El mercado de la movilidad está viviendo importantes cambios a lo largo de los últimos años. Compañías que, hasta la fecha, se habían mantenido más unidas que nunca a las motorizaciones eléctricas, han visto cómo la electrificación se antoja como una alternativa si se pretende conservar la producción en el medio y largo plazo. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra Harley-Davidson.

Es, precisamente, en el campo de las motocicletas eléctricas donde está comenzándose a ver una clara apuesta por las mecánicas sostenibles. Esto está provocando que estén comenzando a aparecer proyectos que buscan mucho más que el ofrecimiento de una versión sin emisiones contaminantes. El diseño se ha convertido en una variable fundamental a tener el cuenta, tal y como lo muestra Cleveland Cyclewerks.

La gama Falcon de Cleveland Cyclewerks ya ofrece disponibilidad de 2 modelos

Este pequeño fabricante ha apostado desde sus comienzos por dar una vuelta de tuerca al diseño previsto en sus modelos. El catálogo Falcon, denominación que caracterizará a la futura línea de producción de la compañía, llama la atención por estar muy orientada a la mejora del producto partiendo de la base de un diseño retro. ¿Hasta qué punto esto es fácil de conseguir con una opción eléctrica?

Entre las múltiples cualidades es que disponen de una tecnología que les permite ser una opción válida para ser conducida sin carnet. Esto será posible activando el modo E-bike, el cual reduce su velocidad máxima a unos escuetos 32 km/h. Ahora bien, ¿por qué estamos ante una variante diferencial en lo que se refiere a la movilidad sostenible de los próximos años?

Veamos cuáles son sus principales variantes, hacia qué público objetivo está dirigido este producto y, sobre todo, qué podemos esperar de una próxima generación de motocicletas eléctricas bajo el logotipo de Cleveland Cyclewerks. ¿Y si estamos ante una innovación pensada para sustituir a las clásicas bicicletas eléctricas y soluciones que solo pueden ser conducidas con carnet?

Falcon 01 Y BLK, así es la gama inicial que ofrece este fabricante

Bajo denominación de origen americana, esta marca ya ofrece 2 versiones dirigidas a un público objetivo distinto. En primer lugar, la 01 está especialmente pensada para aquellas personas que solamente requieran desplazarse del punto A al B, siempre cuya distancia sea de unos pocos kilómetros en términos urbanos. Por lo demás, será más óptimo optar por la alternativa BLK.

Cleveland Falcon presenta una solución alternativa de motocicleta eléctrica. Electrek

La opción 01 cuenta con una mecánica de 750 W y ofrece 2 modos de conducción. Tal y como se puede leer en el portal especializado Electrek, el modo de conducción E-bike busca garantizar autonomía y, principalmente, servir de uso para aquellas personas que carecen de los permisos suficientes. Desconectándolo, se podrá experimentar un nivel de conducción que apenas distaría del que se vería en un ciclomotor. Así, tendría una velocidad máxima de 43 km/h.

La Cleveland Cyclewerks Falcon está pensada para ofrecer hasta 128 km tras 45 minutos de carga

La versión BLK, mucho más aspiracional, consigue extraer toda la potencia del motor, ofreciendo un registro mucho más alto. Gracias a su sistema electrónico, es capaz de acelerar hasta lograr alcanzar los 137 km/h. Además, en términos de autonomía, esta variante ofrece un máximo de 160 kilómetros teóricos gracias a sus 2 módulos de baterías intercambiables. La alternativa 01 incorporaría la misma variante.

Disfrutar de autonomía suficiente es muy sencillo y, sobre todo, cómodo. Únicamente habrá que cargar la batería a la red para contar con un total del 80% de la capacidad en tan solo 45 minutos. La parte restante, con el objeto de preservar su calidad y evitar una degradación de la misma, se cargará en otros 45 minutos. Solo así es posible garantizar un gran ciclo de kilometraje durante años.

Modelos de motocicletas eléctricas pensadas para ser eficientes

La eficiencia es una de las premisas fundamentales de esta curiosa alternativa. El mejor ejemplo de ello es la presencia de un equipo de frenos especialmente diseñado para disfrutar de un coeficiente aerodinámico reducido. Además, se cuenta con una tecnología compuesta por varios modos de conducción para estirar al máximo la autonomía o para ofrecer un mayor dinamismo en la conducción.

Cleveland Cyclewerks producirá, por el momento, solo una veintena de unidades. Electrek

Curiosamente, no dispone de una renovada tecnología a nivel de infoentretenimiento. Por ello, carece de pantalla al lado del cuadro de instrumentos. En su defecto, se podrá situar el móvil con el objeto de sustituir esta función. De hecho, se podrá seguir algunas variables como la autonomía restante, la velocidad a la que se circula o, por supuesto, otras magnitudes a tener en cuenta.

Y tú, ¿estarías dispuesto/a a dar un paso adelante y electrificar tu estilo de vida en términos de transporte? Si es así, esta es sin duda una gran alternativa para aquellos que les gusta impresionar a su paso. Eso sí, debes saber que, por el momento, se producirán tan solo una veintena de unidades. Y, además, no serán nada baratas. La Falcon 01 costará 7.999 dólares y la BLK unos 14.995 dólares.