El planeta Tierra es una fuente de vida casi inagotable. Millones de especies animales totalmente diferentes habitan en él, dando lugar a la impresionante biodiversidad con la que contamos. Mamíferos, aves, reptiles, peces, insectos… La variedad hace de este planeta algo único.

El planeta Tierra es increíblemente rico

La vida en nuestro planeta es posible gracias a una serie de circunstancias que se dieron al mismo tiempo, fruto de la casualidad. Poseemos una estrella en la etapa media de su vida y estamos a una distancia idónea de ella. Esto hace posible que el agua, una de las sustancias más importantes del universo pueda encontrarse en sus tres estados sobre la superficie de la Tierra.

Además, gracias a los primeros seres vivos que surgieron, poseemos una atmósfera rica en oxígeno, respirado por miles de millones de criaturas. Este ocupa un importante papel en nuestra atmósfera, que nos protege de múltiples peligros del exterior.

Como puedes ver, no es nada fácil contar con las condiciones necesarias para que la vida se desarrolle de manera tan exuberante. Por lo tanto, hablamos de un equilibrio de fuerzas que puede ser alterado con notable facilidad. Los científicos ya nos han avisado, debemos ser muy precavidos.

Proteger la biodiversidad de nuestro planeta es lo más importante. Actualidad RT

La mano del hombre

Sabemos de sobra que estamos destruyendo el sensible equilibro de nuestro planeta. Sabemos de sobra que conductas como el uso de combustibles fósiles, la deforestación, y la caza y la pesca desmedidas están provocando estragos en multitud de ecosistemas distintos. Sin embargo, lo que no conocemos tan bien, son las consecuencias que esto puede tener.

Nuestros actos tienen consecuencias, y pueden ser muy graves

Uno de los grandes problemas es la pérdida de la tan importante biodiversidad que mencionábamos anteriormente. Como podemos leer en Xombit, existen estudios que hablan de una reducción de más del 50% de especies animales durante los últimos 40 años. Pero, ¿cómo nos afecta la pérdida de biodiversidad a cada uno de nosotros?

Especies que jamás conoceremos

Como apuntan desde La Vanguardia, el inmenso número de especies diferentes que viven en la Tierra presentan un pequeño problema. Aún no hemos conocido muchas de ellas. Se han realizado numerosos estudios a lo largo de los años, todos asegurando ser los más exhaustivos. Sin embargo, es complicado saber el número de especies existentes.

Podríamos perder seres antes incluso de conocerlos

Lo que sabemos con total seguridad es que aún nos quedan muchas por descubrir. Existen lugares a los que aún no hemos podido llegar, y los rincones más escondidos de las selvas, los fondos más profundos de los océanos, son ejemplos de ello. Si seguimos tratando de esta manera a nuestro planeta, muchos seres vivos desaparecerán antes siquiera de que podamos descubrirlos.

Desequilibrio en las cadenas tróficas

Según el diccionario, un ecosistema es "un sistema biológico constituido por una comunidad de seres vivos y el medio natural en el que viven". Desde un charco hasta una selva, todos son ecosistemas. En ellos se crea un complejo entramado de seres que conviven en equilibrio.

El orden puede ser muy importante

La desaparición de algunos de estos seres puede desestabilizar todo el sistema, contribuyendo a la destrucción de tan delicado escenario. ¿El resultado? La alteración de las cadenas tróficas, es decir, la jerarquía de animales que se alimentan unos de otros, puede causar desde plagas hasta la destrucción de grandes áreas vegetales.

Un ecosistema no es sólo un grupo de especies

Ya sabes que podemos encontrar ecosistemas prácticamente en cualquier lugar del planeta, desde el ártico al desierto. Sin embargo, debes tener en cuenta que no hablamos únicamente de un grupo de seres vivos que conviven en una misma área, sino que un ecosistema va mucho más allá.

Como bien reflejan desde Rainforest Conservation Fund, en un ecosistema tienen lugar una serie de interacciones únicas. En ellas participan todos los seres vivos, con relaciones de parasitismo, depredación, simbiosis, y otras tantas, pero también el propio medio. Estas pueden llegar a marcar desde el aspecto de la zona hasta los nutrientes presentes en el suelo. Cualquier cambio, por tanto, podría ser desastroso.

Menos oportunidades para nosotros

Muchas de las sustancias utilizadas en el ámbito de la farmacología son de origen natural, es decir, que provienen de diferentes especies vegetales. Es más, existen muchas esperanzas en que el descubrimiento de nuevas plantas contribuya a la creación de nuevos fármacos que ayuden a curar enfermedades ahora complicadas.

Ámbitos que no imaginabas dependen de ello

¿Qué pasaría si seguimos perdiendo seres a esta velocidad? Sí, estás en lo correcto, es muy probable que perdamos la oportunidad de aprovechar muchas sustancias que aún no conocemos, como resultado de la desaparición de los seres vivos que las contienen. La reducción de especies se traduce en una reducción de nuestras posibilidades y oportunidades.

El momento es ahora

Debes tener en cuenta de que hablamos de un tema realmente serio, y algunas de estas posibles consecuencias dan fe de ello. La riqueza que posee este planeta debe ser protegida sobre cualquier otra cosa.

Si no reaccionamos a tiempo, y puede que ya sea tarde, podríamos entrar en un proceso sin retorno, en el que acabemos diezmando gravemente las posibilidades de la Tierra. El momento es ahora, el cambio de actitud debe tener lugar ya.