El posible final del mundo en 2012 quedó ya muy atrás, pero el planeta cuenta con una gran amenaza en el futuro. Apunta el nombre de Bennu, porque este asteroide se dirige a la Tierra y quiere con acabar con todos nosotros.

Pero bueno, como siempre, está ahí la NASA para defendernos. Esta administración estadounidense ya busca incluso héroes para luchar contra una invasión extraterrestre, trabajo que nos queda mucho más tranquilos sobre esa posible situación futura.

La NASA también ha estado a punto de ser la culpable de un gran daño en la Tierra, ya que su telescopio Kepler se ha quedado sin combustible. ¿Qué pasará con este objeto en órbita a punto de morir? Ese ya es un tema resuelto por la NASA, que ahora se enfrenta a un gran problema llamado Bennu.

El asteroide Bennu puede suponer el final de toda la humanidad si impacta contra la Tierra

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio no decepciona y ya ha pensado en el plan perfecto para superar ese obstáculo que se visualiza en su camino. ¿Es Bennu realmente peligroso para la humanidad? ¿Qué ha planeado la NASA para acabar con él?

Bennu, un asteroide no deseado

Suma un problema más a tu cuenta, porque Bennu parece llegar dispuesto a liarla. Bueno, quizás puedes esperar un poco, ya que, según reporta [La República], la NASA ha anunciado que este asteroide llegará a nuestro planeta en 2135.

Concretamente, será el 21 de septiembre el día en el que Bennu deje atrás el espacio para aterrizar directamente en cualquier punto de la Tierra. Como ves, aún quedan algunos años para ese acontecimiento, pero la NASA no quiere dejar ningún detalle al azar.

Puede parecer una tontería planificar con tanto tiempo qué hacer con este asteroide, pero deja de parecerlo cuando pensamos en su tamaño. Según ha informado la Administración, Bennu tiene unas dimensiones similares al del Empire State de Nueva York, es decir, causaría un daño irreparable a la humanidad.

El asteroide Bennu se dirige a la Tierra, pero la NASA va a acabar con él. Independent

Los investigadores llevan desde 2016 estudiando a fondo a este asteroide de casi 500 metros de diámetro con el envío de la sonda OSIRIS-REx. La misma aterrizará en el asteroide en agosto de este 2018 para poder recoger muestras del mismo y entregárselas a los expertos, según afirman desde RT.

Aunque parezca una situación grave, ya que Bennu viaja a una velocidad de 62.137 mph (unos 100.000 km/h), la NASA no quiere que nos preocupemos excesivamente. Para conseguirlo, nada mejor que asegurar que ya tiene el plan perfecto para que Bennu quede como una simple anécdota.

Objetivo de choque: Bennu

Mientras la sonda OSIRIS-REx hace su trabajo, los investigadores continúan preparando el futuro ataque. La respuesta que han encontrado se llama HAMMER, una nave cuyo nombre resumen los siguientes términos: Misión de Asteriode Hiperveloz para Respuesta de Emergencia.

Pero, ¿cómo pretende la NASA que una simple nave sea todo el plan? Sencillo, desde la Administración han pensado que HAMMER acabe directamente con Bennu, con dos posibilidades claras en el horizonte. Una, que choque directamente contra él para destruirlo en mil pedazos o, dos, que actúe como un obstáculo que desvíe a Bennu con fuerza.

Como informan desde Muy Interesante, aún no se puede confirmar con exactitud que este peligroso asteroide vaya a impactar en 2135 contra la Tierra, pero los expertos van preparando un plan por si acaso. Así lo defiende Kirsten Howley, del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore:

Este estudio tiene como objetivo ayudarnos a acortar la línea de tiempo de respuesta cuando vemos un peligro claro y presente para que podamos tener más opciones para desviarlo. El objetivo final es estar listo para proteger la vida en la Tierra.

Está claro, hay que proteger a la humanidad de los posibles efectos del todopoderoso Bennu. Desviarlo o destruirlo son las dos opciones que podrá ejecutar la nave HAMMER. ¿Tan fuerte es esta herramienta creada por la NASA? ¿Cuáles son sus principales características?

HAMMER ya es nuestra gran esperanza

1 entre 2.700 es la posibilidad de que Bennu acabe chocando contra nuestra Tierra en 2135. Sin embargo, desde la NASA quieren contar con un plan seguro por si las cosas se tuercen. Su as se llama HAMMER y, como su propio nombre indica, es una Misión de Asteroide Hiperveloz para Respuesta de Emergencia.

Mientras OSIRIS-REx se encarga de conocer la composición del asteroide, la NASA continúa preparándose para tratar con cualquier objeto amenazante que se encuentre en su camino. Según El Nuevo Día, HAMMER es solo un proyecto, pero se encargaría de acabar con esa posible amenaza.

Por lo que sabemos de momento, esta nave pesaría unas 8 toneladas y tendría una altura de unos 9 metros. Delta IV Heavy, uno de los cohetes con mayor capacidad del momento, sería el encargado de enviar a HAMMER en dirección a Bennu.

¿Qué planea la NASA para acabar con Bennu? NASA

La construcción de esta nave salvadora es muy cara, por lo que la NASA aún no cuenta con el permiso para construirla. Sin embargo, siempre viene bien tener ya previsto el plan, ya que, como asegura Muy Interesante, son 2.500 los objetos cercanos a la Tierra que tienen el mismo tamaño que Bennu.

Cada cierto tiempo, llega a nuestros oídos una nueva amenaza para nuestras vidas, aunque, como ves, son muchos los peligros similares a este asteroide que nos rodean. Podemos esperara tranquilos, ya que aún quedan más de 100 años para que Bennu pueda visitarnos.