Tesla, a día de hoy, es la principal compañía de coches eléctricos en el mundo. El fabricante de Palo Alto ha tenido un crecimiento que, en los últimos años, se ha acentuado por la producción del Model X y, mucho más recientemente, el Model 3, modelo que está suponiendo todo un desafío de producción para la compañía.

Elon Musk es uno de los principales artífices de que este éxito haya podido tener lugar. Desde los inicios, el magnate sudafricano ha servido de guía para posicionarse como la principal alternativa al mercado tradicionalmente dominado por unos pocos competidores. Sin lugar a dudas, el trabajo constante y las aspiraciones siempre positivas son un referente en la firma.

El Tesla Model 3 está siendo un quebradero de cabeza en la planta de Freemont

Ahora bien, ¿es suficiente? La compañía con sede en el Estado de California está enfrentándose, desde hace unos meses, a una situación crítica. El sedán de acceso a la empresa, el Model 3, supondrá en unos meses la verdadera batalla con el concepto de combustión interna. Las marcas premium tradicionales dispondrán de una competencia jamás antes apreciada.

Ante esta situación, ¿se requiere la misma cúpula directiva que la que hasta ahora ha estado presente en la automoción? Es importante destacar que estos posibles movimientos de sillas son una constante en las principales corporaciones del mundo, pero esto es todavía más significativo; estamos ante la posible sustitución del principal apostante por la movilidad eléctrica.

La crucial decisión que dividirá a la empresa tendrá lugar en el próximo mes de junio, durante la Junta de Accionistas que se celebra por las mismas fechas cada año. Elon Musk, de confirmarse las sospechas mostradas en Electrek, podría verse obligado a la renuncia de sus funciones como CEO de la marca con más valor bursátil de todas en las que participa.

Por qué Elon Musk podría abandonar el puesto de CEO en Tesla

La compañía de coches eléctricos más puntera del mundo decidirá próximamente relegar o no al dirigentes sudafricano. Esto es así por la posible votación que tendría lugar en la sesión de votaciones de la Junta de Accionistas. Al parecer, según se puede leer en el portal citado, los estatutos de la empresa permiten al accionariado formular 2 votaciones anualmente.

Elon Musk lleva en el cargo de CEO de Tesla desde que se fundó la compañía en 2004. Business Insider

Siguiendo este sentido, un propietario de 12 acciones, llamado Jing Zhao, será el que podría proponer la sustitución de Elon Musk. Es un conocido accionista que en el pasado ya dio que hablar por apostar por este tipo de posiciones en otras empresas como Apple o IBM. Este inversor podría estar reuniendo una serie de influencias conexas a la empresa para dar un nuevo testigo al cargo de CEO.

Se alega que Elon Musk podría no ser el CEO que defendería los intereses de la compañía

El principal motivo por el que se habría impulsado esta medida es la baja independencia que ofrecería el magnate para los intereses futuros de la empresa. Ser CEO de SpaceX y SolarCity podría provocar, según afirma la fuente, una situación que podría perjudicar los intereses de Tesla al incluir decisiones sesgadas en línea con estas otras empresas.

Como cabría esperar, las primeras reacciones a esta posible votación no se han hecho esperar. La Junta de la firma ha mostrado ya su rechazo ante una medida que podría colocar a la deriva la actual estrategia de la marca, la cual se sitúa en pleno proceso de estandarización del modelo eléctrico a nivel internacional.

Una Junta marcada por la producción del Tesla Model 3

En el próximo mes de junio prácticamente se habrá cumplido un año desde que fueron entregadas las primeras unidades del sedán de acceso a la familia Tesla. La firma de Palo Alto, desde entonces, lleva luchando para incrementar sus niveles de producción, algo que ha costado más de lo debido.

La presentación del Semi ha supuesto un antes y un después para la firma de Palo Alto. Suplychain.com

En la actualidad, se ha logrado superar la cifra de las 2.500 unidades salidas de Freemont a la semana, pero el próximo objetivo es todavía más complicado. Para finales del mes de junio deberían salir de la cadena de producción hasta 5.000 unidades si lo que se pretende es reducir el número de pedidos, actualmente estancado por encima de las 40.000 unidades.

Elon Musk podría ser cesado en aras de incluir un sustituto ajeno a la marca

¿Toca relevar al principal valor de la firma en términos reputacionales? Elon Musk vivirá las próximas semanas muy pendiente de la posible inclusión de esta votación en el futuro. Las primeras noticias apuntan a que aquellos que se adhieran a esta medida podrían pedir la inclusión de una persona independiente a la marca.

No obstante, es importante guardar la calma. La estrategia a medio y largo plazo está servida. De hecho, el capital humano seguirá siendo el principal estandarte de una de las compañías llamadas a ser la punta de lanza de la movilidad sostenible en los próximos años.