En los últimos meses, Tesla se ha convertido en uno de los valores más inestables del mercado bursátil americano. La polémica compañía despierta interés por igual por alcistas y bajistas por cómo se están haciendo las cosas, principalmente, en Freemont. No obstante, desde hace tiempo, los comportamientos de su CEO, Elon Musk, también se han vuelto destacados para afectar al valor.

Tras los problemas de producción y distribución en referencia al Model 3, la compañía de Palo Alto está viviendo problemas venidos desde diferentes frentes. El magnate sudafricano no es absorto a la polémica, por lo que suele ser el centro de atención sobre lo que ocurre en la empresa. El último caso que ha provocado una nueva alteración de la cotización tiene que ver con un aspecto legal.

El mercado bursátil está haciendo un flaco favor a la cotización de Tesla

Al parecer, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos ha decidido denunciar al máximo accionista de la empresa por haber, supuestamente, alterado el precio de los títulos que cotizan en el NASDAQ 100. Para entender esta querella histórica sobre una de las personas más influyentes de la movilidad actual, es necesario echar un vistazo a lo ocurrido en las últimas semanas.

Tras lo ocurrido en el segundo trimestre del año, el inversor ha estado especialmente preocupado de las aspiraciones del Model 3 en cuanto a su producción y entrega de unidades. Esto ha provocado, por supuesto, que las especulaciones hayan tomado el control del valor de cotización, todo ello basado en divagaciones y rumores sin contrastar.

¿Cuál fue la consecuencia de ello? Elon Musk, ante las necesidades de capital y dificultades para poder trazar su estrategia sin inestabilidad, decidió utilizar su cuenta de Twitter para lanzar un mensaje contundente al mercado. ‘Esto considerando volver a privatizar a la compañía en 420 dólares la acción.

Esta docena de palabras le ha servido a Tesla una denuncia que podría marcar su futuro como CEO de la compañía. ¿Por qué ha sido denunciado y qué podemos esperar en los próximos días respecto a esta decisión?

Una querella por alterar el precio de los títulos de Tesla

El problema de esta denuncia radica en la disposición de una valoración de 420 dólares por acción. Por aquel entonces, el valor de la cotización estaba situado por encima de los 350 dólares, pero muy lejos de la estimación llevada a cabo por Elon Musk. De cumplirse su promesa, el inversor podría haber ganado un gran beneficio, lo que provocó un incremento del interés por la compañía.

Elon Musk será investigado por un caso de fraude por alterar la cotización de Tesla. Wired

La burbuja especulativa se frenó en el precio de 379 dólares la acción, una cifra más que respetuosa viendo los niveles alcanzados en las jornadas anteriores. De hecho, esta información vertida sobre un tweet hizo que la firma alcanzase su precio máximo, lo que da buena cuenta del dinero que se movió en solamente dicha jornada.

El Departamento público ha denunciado oficialmente a Elon Musk por sus conductas

El órgano regulador de la Bolsa estadounidense, tras este movimiento, ha estado analizando qué repercusiones habría podido tener este movimiento de la cotización. Tras unas semanas de interpretaciones, ya hay información oficial sobre la posición del ente público, según se puede leer en la noticia ofrecida por Electrek.

¿Estamos ante el golpe de gracia a un CEO que ya mostró debilidad en una entrevista conferida a un medio de comunicación hace unas semanas? ¿Qué futuro espera a una compañía que ha basado su éxito sobre el parqué en la confianza que ha mostrado el magnate sobre el proyecto? Vienen tiempos de profundas reestructuraciones, más aún cuando se sabe que varios directivos han abandonado la dirección la empresa.

Una denuncia que pone contra las cuerdas a Tesla

La organización Securities and Exchange Commission (SEC), en la nota de prensa en la que se informa sobre la denuncia, afirma que Elon Musk podría haber utilizado su posición de poder en su propio beneficio. De hecho, esta medida, que podría vulnerar la legalidad, podría haber provocado importantes pérdidas a accionistas mayoritarios y pequeños inversores.

Elon Musk está en el ojo del huracán al haber sido denunciado por el órgano regulador bursátil de Estados Unidos. AD

La especulación provocó una fuerte subida de la cotización. Tras ello, cayó con la misma fuerza, lo que ha provocado que ciertos inversores hayan quedado atrapados en el valor. ¿Cómo paliar este daño? Podríamos estar ante el fin de la posición del CEO al frente de la compañía.

Podría decirse que se equivocó al publicar tal información, dadas las condiciones de aquel momento. El magnate no informó a la Comisión reguladora sobre sus intenciones, cuando esto es un requisito indispensable para no animar la especulación. Además, lo hizo a sabiendas que posee 22 millones de seguidores en Twitter, por lo que era de prever que el mercado se animase tras sus palabras.