Una cosa está clara: el que en el siglo XXI no se entera de algo, es porque no quiere. Y es que la era de la información ha traído consigo una oleada brutal de datos, fuentes y plataformas para verter tu opinión en la que (casi) todo tiene cabida. Ante tal aluvión de información, surge la desinformación, el análisis, la crítica, y la reducción al absurdo.

La última de todas es dudar que la Tierra es redonda. Corrijo, que la tierra no tiene una forma no esférica achatada por los polos. Es la enésima teoría de la conspiración. Y ojo, porque aunque son 4 gatos, están bien organizados en una asociación llamada The flat Earth Society.

Antes apostaban dinero por demostrar la forma de la Tierra

Como cuenta El Plural, esta teoría resurgió en el año 1800 cuando el escritor británico Samuel Rowbotham publicó "Astronomía Zetética (escéptica): la Tierra no es un globo". Sorprendentemente, fue todo un éxito. No obstante, no es de extrañar que asocien a los tierraplanistas con la fe ciega, ignorancia y hasta antiintelectualismo. La premisa era muy sencilla: si tienes tan claro que la Tierra es curva, demuéstralo. 500 libras de por aquel entonces se pusieron en juego.

Alfred Russel Wallace recogió el guante y se fue al canal de Bedford, situó su telescopio, una sábana y dos discos rojos que usó como punto de referencia. Así ganó esas 500 libras, según detalla Scientific American. No obstante, muchos obviaron la realidad aludiendo que ¿si la Tierra fuera curva, no nos caeríamos?

Desde entonces, incluso algunos personajes célebres (no por su sapiencia, sino por otras disciplinas) se han declarado tierraplanistas como el rapero B.o.B.. Y es que ser reconocido no te hace el adalid de la inteligencia y el saber.

¿Por qué hay gente que cree que la Tierra es plana?

John Davis, experto en informática y tierraplanista afirma:

Empecé a darme cuenta de cuánto aceptamos sin cuestionar, a pesar de que vaya en contra del sentido común. (…) La Tierra es plana, horizontalmente infinita y tiene al menos 9.000 kilómetros de profundidad.

A decir verdad, las teorías de los miembros de The flat Earth Society son bastante dispares. James McIntyre, por ejemplo, opina que:

La Tierra es, más o menos, un disco de 24.900 millas de diámetro. Obviamente no es perfectamente plana, debido a los fenómenos geológicos como valles y montañas.

Por supuesto, ambos aseguran que todas las fotografías que hemos encontrado hasta el momento evidenciando la esfericidad de la Tierra forman parte de una conspiración internacional "para ganar ingentes cantidades de dinero" (sic).

Mapamundi de la Tierra plana. BBC

Si nos ponemos en la mente de una persona de la edad media y recordamos esos mapas con dragones para marcar las zonas inauditas (de esa época data la mítica expresión cartográfica, "Hic sunt dracones", en castellano traducido como "encontrarás dragones"), el mayor miedo era precisamente caer por el borde del precipicio.

Pero McIntyre ha dado con una respuesta que les satisface:

El Polo Norte está en el centro y Antártida en el borde de toda la circunferencia de la Tierra. La circunnavegación es viajar en un círculo muy ancho por la superficie de la Tierra.

La autora de "Tierra Plana: la historia de una idea infame", Christine Garwood, opina que es una mentira histórica que se creyó desde la antigüedad hasta que Cristóbal Colón llegó a América "sin caerse" por el filo del mundo.

Pero no fue hasta el siglo XIX cuando la mayor parte de la sociedad empezó a creer en las evidencias científicas y empíricas. En ese momento, la religión empezó a perder poder a nivel intelectual con el fin de la Edad Media y la llegada a la Edad Moderna, cediendo el peso a los intelectuales de la época.

Pero el tierraplanismo ha resurgido y se vale de las herramientas modernas para correr la voz:

¿Cómo sabemos que la Tierra no es plana?

Es triste, pero Eratóstenes no necesitó de tanta tecnología para calcular el radio de la Tierra hace casi 2.300 años. Lo más sorprendente es cómo lo hizo. Leyó en un manuscrito de la Biblioteca de Alejandría que durante el solsticio de verano, a mediodía, si mirabas al fondo de un pozo en Siena, no verías el reflejo del Sol. Pista: en ese mismo momento los rayos del sol caían completamente en vertical.

Entonces estimó que si Siena y Alejandría estaban en el mismo meridiano y el Sol está tan lejos como para que los rayos llegasen paralelos, midió su sombra. Después midió la distancia entre Alejandría y Asuán, y con simple trigonometría obtuvo el radio y en consecuencia, la longitud de la circunferencia con un 1% de error.

Vale, iremos a algo más simple y obvio. A partir de los 40 ya se disponía de la tecnología adecuada para que los cohetes alcanzaran altitudes lo suficientemente altas como para ver la curvatura de la Tierra por ellos mismos.

Foto tomada en 1946 por un cohete. BBC

Como apunta la prestigiosa BBC, se han cumplido 50 años de la foto conocida como "Earthrise" o "Salida de la Tierra", donde se ve claramente como el planeta Tierra es un globo.

Piensa en los eclipses y nos darás la razón

Pero alguien puede decir tranquilamente que la foto fue trucada, del mismo modo que se duda de que el hombre pisara la Luna y que las fotos que quedaron como prueba son un montaje. Aunque la más icónica sea la foto "Earthrise", también dio paso a otras muchas más. Porque no solo podíamos ver la Tierra sino que comprobamos que el resto de planetas también lo son.

La tercera razón son las franjas horarias. Si la Tierra fuese plana, no tendría sentido que existieran. Pero tras miles de años de experiencia sabemos que el día y la noche ocurren a diferentes momentos y en distintos lugares de la Tierra.

Asimismo, si cogieras una brújula y comenzases a andar en una dirección (al más puro estilo "La vuelta al mundo en 80 días" de Julio Verne), tarde o temprano llegarías al mismo punto. Si la Tierra fuera plana, esto sería sencillamente imposible. No, no es una quimera: el bueno de Magallanes se metió en esta aventura hace casi cinco siglos persiguiendo el Sol desde el oeste.

Otro ejemplo más lo encontramos en los eclipses. Supongamos que hay un eclipse de luna (como de hecho acaba de suceder), es decir, que la Tierra pasa entre el Sol y nuestro satélite particular. Lo que se conoce como eclipse es en sí la sombra de la Tierra, que siempre es de forma circular. Además, si fuera plana, todos veríamos lo mismo.

Afortunadamente, el siglo XXI también ha llegado para los divulgadores científicos, que se alarman ante el tierraplanismo tras tantas y tan numerosas evidencias de la esfericidad de la Tierra a lo largo de la historia de la humanidad. Aquí puedes ver hasta 10 razones:

Como mujer de ciencia, lo tengo claro. Pero si te gusta abrazar teorías de la conspiración y piensas que el hombre no llegó a la Luna, que Elvis sigue vivo y que la Tierra es plana como un disco del Rey del rock and roll… Aquí te dejamos los datos para que seas tú el que decidas, con evidencias científicas y pensamiento crítico.