Puede que te lo hayas preguntado alguna vez. Los seres humanos somos muy diferentes unos de otros, hasta el punto de ser realmente únicos. ¿Qué es lo que me hace distinto a los demás? ¿Por qué en las mismas situaciones actúo de forma diferente a otras personas?

El cerebro es un órgano muy complejo, formado por muchas áreas que se han ido desarrollando a lo largo de tu vida, en una interacción incesante con todo aquello que te rodea, con tu ambiente. Es decir, tu cerebro es totalmente único, compuesto por tus experiencias y determinantes biológicos.

Una de las preguntas más difíciles de responder

Además, es necesario introducir un término que probablemente hayas pensado al leer las primeras líneas. Hablamos de la personalidad, y como podrás imaginar, quizás venga muy a cuento en este momento. Pero, ¿qué es exactamente la personalidad? ¿Por qué nos hace distintos?

Puede parecer algo sencillo, pero sin duda nos encontramos ante una de las preguntas más complicadas planteadas en psicología. Teniendo en cuenta que existen muchas y variadas definiciones, podemos decir que la personalidad son un conjunto de rasgos y tendencias más o menos estables que se mantienen durante toda la vida de un individuo. Como apuntan desde Psicología y Mente, la personalidad se forja durante la adolescencia.

La personalidad de un sujeto puede ser de una forma o de otra, pero por lo general, le ayuda actuar de forma estable ante diversas situaciones. Sin embargo, existen algunas tendencias que se alejan bastante de contribuir a la salud del sujeto, hablamos de los trastornos de la personalidad. A continuación, hablaremos de algunos de ellos.

Trastorno narcisista de la personalidad

El primer trastorno que trataremos presenta unas manifestaciones muy características. Las personas narcisistas presentan serios problemas a la hora de relacionarse con los demás. Destaca una alta autoestima, junto con una desvinculación afectiva de los otros, lo que los lleva a ser orgullosos y egocéntricos.

El sentimiento de superioridad y el orgullo lo caracterizan

De esta manera, tienden a rodearse de personas que confirman sus expectativas de admiración y dedicación, sin mostrar ningún interés real en ellos. Además, destacan unos exagerados aires de grandeza y un sentimiento de superioridad general.

Trastorno límite de la personalidad

Como apuntan desde MedlinePlus, este trastorno destaca gran inestabilidad emocional, que se demuestra en una constante búsqueda de atención por parte de los demás. Esto puede llegar a provocar relaciones sociales catastróficas, cambiantes y destructivas.

Puede ser el resultado de una mala historia

Estas tendencias parecen estar provocadas por elementos genéticos, biológicos, aunque también existen desencadenantes ambientales. Problemas familiares, falta de comunicación y abandono durante la infancia son algunos estos precipitantes.

Trastorno esquizoide de la personalidad

Hablamos de una afección que puede aparecer junto a otra enfermedad, la esquizofrenia. Como podemos leer en MedlinePlus, esta se caracteriza por un desajuste cognitivo, emocional y social que llega a provocar problemas en la diferenciación de lo que es real y lo que no. Si quieres saber más, puedes echarle un vistazo a este artículo que escribimos hace algún tiempo.

Tendencias esquizoides que no llegan hasta el límite

Volviendo a este tipo de personalidad, puede causar problemas debido a la tendencia que se muestra al aislamiento social, a la indiferencia ante los demás. Aquí no contamos con una desconexión de la realidad, pero si de la sociedad, lo que es perjudicial para la vida del sujeto.

Un poco de todos

Ninguno de nosotros es totalmente normal, y, por lo general, solemos tener rasgos de algunos de estos trastornos. Estamos hablando de tendencias a ser de una manera, que en ningún caso provocan grandes estragos en nuestra vida, como sí lo hacen los trastornos propiamente dichos.

Por lo tanto, no te alarmes si has visto a alguien reflejado en estas líneas, ya que todos somos algo especiales. La clave está en que esas diferencias no interfieran en nuestro día a día.