El estrés es un de los grandes males endémicos de nuestra sociedad actual, y su efecto termina siendo nocivo para nuestra salud, llegando a afectar a nuestro sistema inmunológico si se prolonga mucho en el tiempo, como demuestran Gómez González y Escobar en su artículo.

Videojuegos "quita-estrés" que ayudan a reforzar la productividad laboral

Entonces, es obvio que tendríamos que reducir las causas que nos producen altos niveles de estrés para que no lleguemos a sufrir sus consecuencias. El trabajo es una de esas causas que generan un alto volumen de estrés, debido a factores como la responsabilidad, la eficacia, las horas extra, etc.

Muchas veces ni nuestros jefes, ni nosotros mismos, somos conscientes del estrés que generamos o acumulamos a diario en nuestros puestos de trabajo, lo que termina por incidir, sigilosamente, sobre nuestra productividad y salud.

Jugar, un arma muy eficaz contra el estrés laboral

Es por esto que se torna completamente necesario el tener una vía de escape, un reposo, a lo largo de la jornada productiva, con el fin de paliar o reducir la acumulación de estrés y sus insalubres consecuencias.

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Central Florida demuestra que los videojuegos son una herramienta eficaz para combatir el estrés laboral, ya que su uso en las pausas diarias permite reprogramar tanto el ánimo como la conducta ante situaciones estresantes.

La mejor desconexión, no es tener sexo, es una buena sesión gaming con un buen videojuego

Entonces, lo ideal sería que todos los jefes de la Tierra tomasen buena nota y permitieran a los trabajadores esta efectiva forma de relajarse ante la presión inherente a su puesto de trabajo. No es algo fácil de lograr, seguro, ya que es probable que las empresas no estén muy por la labor de introducir descansos tan "ociosos".

De todas formas, se termine aplicando a espacios de trabajo estresantes o no, lo cierto es que los juegos suponen una buena forma de canalizar nuestra energía en una actividad que rompe con la rutina, y nos obligan a concentrarnos plenamente en superar el desafío que nos proponen.

Haz tu propio cóctel vitamínico "videojueguil"

¿Qué es lo que hacemos habitualmente al salir del trabajo? ¿Unas cañas con los colegas? ¿Un poco de Netflix? ¿Una sesión sexy a la luz de dos velas y un suave aroma a incienso? ¿Una cena ligera y una larga visita a los dominios de Morfeo?

Seas más pro-juergas, más dormilón, o más picaruelo, la verdad es que estás errando en la forma de desconectar del trabajo. Un estudio de la Universidad College de Londres ha demostrado que los videojuegos son la forma más efectiva de olvidarse de lo que pasa en el curro, incluso más que el sexo.

Los espacios ludificados generan empresas más felices y más productivas

Este dato no nos sorprende demasiado, y más si tenemos en cuenta que los videojuegos suelen requerir un nivel de concentración alto por nuestra parte, lo que, evidentemente, hace que "evadir" la rutina diaria sea posible. Esto no quiere decir que no podamos distendernos con otras actividades que nos plazcan, por supuesto, pues en la mesura y en la variedad está el gusto.

Es interesante el dato que aportan en Science Daily, pues parece que son los trabajadores que usan los videojuegos como "descanso" durante y después del trabajo, los que realmente reconocen sentirse mejor a posteriori, frente a los que sólo descansan en silencio o los que participan en relajaciones guiadas que no experimentan tal efecto.

Lo que se desprende de los estudios mencionados es que los videojuegos ayudan a los trabajadores a "recargar" las pilas y a sentirse con energías renovadas como para enfrentar una nueva tanda de tareas o labores relativas a su puesto.

(Subtítulos disponibles en español)

Precioso en papel, ¿y en la práctica?

Que prestigiosos científicos y universidades demuestren que los descansos aderezados con una satisfactoria sesión gaming sirvan para reducir el estrés en nuestro entorno laboral está bien, pero ¿existen ya empresas que lo apliquen actualmente o es esto un cuento chino del Japón Imperial?

