En la industria de la automoción, está produciéndose una importante revolución a nivel de producción y consumo de vehículos. Si el Nissan LEAF, Renault ZOE o Tesla Model S, han supuesto un antes y un después en la movilidad sostenible, el pequeño de la familia de esta última compañía, ha sido todo un éxito a nivel de comercialización. Sí, el Model 3 es ya el Ford T del siglo pasado.

Tanto es así que Tesla decidió crear una Gigafactory una fábrica en suelo chino con el objetivo de atender la demanda creciente del país más poblado del mundo. Ahora bien, ¿son todos los Model 3 iguales? Salvo pequeñísimos detalles derivados de la homologación presente en cada país de venta, es prácticamente idéntica una unidad producida en Freemont, que una ensamblada en Tilburg o China.

Un fabricante ha convertido a híbrido enchufable un Tesla Model 3

Todos menos una única unidad, la cual te desvelamos a continuación. Una empresa con sede en Austria, ha creado un producto basado en la movilidad híbrida cuyo protagonista es un Tesla Model 3. Obrist Powertrain y su equipo técnico decidió que podría ser una buena idea apostar por la introducción de un pequeño motor de gasolina para demostrar que el futuro es el coche híbrido.

Esto ha sacudido los cimientos de la comunidad que lo apuesta todo a los motores eléctricos y equipos de baterías. ¿Cuáles son los argumentos sobre los que se basa esta compañía para la creación de la antítesis que persigue el fabricante de coches eléctricos más famoso del mercado? Lejos de asumir la controversia suscitada por el público, se ha querido encontrar una respuesta.

Antes de entrar a detallar más sobre esta curiosa decisión, cabe destacar que no se trata de ninguna innovación. Al fin y al cabo, la unidad que monta esta alternativa no es nada más y nada menos que una variante calificada como ‘coche eléctrico de autonomía extendida’. ¿Cuáles son las principales características que predominan en una creación que seguirá llamando la atención?

Una disparatada apuesta por el coche eléctrico con motor tradicional

Echando un vistazo en el mercado, lo cierto es que es difícil de entender por qué se han apoyado en este automóvil. Al fin y al cabo, el Tesla Model 3 es, actualmente, uno de los modelos con más autonomía del mercado por ciclo de carga. ¿Por qué no se apostó por unidades con menor rango como el Nissan LEAF o el Renault ZOE? He aquí una cuestión que no se ha conseguido obtener respuesta.

Obrist Powertrain ha creado un Tesla Model 3 híbrido enchufable. X Auto World

Atendiendo a los cambios realizados, el objetivo que se trazaron al comienzo de la conversión fue la eliminación de un peso extra. Por este motivo, se decidió extraer algunas celdas que equipa cada unidad de producto. Ante este vacío, la autonomía se reduciría, por lo que se apostó por incorporar un pequeño motor de combustión interna para extender la autonomía del vehículo.

Se ha agregado un motor de 2 cilindros para mejorar el comportamiento

Para ello, se introdujo un bloque bicilíndrico con la única meta de contribuir al movimiento y alcanzar unas decenas de kilómetros para compensar la retirada de parte de las baterías. Su potencia está reducida a tan solo 54 CV, agregando además, un peso extra de tan solo 95 kilogramos.

Además, la firma ha conseguido incorporar en la ecuación una solución de batería que dispone de un menor peso que la que ofrece el fabricante de Palo Alto. Gracias a estas 2 tecnologías combinadas, se ha conseguido mejorar un aspecto que puede resultar fundamental para entender el funcionamiento de un vehículo eficiente en términos de consumo.

Aprovechar el espacio libre para introducir mecánicas clásicas

Tal y como se ha podido observar en la imagen anterior, se ha introducido una tecnología en el cajón presente en la parte delantera. En el modelo originar, este espacio es libre, por lo que se puede utilizar para guardar una maleta y, por qué no, los diferentes cables y conectores para cargar el coche eléctrico. Ahora bien, ¿en qué se parece esta solución a la que ofrece BMW?

Esta unidad del Tesla Model 3 cuenta con un motor de combustión interna de 2 cilindros. Electrek

La firma germana, desde hace años, viene solucionando los potenciales problemas de autonomía mediante la incorporación de un pequeño motor de gasolina en la versión REX del i3. De esta forma, se consigue disfrutar del coche eléctrico con una mayor tranquilidad si vemos que durante el trayecto nos quedamos peligrosamente sin rango de kilómetros por el agotamiento de las baterías.

Esto permite a esta movilidad ser mucho más práctica, pero lo cierto es que choca, precisamente, con lo que se pretende evitar. De hecho, hay muchas personas que ven en esta opción una acreditación y confirmación de que esta tecnología no está lo suficientemente preparada para muchos usuarios. Y tú, ¿crees que es una aberración o crees que tiene un cierto sentido práctico?