar su esencia, por supuesto, y además mejorarlo para ofrecer a sus jugadores un aliciente extra. Así, era importante también recuperar la competitividad y despertar una vez más las ganas de jugarlo.

Todos los mapas han sido rediseñados

A nivel general, es evidente que los gráficos han mejorado notablemente. Sin embargo, parece que un importante problema podría arruinar por completo nuestra experiencia en Age of Empires: Definitive Edition: el comportamiento de la IA. Profundicemos en el tema.

Fortalezas

Gráficos

Como decíamos, una de las grandes fortalezas de este remake son sus gráficos mejorados. El juego está en 2D, pero los modelados en 3D, tal y como informa Vida Extra, han sido implementados para ganar profundidad y mejorar aspectos como el derrumbe de los edificios.

Además, Age of Empires: Definitive Edition incluye varios grados de zoom para poder apreciar los detalles o alejar la cámara cuando queramos controlar mejor la situación.

Mejora de la interfaz

Al mejorar los gráficos, la interfaz mejora también. En esta remasterización podemos ver a simple vista todas las opciones y, de la misma forma, el juego nos avisa cuando, por ejemplo, un aldeano está inactivo. Tal y como asegura Xataka, Age of Empires: Definitive Edition arrasa en lo relativo a la interfaz y la gestión de las unidades.

Rediseño de las Campañas

En el clásico de 1997 podíamos jugar diez Campañas de dificultad cada vez mayor. En el caso de este remake, no hay cambios, pero sí un rediseño total de los mapas.

Su gran debilidad: una IA algo desastrosa

Como hemos comentado ya, la principal debilidad de Age of Empires: Definitive Edition se encuentra en el comportamiento de la inteligencia artificial. Dicho de otra forma, nuestros propios aldeanos son un enemigo más. En ocasiones olvidan la tarea que les hemos encomendado y, otras veces, se atascan cuando no hay mucho espacio.

La IA del rival te dará la victoria si tienes paciencia

Las unidades tienden a quedarse en la posición inicial cuando las movemos en grupo y la IA del rival prácticamente regala la victoria al comportarse de forma extraña a mitad de partida. Demasiados aldeanos se desplazan para cortar madera y las granjas quedan casi vacías, por lo que sus recursos comienzan a mermar.

Podrían llegar nuevas características y expansiones

Adam Isgreen, director creativo del juego, cuenta en una entrevista con IGN el motivo por el que decidieron traer de vuelta el famoso Age of Empires: "Hemos hecho cosas con Age of Empires II, Mythology y el III, pero nunca hemos vuelto al pasado para decir, ‘¡mira! Age of Empires I es grandioso, hagamos algo con él’. Esa fue, en gran medida, nuestra motivación; además, como fanáticos de la franquicia, creímos necesario volver a trabajar con el título que empezó todo".

El reto principal fue que empezamos a trabajar con el código original, el cual fue escrito hace más de 20 años, y muchas cosas han cambiado desde entonces, desde el proceso de pensamiento, hasta la forma en que éste es implementado hoy en día. Tomando en cuenta lo anterior, tuvimos que enfrentarnos a varios retos de ingeniería al momento de cambiar y solucionar varios problemas.

Isgreen adelanta que podemos disfrutar también de una característica para crear tu propia campaña. Tampoco descarta el diseño de alguna expansión, aunque todo depende de la acogida que tenga el juego.

Nuestro plan es escuchar a nuestros seguidores y si ellos quieren más de Age of Empires I, haremos algo para complacerlos. Esta franquicia siempre se ha dedicado con mucha pasión a la comunidad, así que nuestra misión es entregarle contenido.

Como veis, Age of Empires: Definitive Edition tenía todas las papeletas para convencer a millones de jugadores. Sus gráficos mejorados y la mejora de su interfaz suponen un gran atractivo, pero los defectos de la IA podrían arruinar las expectativas de sus creadores. Solo es cuestión de tiempo ver cómo reaccionan los fans de la saga y conocer cuál es el futuro de esta remasterización.