La ingeniería genética constituye una serie de técnicas destinadas al control y la transferencia del ADN, que posibilitan la corrección de errores genéticos, la modificación de especies y la creación de otras nuevas. Gracias a ella pueden lograrse cosas hasta hace poco impensables.

La ingeniería genética es el futuro

Nos encontramos ante un ámbito que crece cada día más, y no es de extrañar, ya que las posibilidades que otorga son infinitas. Si podemos controlar la información genética presente en el ADN de una célula, podremos hacer casi cualquier cosa con ella. Sin ir más lejos, hace poco os contábamos cómo un grupo de investigadores había logrado programar una célula humana, como si de un ordenador se tratase.

Debes tener en cuenta que el ADN, que se encuentra en el interior de cada una de tus células, es un entramado de información genética. Esta se presenta en forma de diminutas fibras entrelazadas, dando lugar a los cromosomas y los conocidos genes. Los expertos en ingeniería genética son capaces de modificar esas fibras, cortando y uniendo trozos, cambiando la información que estos contienen. ¿Para qué pueden usarse estas técnicas?

Curando antes del nacimiento

Hoy hablaremos de un trabajo que ha sido realizado por científicos de la Oregon Health and Science University de los Estados Unidos y que ha sido publicado en la MIT Technology Review. Estos han utilizado una novedosa técnica para modificar la información genética de unos embriones humanos. ¿Cómo lo han logrado?

CRISPR-Cas9 es el nombre de la novedosa técnica

La técnica que han utilizado se encuentra dentro del grupo de las llamadas CRISPR. Como podemos leer en Wikipedia, estas son las siglas en inglés de los términos “repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas”, y habla de las repeticiones secuenciales que podemos encontrar en cualquier cadena de ADN. En concreto han usado la novedosa CRISPR-Cas9.

Los responsables de la investigación pretendían arreglar cualquier error presente en el ADN de los embriones, para prevenir así la formación de enfermedades. Se convertirían así en los primeros en lograr crear embriones humanos genéticamente modificados. El director del estudio, Shoukhrat Mitalipov, no tenía ninguna duda de que lo conseguirían. De hecho, así fue.

Como bien reflejan en Muy Interesante, la información genética de la mayoría de embriones que se utilizaron fue correctamente modificada. Los errores presentes en sus genes fueron arreglados gracias a un corta y pega genético que va a dar mucho que hablar durante los próximos años.

Las implicaciones éticas y legales impiden su desarrollo

Los embriones fueron fecundados en el propio laboratorio y tras las intervenciones no se desarrollaron mucho más. Esto no fue debido a que murieran o no pudieran seguir creciendo, sino por las posibles implicaciones éticas y legales. Una ley de los Estados Unidos aceptada por el congreso impide que los embriones que han sido modificados puedan desarrollarse hasta dar lugar a un bebé.

Un futuro lleno de posibilidades

En cualquier caso, nos encontramos ante un estudio que abre la puerta a infinidad de otras investigaciones. No hay ninguna duda de que la ingeniería genética es el futuro, y esta podría ayudarnos a lograr cosas increíbles. Este trabajo en concreto nos demuestra que pueden curarse enfermedades antes siquiera de que se produzcan, y eso es algo realmente esperanzador.

Podrían nacer humanos más resistentes a las enfermedades

¿Imaginas poder erradicar las enfermedades hereditarias? En un futuro, este tipo de patologías podrían desaparecer por completo. Además, la modificación genética no sólo puede servir para prevenir errores, sino que podría usarse para crear a individuos más resistentes, y, por lo tanto, más sanos. Las implicaciones éticas de todos estos supuestos son otro tema.