Hace tan solo unos meses, a principios de año, anunciábamos que se había descubierto una señal de radio periódica procedente de algún punto externo a la Vía Láctea que era emitida hacia la Tierra cada 16 días aproximadamente. Era la primer de lo que esperábamos muchas señales de este tipo. Ahora, se ha descubierto la segunda señal de radio periódica procedente del espacio.

Por lo tanto, tenemos los dos primeros descubrimientos de este tipo, y tan solo separados por unos meses. Recordemos que el fenómeno de las ráfagas de ondas de radio provenientes del espacio se descubrió en 2007, y hasta ahora no se había descubierto ninguna periodicidad. Estas rafas rápidas de radio (FRB del ingles Fast Radio Burst) probablemente provengan de colisiones de objetos muy densos, tales como la fusión de agujeros negros o estrellas de neutrones, aunque esta es solo la opción más probable.

Te interesa| Señales de radio del espacio cada 16 días que se repite, ¿por qué?

El origen de este fenómeno es completamente aún incomprendido, pero cada vez se está comenzando a comprender más detalles acerca del mismo.

La periodicidad, la clave para descubrir el origen de las ráfagas de radio rápidas

Esta nueva ráfaga rápida de radio denominada como FRB 121102 es especial, de hecho, porque fue la primera fuente de este tipo de FRB desde la que se había detectado más de una señal, a pesar de desconocerse que había periodicidad entre ellas.

En realidad, esta ráfaga de radio se ha estado detectando desde 2016, pero no se había descubierto la periodicidad

No obstante, la periodicidad encontrada en esta fuente de ráfagas de radio rápida es mucho más alta en FRB 121102 que en la primera onda de radio periódica encontrada a principios de año. Mientras que la primera se repite cada 16,35 días –de los cuales 14 días eran silencio–, esta nueva onda de radio periódica lo hace cada 157 días. En concreto, su patrón de emisión se produce durante 90 días y posteriormente 67 días de silencio.

Y dado que estas señales de radio de esta fuente se vienen detectando desde 2016, se convierte en realidad en la primera FRB periódica detectada, a pesar de que entonces no se sabía. «Hasta ahora, solo se conocía otro FRB repetido que mostraba un patrón en su actividad explosiva», explica Kaustubh Rajwad, autor principal del estudio al medio online CNN, quien también indicó que el objeto que emite las FRB está en órbita con otro, probablemente explicando el porqué de la periodicidad.

Este descubrimiento emocionante destaca lo poco que sabemos sobre el origen de los FRB

A pesar de que aún se desconoce concretamente por qué se produce este fenómeno, en 2017 se descubrió que proviene de una pequeña galaxia enana a más de 3 mil millones de años luz de distancia. A pesar de que se cree que las ondas FRB se generan en patrones debido a la precesión del eje de una estrella de neutrones altamente magnetizada, este podría no ser el caso debido al largo periodo de tiempo en el que se emiten estas ondas de apenas milisegundos, siendo este modelo más probable en modelos que se repiten en apenas unas semanas.