El coche eléctrico se ha convertido en una de las innovaciones que más ha calado entre el público en la última década junto a la era del smartphone. Desde hace un tiempo, cada mes que pasa es sinónimo de récord en cuanto a comercializaciones de opciones con baterías de litio. ¿Estamos ante una nueva tónica en la industria del motor? Varios son los factores que todavía deben pulirse.

Los fabricantes están comenzando a deshacer inversiones en motores convencionales con el objetivo de apostar por un mercado totalmente disruptivo. Aun así, es importante destacar que tanto el tiempo de carga como la autonomía máxima por ciclo de carga son 2 aspectos que le sitúan al concepto sostenible por debajo de las alternativas de combustión interna.

Porsche y Tesla son algunas de las principales marcas especializadas en movilidad sostenible

En términos estratégicos, algunas marcas están apostando por ampliar la variable autonomía con el objetivo de mejorar sus aspiraciones comerciales. Por otro lado, otro segmento de empresas, entre las que cabría incluir a Porsche y Tesla, preferirían disfrutar de un proceso de carga más rápido que el que la tecnología actual ofrece. ¿En qué punto nos encontramos en la actualidad?

Para entender lo avanzado que se encuentra el mercado, lo más aproximado sería comprender los datos que ofrece el Porsche Taycan, el primer modelo completamente eléctrico de la marca. Su desarrollo ha sido testigo de la inclusión de un sistema de carga de 800 voltios. ¿Se ha alcanzado la cúspide? Lo cierto es que no, tal y como te mostraremos a continuación.

Un equipo de investigadores ha conseguido recientemente producir un nuevo compuesto que permitiría, aún sobre el papel, disfrutar de un ciclo teórico de autonomía en apenas 5 minutos. ¿Cuáles son las principales cualidades de este proyecto y qué posibilidades reales hay de que termine utilizándose en la industria de la automoción?

6 minutos de carga para disfrutar de centenares de kilómetros

Según se puede leer en el portal Business Insider, la compañía Echion Technologies es la que se ha encargado de investigar y realizar importantes avances en este sentido. Por el momento, la cantidad que se obtiene de producto no es suficiente como para comercializar la solución a gran escala, por lo que se requiere de una mayor inversión en la causa.

La innovación en baterías de nueva factura será fundamental en el mercado. El periódico de la energía

El resultado de los primeros experimentos ha sido una especie de polvo que deriva directamente de algunos de los materiales que se utilizan para la producción de las baterías convencionales, entre los cuales cabe destacar el grafito. Tras los ensayos realizados hasta el cierre de edición, se ha conseguido contar con una mayor potencia de carga sin peligro para la batería.

Esto es así porque no existe un riesgo de sobrecalentamiento, algo que sí puede provocar importantes daños a las tecnologías que incorporan los actuales coches eléctricos presentes en el mercado. La inclusión de una solución sólida es fundamental para explicar la mejor canalización que se produce a lo largo y ancho del compuesto. ¿Estamos ante una tecnología que tendrá recorrido?

El principal problema al que se enfrenta esta nueva tecnología está centrado, sobre todo, en el proceso de producción. En la actualidad, se está produciendo un total de un kilogramo de producto al día, algo insuficiente para entender esta alternativa como un referente respecto a lo que existe en la actualidad en el mercado. ¿Cuáles son las aspiraciones de este nuevo compuesto?

El incremento de capacidad de batería como eje del problema

Pese a que esta startup ha podido tener acceso a diferentes clases de ayudas e incentivos públicos, lo cierto es que no se ha conseguido contar con una fórmula que permita incrementar el volumen de producción de forma exponencial. Teniendo en cuenta que para poder entender este modelo de negocio deberían salir de la fábrica varias toneladas al día, ¿qué puede decirse sobre el proyecto?

El Nissan LEAF es uno de los coches eléctricos más vendidos de la historia. Motorbox

A sabiendas de cuál es la materia prima que se requiere para su producción, se espera que uno de los gigantes en fabricación de baterías pueda aprovechar la oportunidad de disfrutar de este nuevo compuesto en los próximos años. De este modo, la capacidad de planta se incrementaría de forma exponencial, pudiendo dar salida a esta innovación con unas mayores garantías.

El coche eléctrico debe mejorar su potencia de carga para reducir el tiempo de espera

Por el momento, todo parece indicar que deberán seguir aprovechando la ventaja competitiva que poseen para mejorar el grado de producción. No obstante, la culminación de este proyecto podría derivar en un laboratorio de mayor reconocimiento para incrementar el presupuesto en investigación. Solo así podría tener viabilidad comercial en los próximos años.

Y tú, ¿imaginas disfrutar de un coche eléctrico con una carga completa de baterías en apenas unos pocos minutos? De confirmarse estos datos en un futuro, los carburantes podrían tener los días contados por la mejor eficiencia del motor eléctrico.