Las emociones humanas son un tema muy debatido por los expertos. ¿Cuántas existen? ¿Se pueden clasificar? Bien, desde Urban Tecno ya hablamos sobre la existencia de 27 emociones humanas, clasificación en la que la felicidad obtiene el primer puesto.

La felicidad es un sentimiento precioso que todos buscamos durante nuestra vida, a veces con poco éxito. Salud, dinero y amor suelen ser los tres factores claves que determinan la llegada de la felicidad a ti. Sin embargo, hay otro aspecto con el que debes contar. ¿Podrías adivinar de qué se trata?

Un nuevo estudio confirma que la felicidad no afecta de la misma forma a las personas

Piensa a partir de ahora en la importancia del lugar donde vives, ya que este dato puede ser fundamental a la hora de alcanzar la felicidad. No creas que nos lo estamos inventando, esta afirmación viene firmada por un grupo de expertos que ha investigado el tema.

Hay que darle la atención debida a la felicidad, ya que esta emoción repercute directamente en tu salud. Pero aquí llega un cambio importante, avanzado por la investigación de la que te hablamos. ¿Cómo influye el lugar donde vives en tu grado de felicidad?

La importancia de la felicidad no es siempre la misma

Jiah Yoo, Yuri Miyamoto, Attilio Rigotti y Carol D. Ryff son los autores responsables del estudio Linking Positive Affect to Blood Lipids: A Cultural Perspective ("Vincular el efecto positivo a los lípidos sanguíneos: una perspectiva cultural"), publicado en el medio Psychological Science.

La conclusión a la que llega esta investigación es muy sencilla: las percepciones culturales sobre la felicidad provocan que los efectos de esta no sean los mismos. Es decir, este estado de ánimo no es visto igual en Estados Unidos que en Japón, por ejemplo.

Las diferencias entre los territorios son notables, como han conocido los científicos. Los ciudadanos estadounidenses no reaccionan igual ante la felicidad que los japoneses, lo que confirma que el lugar de residencia es clave para determinar la importancia de este sentimiento.

El lugar donde vives resulta ser muy importante para tu felicidad. MoodSmart

Según aclaran los propios autores, la felicidad no es recibida de la misma forma por estadounidenses que por japoneses. Por un lado, los habitantes de Estados Unidos desean ser felices, consideran que es una emoción necesaria y positiva, y buscan alcanzarla a través de la socialización.

Por otro lado, la perspectiva japonesa es contraria, según afirman desde Expansión. Los ciudadanos de Japón no llegan a ver con buenos ojos la felicidad, como explica la investigadora Jiah Yoo:

Pero en las culturas de Asia Oriental, la gente comúnmente considera que las emociones positivas tienen un lado oscuro, son pasajeras, pueden atraer atención innecesaria de los demás, y pueden ser una distracción para centrarse en tareas importantes.

Para llegar a esta conclusión, los responsables del estudio han llevado a cabo un análisis exhaustivo con ciudadanos estadounidenses y japoneses, como podrás conocer a continuación.

Más de mil personas proporcionan la clave

Linking Positive Affect to Blood Lipids: A Cultural Perspective es un estudio con una base creíble: análisis de 1.381 personas. De esta forma, han sido 1.017 los ciudadanos estadounidenses investigados, mientras que 374 han sido los japoneses que han participado en el estudio.

El National Institute on Aging ha sido el encargado de financiar el proyecto. Los participantes solo tenían que decir con qué frecuencia habían sentido 10 emociones positivas en un plazo de 30 días. Además, los científicos tomaron muestras de sangre para analizar sus niveles de lípidos, indicadores de salud del corazón.

Las diferencias entre los dos grupos de personas fueron notorias, y permitieron confirmar un dato muy relevante e interesante: no todos reaccionamos igual ante la felicidad. La doctora Yoo lo expone con las siguientes palabras:

Los adultos estadounidenses que experimentan altos niveles de emociones positivas, como sentirse ‘alegre’ y ‘extremadamente feliz’, tienen más probabilidades de tener perfiles saludables de lípidos en la sangre.

Sin embargo, la salud de los ciudadanos de Japón no se ve alterada por la existencia de emociones positivas, lo que hace pensar que la implicaciones para la salud de estos sentimientos pueden depender "también del contexto cultural estadounidense".

Yoo, una de las autoras del estudio, cree que la importancia que se le da a la felicidad en la cultura occidental puede motivar la búsqueda y participación en conductas saludables. Esto no sucede en la cultura asiática, donde "los sentimientos positivos se alinean menos con las normas y las creencias sobre los sentimientos positivos".

La búsqueda obsesiva de la felicidad puede llegar a ser perjudicial. Ismael Cala

¿Qué quiere decir esto? Que en la sociedad asiática la felicidad está menos relacionada con las conductas saludables, por lo que su influencia en la salud es menor o inexistente. Sin embargo, y al contrario de lo que podemos llegar a pensar, las emociones no son objetivamente buenas o malas.

Las conclusiones de estudio deben hacerse con algunas limitaciones, ya que el diseño del mismo no muestra causalidad, sino correlación. Los seres humanos debemos experimentar todas las emociones existentes, es saludable. Además, ya se ha comprobado que la búsqueda implacable de la felicidad puede tener efectos perjudiciales para la salud, como leemos en Tendecias 21.

Como has comprobado, los efectos de la felicidad dependen del lugar donde vivas, así como el concepto de esta emoción que tú tengas. ¿Qué consideras tu felicidad? ¿Es importante para ti? La cultura en la que te desenvuelvas es clave para responder a esas preguntas.