Tranquilos y tranquilas, no te voy a hablar de los infames personajes que circulan por internet y que se dedican a hacer la vida de los demás un poco más complicada. De hecho, y ahora que lo pienso, no sé cuál es la razón para que gente sin oficio ni beneficio hayan sido agraciados con el mote de trolls.

¿Quieres conocer la verdad acerca de los trolls?

Como podrás comprobar en el artículo que leerás a continuación, muchos de ellos son personajes temibles, aunque existen otros muchos que para nada representan valores negativos. Como mucho podríamos hablar de falta de inteligencia, pero eso, por desgracia hoy en día, es algo de abunda en nuestra sociedad. ¿Preparado para conocer la verdadera historia de estos seres imponentes?

Noruega y los trolls

Generalmente se utiliza el término troll para describir una amplia variedad de seres gigantescos que habitan en las profundidades de Noruega. Sus bosques, lagos y montañas son la morada de estas criaturas, que evitan el contacto con los humanos, aunque si se encuentran con uno de ellos, no dudarán en atacarle, por regla general. Un ejemplo de estos enclaves es la llamada Iglesia de los Trolls, un conjunto de cuevas, nombradas de tal manera por el propio gobierno, que puedes ver en el vídeo que te dejo bajo esta líneas.

Las evidencias son muy escasas, debido a la mano negra del gobierno

Debido al hermetismo con que el Gobierno de Noruega lleva la existencia de los trolls, es muy complicado encontrar información, y mucho menos documentación acerca de los mismos. Tenemos constancia de su presencia entre nosotros desde tiempo inmemoriales, cuando la realidad y la mitología ocupaban un mismo plano de la realidad. Y no, no confundas gigantes con trolls, no pertenecen a la misma especie.

Monstruos primitivos

Lo primero que llama la atención de estas criaturas es su tamaño. Pocos datos empíricos podemos dar, pero normalmente su altura sobrepasa los 10 metros. Se suele decir, al menos en informaciones aparecidas en el blog Do trolls really exist, que cuanto más altos son, menos inteligencia poseen. Por cierto, esta es una de las características más interesantes a la hora de enfrentarse a uno de estos seres. Se suele decir que entretenerles hablando, si eres noruego al menos, suele ser la mejor estrategia para escapar.

Su mayor debilidad les lleva a ocultarse durante el día

De hecho, la mayor parte de ocasiones en que vemos representada la figura de los trolls, nos damos cuenta de que su sociedad, si es que puede llamarse así, sigue siendo igual de rudimentaria que aquella que aparece en los escritos de hace más de cien años. Una de las razones más poderosas para que esto sea así, es que no pueden realizar una vida normal, debido a su mayor debilidad. ¿Adivinas cuál puede ser?

Un rayo de luz convierte al troll en piedra

Efectivamente, si alguna vez has visto una película donde los trolls sean protagonistas, yo te recomiendo el documental titulado The Troll Hunter, cuyo tráiler te dejo sobre estas líneas, conocerás cuál es su talón de Aquiles. La luz del sol, cuando es proyectada sobre sus cuerpos, crea una reacción en cadena que provoca que estas criaturas acaben convertidas en algo parecido a una piedra. De hecho, en Noruega encontrarás multitud de rocas que, curiosamente, tienen mucho parecido con esos seres que nadie parece creer que existen.

Además, se suele mencionar, en un intento de denostar a la religión católica, que los trolls pueden oler la sangre de aquellas personas creyentes. Con lo que, si estás decidiendo sobre tu próximo viaje a Noruega y crees en Dios, te aconsejo que te lo pienses dos veces. Quizás, tu suerte sea tan mala, que no te encuentres con uno de estos seres, sino con un grupo de ellos, ya que suelen vivir en pequeñas comunidades. ¿Acaso creías que las historias contadas en la serie de dibujos animados David el Gnomo, eran mentira?

Troll caminando entre la multitud. Pinterest
Lamentablemente, los trolls son fruto de nuestra imaginación

No debería tener que aclararlo, pero imagino que sabrás que todo este folclore noruego es tan mentira como la existencia de dragones o la posibilidad de que te toque la fila más rápida en la cola del supermercado, ¿verdad? Tenía ganas de hacer un artículo homenajeando a aquellas mentes que, desde hace siglos, inundan con historias para los más pequeños niños que habitan las tierras escandinavas.

Si quieres conocer más acerca de estas historias fantásticas, puedes empezar leyendo la obra más conocida en Noruega, De tre bukkene Bruse, una historia de tres pequeñas cabras y cómo un troll que se oculta bajo un puente quiere comérselas. No hay niña o niño en el país del norte de Europa que no conozca esta historia.