La memoria es una de las capacidades más importantes que posee el ser humano. Esta nos permite recuperar información del pasado, que ha sido guardada previamente. A pesar de que todos tenemos una idea más o menos acertada de lo que supone, esta función de tu cerebro es mucho más importante de lo que podrías haber imaginado.

Una de las capacidades más importantes del ser humano

Todo lo que eres, todas las acciones que realizas en tu día a día, son posibles gracias a tu memoria. Las experiencias de toda tu vida han quedado grabadas en forma de extensas redes neuronales que componen tu cerebro, y aunque no te des cuenta, te ayudan a desenvolverte y adaptarte.

Teniendo en cuenta la importancia que tiene la memoria para nuestra vida, ¿imaginas lo que sería no contar con ella? Y no me refiero a trastornos como amnesias que desaparecen, o a enfermedades degenerativas como el alzheimer. Hoy vamos algo más allá, hacia problemas realmente impactantes.

El paciente secreto ha sido revelado

Durante los años cincuenta del siglo pasado, tuvo lugar una operación que cambiaría por completo la vida de un joven normal y corriente. Aquel chico era Henry Molaison, aunque fue conocido durante mucho tiempo como el paciente H.M.

Su identidad se mantuvo en secreto durante años. NYMag

Como podemos leer en Xombit, el joven estadounidense sufrió el atropello de una bicicleta cuando apenas tenía 9 años. A partir de aquel momento, y como consecuencia de una serie de lesiones cerebrales, comenzó a experimentar crisis epilépticas.

Estas crisis se producen por un funcionamiento eléctrico anormal del cerebro. Como apuntan desde MedlinePlus, este comportamiento puede traducirse en convulsiones espontáneas y realmente fuertes, que ponen en peligro la vida de quien las sufre.

Fue mucho peor el remedio que la enfermedad

Teniendo en cuenta la gravedad de su trastorno, y habiendo sufrido mucho, Henry decidió operarse a la edad de 27 años. Se trataba de una novedosa técnica usada por los cirujanos en los años 50, por lo que puedes imaginar lo complicada y arriesgada que resultaba. Pero, ¿en qué consistía esta intervención?

Un completo desastre

El proceso visto hoy en día sería una auténtica barbaridad, pero debes tener en cuenta que los conocimientos sobre las estructuras y el funcionamiento del cerebro humano eran mucho menores. Lo entenderás fácilmente si te decimos que consistía básicamente en extirpar trozos del hipocampo.

Te recordamos que esta formación es una de las principales responsables de la memoria, por lo que no es difícil suponer los estragos que supuso que la operación. Sin embargo, las consecuencias fueron mucho más allá de lo que cualquiera podría haber imaginado.

No podría crear nuevos recuerdos nunca más. Poder Personal

Un continuo despertar

La operación produjo en Henry Molaison lo que conocemos como amnesia pura. Debido a esto, no podría formar nuevos recuerdos nunca más, y lo peor es que las lesiones causadas por la intervención eran totalmente irreversibles. La vida de Henry cambiaría por completo a partir de aquel momento.

Cada instante de su vida sería nuevo para él

Podría recordar los acontecimientos que había vivido antes de la operación, pero no recordaba haber entrado en un quirófano. Además, todo lo que viviese se borraría totalmente de su memoria apenas 5 minutos después. Los médicos sabían que se encontraban ante un caso excepcional, motivo por el que fue estudiado por múltiples expertos, bajo el pseudónimo del paciente H.M.

Henry nunca llegó a conocer nuevas palabras, como ordenador o astronauta, que aparecieron tras el fatídico suceso. Cuando se encontraba en una conversación, volvía a presentarse cada pocos minutos, y siempre contaba las mismas anécdotas. A veces, durante minutos, se hacía consciente de su trastorno, lo que le llevó a dejar frases tan demoledoras como estas:

Cada minuto de mi vida es como si acabara de despertarme.

A pesar de lo que pueda transmitir, Henry vivió feliz hasta el final de sus días. El paciente más impresionante de la historia murió el 2 de diciembre de 2008, debido a una enfermedad pulmonar.

Debemos estarle agradecidos

Henry Molaison pasó por muchos especialistas a lo largo de su vida. Su complejo y curioso trastorno sirvió para aumentar los conocimientos de la comunidad científica sobre la memoria. Cómo ejercitarla, que estructuras son las más relevantes, cómo afectan las lesiones, etc.

Gracias a él, disciplinas como la medicina y la psicología pudieron avanzar, traduciéndose esto en un gran beneficio para todos. Una fatal operación, una vida totalmente diferente, y un impresionante caso que hoy en día sigue suscitando preguntas.