Con el paso de los años, la imagen exterior de los automóviles ha ido perfilándose y adaptándose a las nuevas tendencias. Gracias a la inclusión de novedades a nivel de ingeniería, se ha podido ir reduciendo el consumo de los automóviles gracias a la apreciación de un diseño con mejor coeficiente aerodinámico. Esto, he hecho, ha tenido un papel fundamental en la última década.

Aun así, esta variable tiene un límite si no realizan cambios más drásticos. Uno de los más demandados por la industria es la eliminación de los clásicos retrovisores. Más de un siglo llevan teniendo un papel muy destacado, pero todo parece indicar que irán siendo sustituidos con el paso de los años. ¿El primer modelo en atreverse a dejar paso a las pantallas? El Audi e-tron eléctrico.

Aston Martin presentará en el CES de Las Vegas un curioso espejo retrovisor

Los coches eléctricos, debido a la escasa autonomía que ofrecen, deben arañan mejoras en aquellos aspectos que no dependen de la densidad de las baterías. El coeficiente aerodinámico o resistencia al aire se ha vuelto asunto de Estado en el sector. ¿Marcará tendencia la firma de los 4 aros con su política? Algo parecido ha pensado Aston Martin y Gentex Corporation.

Ambas compañías son conocedoras de la limitación que ofrece la tenencia de un retrovisor a cada lado. Por muy ligeros que sean o que cuenten con un diseño perfilado para canalizar mejor el aire, lo cierto es que son un obstáculo cuando se circula a altas velocidades. Es por ello que en el próximo CES, el cual abrirá el panorama tecnológico del año 2020, será presentada una curiosa innovación.

¿Tiene sentido incorporar 3 tipos de imágenes en el retrovisor interior? Esto es justo lo que se ha planteado uno de los fabricantes más destacados en cuanto a prestaciones se refiere. El objetivo no es otro que mejorar la eficiencia al mismo tiempo que se apuesta por la seguridad. Veamos en qué consiste tal tecnología para anticipar si puede ser tendencia en el futuro.

un espejo retrovisor con múltiple y polémica información

El funcionamiento, en realidad, es muy sencillo de entender. Esta innovación consta, básicamente, de 3 soluciones prácticas que ofrecen la información necesaria sobre lo que ocurre en el exterior del vehículo en la parte trasera. Ahora bien, ¿por qué es muy intuitivo este sistema? Según se puede leer en el portal tecnológico Engadget, se trata de la tecnología Full Display Mirror.

Aston Martin ha creado un retrovisor que mejorará la conducción en varios aspectos. Engadget

Al parecer, el clásico espejo convencional daría lugar a una pantalla que mostraría las imágenes captadas por 3 cámaras situadas en puntos estratégicos del automóvil. Estas emitirían información en tiempo real en alta definición con el objetivo de mejorar la seguridad a la hora de calcular una maniobra importante, como por ejemplo, un cambio de carril en autovía.

La seguridad para los usuarios mejora con la inclusión de este novedoso sistema

Según ha querido destacar el equipo formado por Aston Martin y Gentex Corporation, gracias a la inclusión de esta tecnología, se consigue anticipar mejor el comportamiento de los demás usuarios de la vía, por lo que el riesgo de sufrir un accidente se reduce de manera notable. La clave está consiste, básicamente, en la eliminación de los puntos ciegos que hay en las zonas próximas del vehículo.

Al mismo tiempo, el coeficiente aerodinámico del automóvil se reduce, por lo que es posible mejorar cifras de consumos de carburante y, por supuesto, en los términos prestacionales. A nivel estético, gracias a la tecnología disponible en el mercado de la imagen actual, no comprometerá el diseño de los automóviles, algo esencial si se debe valorar a efectos comerciales su inclusión.

El Aston Martin DBS Superleggera estrenará esta innovación

Por el momento, se ha podido saber que Aston Martin podría ofrecer a lo largo de los próximos meses esta tecnología como parte del equipamiento opcional del DBS Superleggera, una de las joyas de la firma de origen británico. Sin embargo, al menos en las primeras etapas de producción, no se perderán los retrovisores, sino que el afortunado usuario podrá elegir qué tecnología prefiere usar.

El Aston Martin DBS Superleggera será el modelo con el que podría debutar esta nueva tecnología. Quadis

Se espera que, durante un tiempo, ambas soluciones tecnológicas sean complementarias. Sin embargo, todo parece indicar que, en el medio y largo plazo, los retrovisores exteriores terminarán desapareciendo con el objetivo de obtener una mejora en el coeficiente aerodinámico. Aun así, habrá que esperar para ver si la esperada mejora en la seguridad es tan buena como parece ser.

Al fin y al cabo, mirar al espejo retrovisor interior implica, tal y como ocurre en el resto de opciones presentes a ambos lados, una pequeña distracción. ¿Nos terminaremos acostumbrando a ver 3 pantallas en menos de un segundo? En el futuro habrá que tener en cuenta este tipo de mediciones.