La industria tecnológica nunca deja de innovar y mejorar los productos que año tras año nos presenta. Como consumidores sabemos que algunos de estos productos son más un beneficio comercial para las compañías que una mejora del artículo en sí para nosotros. Sin embargo, estas pequeñas o grandes mejoras tecnológicas tienen un gran impacto en nuestro día a día, y también en nuestros bolsillos.

Jugar a una mayor resolución conlleva una serie de condiciones

Sabemos que, como gamer, quieres lo mejor de lo mejor en lo que a tecnología se refiere y, si no es lo mejor, te desvives por conseguir lo que más se acerque a ello. Esto te lleva a considerar productos caros como las nuevas televisiones 4K, o las futuras pantallas 8K, para que tus juegos luzcan como nunca antes lo habían hecho pero, ¿puedes aprovechar realmente estos avances?

El 8K aún no ha llegado a los hogares del mundo, pero lo hará muy pronto. Criticón

La distancia, tu mejor amiga

Resulta que si quieres sacar todo el rendimiento a las nuevas resoluciones de tus pantallas o monitores, necesitarás tener una distancia concreta entre tus ojos y la pantalla. Es decir, en el monitor de un portátil de 15" la resolución 4K puede apreciarse si nos situamos a una distancia muy corta. Para que lo entiendas comparativamente, en Xataka explican que la distancia ideal para apreciar contenido 4K es tener un panel de 55" y situarse a 1 metro del mismo.

Piensa en tu pantalla como si fuera una tela en la que has de pintar

Por lo tanto, una pantalla relativamente menor, necesitará que te sitúes mucho más cerca para apreciar todos los detalles de las ultra-resoluciones. Aunque tus ojos sean capaces de distinguir la resolución de tu pantalla o de tu escritorio (imágenes más grandes o más pequeñas), no serán tan buenos a la hora de ver los puntos por pulgada, es decir, el nivel de detalle total de la imagen.

Si estás pensando en hacerte con una pantalla 4K o 5K o, en un futuro, 8K, has de ser consciente de que cuanto mayor sea la resolución, mayor ha de ser la pantalla para que puedas apreciar realmente todo el esplendor y la gloria que los desarrolladores han sido capaces de imbuir a su videojuego. Piensa en el panel como una tela, cuanto más grande sea esta, más cosas podrás pintar y más sitio tendrás para colocar todos los elementos de la composición.

Esta premisa es cierta cuando tenemos en cuenta la distancia de visualización. Desde luego, si te acercas mucho a una pantalla de 55" y no mantienes una distancia de 1 metro, la imagen se verá peor, y serás casi capaz de notar los píxeles que componen la imagen. Antes de adquirir cualquier producto de ultra-definición hazte dos preguntas ¿a qué distancia voy a estar de la pantalla? y ¿de cuánto espacio dispongo?

Ni que decir tiene que, si no tienes mucho espacio para tener una tele lo suficientemente grande y para poder respetar la distancia recomendada, un televisor o monitor Full HD o 2K deberían de ser suficientes para cubrir tus necesidades. Y es que si no puedes aprovechar una mayor resolución, de poco te servirá tenerla. Pese a que puedas pensar que tus juegos se verán mejor, tus ojos no serán capaces de apreciarlo.

La gran estrategia de venta: la necesidad innecesaria

La industria tecnológica y la del videojuego, y como todas las empresas que quieren obtener buenas ganancias, son tremendamente hábiles a la hora de crearte necesidades que son realmente innecesarias.

Calcula el espacio del que dispones y luego, compra

La barrera mental y la frustración que te produce el no saberte dueño de lo que, supuestamente, es mejor y más avanzado, termina por hacer que tus bolsillos se vacíen y tu casa se llene con otro aparato más que no es necesariamente mejor que el que ya tenías.

Con esto no queremos decir que las nuevas ultra-resoluciones no sean necesarias en sí, sino que es probable que no puedas sacarles el rendimiento necesario si no tienes en cuenta factores como el espacio y la distancia a la que vas a usar la pantalla que vas a comprar. Como especifican desde Unocero:

Una pantalla similar [55"] de 8K (7680×5320) a esta misma distancia [1m] supera al ojo con 20 ppp por lo que en este caso necesitaríamos una gran sala con una distancia de, al menos, 5 metros para disfrutar en su totalidad esta resolución.

(Subtítulos disponibles en español)

Entonces, una resolución mayor es mejor para apreciar las videojuegos con todo lujo de detalles, pero tu capacidad de visión está limitada por los factores que ya hemos descrito anteriormente, y tenerlos en cuenta es fundamental a la hora de tomar una buena decisión que no vaya en tu propia contra.

Más no siempre es mejor

Una resolución brutal, no siempre va a ser la mejor para jugar a determinados títulos pues, como ya sabes, el equipo del que dispongas y las tarjetas gráficas que contengan van a ser también parte fundamental a la hora de correr un juego a una alta resolución. Una vez más, si no dispones del equipo necesario para poder aprovechar las nuevas resoluciones del mercado, espera o confórmate con las que sí puedes aprovechar.

Recuerda que la distancia y el espacio de los que dispongas afectarán directamente a tu experiencia de juego y, lo mejor es que revises cómo, cuándo y dónde vas a jugar habitualmente para que luego no vayas diciendo que no notas diferencia alguna en las resoluciones, o termines quemando tus imprescindibles globos oculares, dañando o empeorando irremediablemente tu visión. Si tomas una decisión, asegúrate que las cartas siempre jueguen a tu favor.