El universo que habitamos está compuesto en su totalidad por materia y energía. Sin embargo, esa materia, esa energía, no es siempre como esperamos. La materia oscura es un ejemplo de ello, y hoy te traemos algo más.

Una nueva forma de materia que fue teorizada hace más de 50 años ha sido por fin descubierta. Los investigadores llevaban años sospechando que esta nueva forma de entender el universo se encontraba ahí fuera, pero nadie había sido capaz de demostrar su existencia hasta ahora. ¿Su nombre? Excitonium.

Un objetivo, encontrarlo de una vez por todas

Los responsables de este descubrimiento han sido unos científicos de las universidades de Illinois, de California y Ámsterdam. Como líderes, el profesor de física Peter Abbamonte y dos de sus brillantes alumnos de posgrado.

Los pensamientos sobre su existencia vienen de lejos

Para entender qué es el excitonium, debemos retroceder hasta el momento en el que un experto físico de la Universidad de Hardvard tuvo una idea, en los años 60 del siglo pasado. Bert Halperin, basándose en años de su trabajo, jugó con la existencia de una nueva forma de materia no conocida. Llegó a realizar hipótesis teóricas, pero ni él ni nadie pudieron constatar sus enunciados. ¿En qué se basaba la descripción de Halperin?

Como apuntan desde Muy Interesante, el excitonium no es materia normal y corriente que esté formado por átomos al uso. En este caso, hablamos de electrones que se encuentran libres, dejando huecos entre sí. Estos dan lugar a lo que conocemos como excitones. Además, también encontramos bosones y otras diminutas partículas.

Lo importante reside en que este tipo de materia surge cuando un electrón, cargado negativamente por supuesto, deja su lugar formando un hueco. Como podemos leer en Sputnik News, en casos concretos, estos huecos actuarán como si de partículas con carga positiva se tratase, atrayendo a nuevos electrones que se irán combinando. El resultado son los excitones que acabamos de mencionar.

¿Cómo lo encontraron?

Abbamonte y sus colaboradores estaban decididos a demostrar la existencia del excitonium, pero para ello, primero debían encontrarlo. Por lo tanto, decidieron fijarse en unos cristales formados por diseleniuro de dicalcogenuro de titanio. Utilizando otros cinco cristales distintos, reprodujeron las diferentes formaciones que estas estructuras podían tomar, en busca de los ansiados excitones.

Gracias a una nueva tecnología, la respuesta se mostró ante ellos

Los científicos contaban con una tecnología destinada a comprobar cualquier cambio que se produjera durante los experimentos. Hablamos de un sistema espectroscópico, el cual les sería de mucha ayuda en esta ocasión, gracias a su capacidad para encontrar partículas con una fuerte carga, como los electrones que antes mencionamos.

Durante los distintos procesos a los que sometieron a las sustancias, una de ella alcanzó una temperatura de 190 grados Kelvin, unos -83 grados Celsius. Fue ese el preciso instante en el que un excitón se mostró en estado sólido, un hecho sin precedentes.

La organización atómica de un cristal es realmente compleja. Xombit

Tras más de 50 años, la hipótesis teórica de Bert Halperin parece haber sido demostrada. Este brillante profesor consiguió augurar el descubrimiento de una nueva forma de materia que podría cambiar la forma en la que entendemos los procesos subatómicos, y todo ello sin la ayuda de muchos de los instrumentos con los que hoy contamos.

A partir de ahora sólo queda una cosa, seguir trabajando y estudiando todos los fenómenos que rodean al excitonium. Súper fluido, superconductor, quién sabe qué más propiedades podremos encontrar en este recién llegado.

Seguimos descubriendo

Al contrario de lo que algunos puedan pensar, aún queda mucho por conocer y descubrir sobre el mundo que nos rodea. Si concretamente hablamos del terreno de la física, las expectativas pueden ir incluso mucho más allá.

El camino se encuentra aún por recorrer

Investigadores de todo el mundo trabajan cada día para poder desvelar la inmensa cantidad de incógnitas que nos rodean. Por suerte, lo hacen bien, por lo que seguro seguiremos contándote nuevos y mejores hallazgos.