La homeopatía es una de esas medicinas alternativas cuyos efectos beneficiosos son más que cuestionables. Durante los últimos años se ha popularizado mucho, por lo que podemos verla cada vez más en todo tipo de medios de comunicación. Como podemos leer en Quo, sus efectos no parecen ir más allá que los de un simple placebo.

Se trata de un informe demoledor y muy preocupante

Hoy aquí, en Urban Tecno, hablaremos de homeopatía. Y es que un reciente informe europeo acaba de asestar un duro golpe a esta disciplina. Según el Comité Científico Asesor de las Academias Europeas (EASAC), este tipo de medicamentos podría causar daños muy significativos.

Por lo tanto, y visto tal informe, la Comisión Europea deberá tomar medidas para evitar cualquier tipo de problemas. Sin embargo, ¿qué opciones tiene? ¿Bastaría con una simple regulación?

Existen muchos métodos, pero sólo los probados científicamente funcionan. Omicrono

Si no se es riguroso, llegan los problemas

Según la publicación, la homeopatía podría causar "daños significativos" en aquellos que la consumen. Pero, ¿qué es exactamente la homeopatía? ¿Por qué se ha creado tanto revuelo a su alrededor?

Estas sustancias podrían causar daños significativos

Como podemos leer en Xombit, esta disciplina fue creada en el año 1796 por el médico alemán Samuel Hahnemann, y se basa en dos principios establecidos por él mismo. Dos enunciados postulados por un científico de hace más de 200 años.

  • El primero establece que si una sustancia es capaz de provocar en un individuo los mismos síntomas que una determinada enfermedad, podrá servir para curar esa patología.
  • Por otro lado, el segundo explica que, cuanto más diluido se encuentre un principio activo, mayor será su eficacia. Totalmente inverosímil.

Volviendo al informe, y teniendo en cuenta que ha sido realizado por cerca de treinta instituciones diferentes, no parece haber vuelta atrás. En él se tacha de "inconsistente" e "inverosímil" a las técnicas usadas en unos tratamientos que no presentan ninguna evidencia científica. El tema de la memoria del agua, base de todos estos medicamentos, no tiene fundamento e incluso podría ser dañino.

¿Cuáles son esos daños?

Como nos cuentan desde Hipertextual, el primero de los perjuicios de los que advierten es muy importante, y se refiere a lo que podemos denominar como "pérdida de tiempo". Si un paciente recurre a una medicina alternativa como la homeopatía, está retrasando un verdadero y eficaz tratamiento, por lo que su patología puede avanzar libremente. Este es uno de los motivos por los que la medicina alternativa aumenta el riesgo de muerte.

Retrasar el verdadero tratamiento es uno de los mayores problemas

Los casos más graves son los relacionados con algunos tipos de cáncer. Por distintos motivos, en los que ahora no entraremos, las personas pueden escoger combatir al cáncer con tratamientos más que cuestionables. Como todos sabemos, esta terrible enfermedad avanza rápido, y el tiempo perdido puede ser totalmente devastador.

Por si esto no fuera suficiente, existe otro problema. La publicidad de este tipo de medicamentos y tratamientos puede perjudicar gravemente a nuestra sociedad, haciendo que la gente se acostumbre a confiar en una pseudociencia sin base ninguna. No puede promocionarse algo así.

Debes tener en cuenta que nos encontramos ante algo muy serio, ya que la enseñanza que se debe extender es justo la contraria. Hay que ser escéptico y exigente con cualquier tipo de teoría, y el método científico tiene que estar siempre por delante.

¿Qué medidas pueden tomarse?

Como reflejan en eldiario.es, el informe publicado por el Comité Científico Asesor de las Academias Europeas insta a la Comunidad Europea a tomar una serie de medidas para combatir a la homeopatía. La primera de ellas hace referencia a su financiación.

Si los quieren, que los paguen ellos

Según el comunicado, los productos que no presenten evidencias científicas no deberían ser financiados por la sanidad pública. Además, si estos también causan efectos adversos como hemos visto anteriormente, deberían ser regulados. El propio documento establece:

Los sistemas de salud pública no deben reembolsar los productos y prácticas homeopáticos a menos que se demuestre que son eficaces y seguros mediante pruebas rigurosas.

Por lo tanto, y aunque estos tratamientos sean más costosos, no puede subvencionarse una sustancia cuyas propiedades son falsas, o casi nulas. Es perfectamente entendible y podría ayudar a evitar que más personas optasen por esta opción, ayudando así a reducir los daños en la sociedad.

Si se fabrican, se necesita control

Otras de las medidas sugeridas trata el tema de los controles de calidad. El informe hace referencia a que existe muy poco control en torno a la producción de medicamentos homeopáticos. Teniendo en cuenta lo contraproducentes que estos pueden llegar a ser, debería tomarse más interés en ello. Ya que los que fabrican, que por lo menos no contengan componentes perjudiciales.

Como consecuencia de esta ausencia de control, un bebé murió el año pasado debido al plomo de un brazalete homeopático. Esta es una clara muestra de lo poco regulada que se encuentra esta disciplina.