España es uno de los países que menos contribuye a una conversión del parque automovilístico. La electrificación es una de las prioridades de muchos gobiernos, principalmente en Europa, pero dichas ayudas llegan a cuentagotas al público generalista.

Pese a que los vehículos eléctricos e híbridos ofrecen un desempeño cada vez más eficiente, lo cierto es que siguen contando con algunos estigmas. Cuando no es la carencia de autonomía se habla del coste de las averías de las baterías, y cuando no, de la ineficiente red de carga pública.

El coche eléctrico podría ser útil para la mayoría de los desplazamientos

Esto puede hacer que dejemos de valorar los beneficios del coche con mecánica alternativa. Es cierto que no dispone de lo necesario para adaptarse a cualquier público objetivo, pero la inmensa mayoría de los desplazamientos que realizamos a diario podrían hacerse con la tecnología que disponen estos.

España es uno de los países, tal y como decíamos al comienzo, que ofrece un plan de ayudas insuficiente. No incentiva la adquisición de coches sin emisiones contaminantes, por lo que esto, al fin y al cabo, se transmite a las cifras que ANFAC ofrece cada mes en cuanto a matriculaciones.

Sin embargo, algo ha ocurrido en esta ocasión. Han sido publicados los datos referentes al mes de octubre y, una vez contabilizados los registros diarios, podemos afirmar que hay una esperanza para las motorizaciones más limpias. ¿Qué tal le ha sentado el primer mes completo otoñal?

Unos datos que arrojan luz entre mecánicas diésel y gasolina

Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría del parque automovilístico nuevo sigue aportando por el diésel y la gasolina, podemos pensar que aún queda, al menos, una década para tolerar su circulación. Se incluirán restricciones, sí, pero seguirán recorriendo gran parte de las calles y carreteras españolas.

El Renault ZOE ha sido el coche eléctrico más vendido del mes de octubre. Renault

Sin embargo, un par de datos han llamado la atención de aquellos que apuestan por una revolución en el sector del transporte. La publicación mensual ha sido, pese a que ya se rumoreaba, sorprendente y, sobre todo, esperanzadora.

Según se puede observar en el documento que publica de forma mensual la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el mercado ha virado de nuevo de forma positiva pese al retroceso de las matriculaciones de coches híbridos y eléctricos que habíamos visto en septiembre. Octubre ha dado paso a las tasas más altas de ventas de automóviles alternativos.

Han crecido las matriculaciones de eléctricos frente a septiembre

Tal y como se puede leer en el portal de la plataforma, las matriculaciones de coches eléctricos han ascendido hasta el 6,4%, mejorando en 4 décimas el registro del mes anterior y hasta un 1,4% la media de lo que va de año.

En total han sido matriculados en el mes de octubre un total de 851 unidades si aglutinamos todos aquellos segmentos que compiten en el mercado. El más aclamado ha sido el Renault ZOE, el cual ha logrado venderse hasta un total de 554 vehículos.

Sin lugar a dudas, el utilitario eléctrico del fabricante francés ha obtenido el mejor registro en lo que va de año, sumando ya un total de 1.032 unidades en lo que va de año.

Lo más llamativo es lo que ocurre con las mecánicas tradicionales

Si el mes pasado hablábamos de que el diésel parecía comenzar de nuevo su reconquista personal, hoy podemos decir que ha quedado de nuevo neutralizada. En septiembre, las mecánicas más contaminantes se hacían con la mitad de las matriculaciones, llegando a alcanzar los datos de principios de año.

Las matriculaciones de coches eléctricos e híbridos son cada vez mayores. SSEFH

Ahora, un mes después, el mercado ha abandonado dicha hipótesis en aras de incrementar la apuesta por el coche híbrido y eléctrico. De esta forma, el coche con mecánica diésel ha caído en matriculaciones hasta el 45%, habiendo migrado la diferencia sobre el motor de gasolina y los más limpios.

Del mismo modo, las motorizaciones con mecánicas de gasolina han recuperado el primer puesto perdido en septiembre. Pese a que esta alternativa no era la que todos aquellos con mentalidad ecofriendly desearía, lo cierto es que es un importante paso para reducir las emisiones contaminantes.

El motor diésel es más contaminante que cualquier otra tecnología

Las mecánicas diésel, tal y como ya te contamos hace unas semanas, son las más peligrosas para la salud. Este tipo de motores expulsan por el tubo de escape partículas cancerígenas para el ser humano por el conocido como óxido de nitrógeno, una sustancia que permanece en el aire y que constantemente inhalamos en presencia de este tipo de automóviles.

El coche que equipa un motor de gasolina no emite este gas, por lo que puede decirse que su principal amenaza es que contribuye al calentamiento global por el hecho de emitir CO2.

Sin embargo, no hay que cantar victoria aún. Los meses de noviembre y diciembre serán claves para determinar si verdaderamente se ha producido un ansiado cambio de tendencia o, si por el contrario, ha sido un mero espejismo.