Resulta muy probable que hayas oído hablar de las personas autistas o, simplemente, del autismo. Lo que seguramente sea menos probable es que conozcas exactamente qué significa este trastorno, qué consecuencias tiene para las personas afectadas y qué podemos hacer nosotros, quienes no tenemos dicho trastorno, para ayudarles a integrarse en la sociedad y que su día a día sea lo más ordinario posible. De hecho, también puedes echarle un vistazo al artículo que hemos publicado anteriormente acerca de este trastorno.

El entretenimiento y la cultura ayudan a hacer visibles aspectos de la vida que suelen pasar desapercibidos

Se me ha ocurrido utilizar tres ejemplos de cultura y entretenimiento que pueden ayudarte a enfocar de una manera totalmente distinta tu mente. Si quieres conocer qué serie, qué película y qué novela te propondré a continuación, solamente tienes que continuar leyendo este artículo. Y recuerda que, aunque exista un día especial para la concienciación de este trastorno, quienes lo padecen necesitan de nuestro entendimiento 365 días al año.

Atípico

El último éxito de Netflix es una serie que explora, desde el punto de vista de un adolescente que sufre de autismo, el universo de la dolencia en un tono de humor, que a mi modo de ver le viene perfectamente. Pero, ¿qué es el autismo? Según la definición que podemos encontrar en la página web del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, estamos ante el denominado Trastorno del Espectro del Autismo. Las personas que lo sufren ven afectado su desarrollo neurológico y cerebral.

La interacción de las personas autistas con otra gente pueden ser complicada

Algo que la serie aborda perfectamente es la interacción del protagonista con otras personas. De hecho, las grandes dificultades que sufren estas personas se ven reflejadas en la comunicación, además de otro tipo de conductas de pensamiento. La capacidad de adaptación de los individuos a las distintas situaciones diarias es limitada en muchos aspectos.

Rain Man

Una de las grandes películas de la década de los años 80 es Rain Man. En ella se nos cuenta la historia de dos hermanos que el destino une de forma casual. Uno de ellos, el hermano interpretado por Dustin Hoffman, sufre de autismo, aunque en esta ocasión su dolencia conlleva una inteligencia desmedida. ¿Qué hay de cierto en esta relación que el cine puso encima de la mesa?

La inteligencia y el autismo guardan cierta relación

En un artículo, publicado por la revista Muy Interesante, se menciona un estudio realizado en Reino Unido y Australia, que pretendía medir la correlación entre autismo e inteligencia por encima de la media. El denominado Síndrome de Silicon Valley enfatiza esta relación y pone de manifiesto, en palabras de Nick Martin, investigador del Instituto para la Investigación Médica de Queensland, una afirmación sorprendente:

Esta investigación sugiere que los supuestos genes del autismo confieren efectivamente una ligera ventaja intelectual a su portador cuando no sufren el trastorno.

Tener un hijo con autismo

A pesar de que el cine y las series de televisión sean maneras tentadoras de conocer todo tipo de asuntos relacionados con nuestro mundo, la literatura siempre será la puerta hacia la imaginación y el conocimiento. En este rincón quería hacer mención especial al libro que lees en el título de este apartado del artículo. La autora, Melisa Tuya, quiere contarnos su experiencia como madre de un niño con este trastorno.

La literatura abre muchas puertas en nuestra cerrada mente

Aún no he podido leer el libro, pero creo que para tratar un asunto tan delicado y que puede incomodar a mucha gente que desconoce qué se oculta detrás de sus síntomas, es necesario escuchar las palabras de alguien que vive su día a día con el autismo. Además, si quieres seguir un poco la historia de esta mujer y su familia, puedes indagar un poco más en su propio blog. Acércate a las palabras de una Madre Reciente, que es como ha llamado a su rincón en la red, y descubre una realidad tan cercana y directa que resulta enternecedora.