Pues, por fortuna, la respuesta es en positivo. Sí existen empresas que usan la "gamificación" o ludificación, incluir una actividad que resulte lo suficientemente divertida y entretenida, del espacio laboral.

Recordemos, como bien definen desde BlogThinkBig que la ludificación consiste:

[E]n usar juegos y/o elementos de los juegos para hacer que alguien se vuelva más productivo aumentando su compromiso, organización, aprendizaje, evaluación y flujo de trabajo.

Además, en este artículo de BlogBigThink, se hace mención especial a grandes empresas como Google, Facebook y YouTube, que han diseñado espacios en sus oficinas en los que sus trabajadores tienen acceso a un área de juegos, incluyendo videoconsolas.

¿Se extenderá la gamificación a todas las empresas?

Un dato especialmente relevante es el mencionado por Co.Design en su artículo, que relata una investigación llevada a cabo por la Universidad de Konstanz en la que se analizaban las sensaciones de 15.000 trabajadores en 107 empresas alemanas.

La investigación mencionada en el artículo anteriormente expuesto confesaba que aquellas empresas que disponían de espacios ludificados en sus instalaciones y permitían el uso de videojuegos a sus empleados en los correspondientes descansos, experimentaban una mayor productividad.

(Subtítulos disponibles en español)

La Universidad de Konstanz pudo relacionar de forma efectiva que las empresas pro-gaming consiguen que la mayoría de sus empleados se sientan más jóvenes (4,4 años de promedio) lo que crea una serie de dinámicas laborales que fomentan el trabajo en equipo y una "competición" sana entre los empleados, aumentando así el interés de los trabajadores y su rendimiento.

Parece que podemos extraer dos conclusiones muy claras de los estudios mencionados a lo largo del artículo:

  1. Los videojuegos son una herramienta muy eficaz para reducir ampliamente el estrés generado en horas laborables (sea tanto durante las pausas en el puesto de trabajo, sea después del horario de trabajo) y reconvertirlo en una sensación de bienestar que ayuda al empleado a retomar su actividad con más energía y perseverancia.

  2. Las empresas que han dinamizado sus espacios contando con salas ludificadas o "gamificadas", generan una mayor comodidad en sus empleados que no sólo se sienten más jóvenes y con una mayor fuerza vital, sino que además ven aumentado tanto su interés como su desempeño, generando compañías más competitivas y con una mayor productividad neta.

¿De casos concretos a la globalización de la gamificación?

La gran duda que nos asalta es si esta filosofía de la ludificación, que sólo parece estar presente en un número limitado de empresas (en su mayoría grandes empresas con una capacidad económica considerable), se extenderá a todas las empresas posibles, susceptibles de aumentar los datos mencionados en el punto anterior.

Nos parece que, a pesar de que sea una realidad que los videojuegos ayudan a liberarse del estrés y a ser más productivos, ciertas empresas (debido a sus características ideológicas y/o económicas) no van a poder, o no van a querer implantar un sistema que, a priori, es posible que les genere recelo.

En nuestra cultura, el hábito de pensar que algo lúdico o entretenido no es serio está bastante extendido, por lo nos imaginamos que aquellas empresas que se consideran más "serias" o son más "corporativistas", no verán con buenos ojos que sus trabajadores jueguen a Tomb Raider en lugar de estar disfrutando de su descanso en un sillón tapizado, con la única compañía de un café, un periódico y, posiblemente, sus pensamientos.

Esperamos que el futuro nos tome por sorpresa y nos demuestre que estamos completamente confundidos, porque no habrá nada mejor que tener que desdecirse en caso de que los videojuegos conquisten las pausas laborales. Será una muy dulce derrota que asumiremos inmediatamente desde un puff de microfibra, con la compañía de nuestros colegas, varios mandos y, posiblemente, varias videoconsolas.