La movilidad eléctrica no termina de arrancar. La inmensa mayoría de los fabricantes tradicionales, pese a trazar una estrategia basada en la electrificación para el medio plazo, lo cierto es que siguen manteniendo a los motores de combustión interna como la principal fuente de competitividad para los próximos años.

Siguiendo esta lógica, solamente unos pocos fabricantes como Jaguar o Audi ya se han atrevido a comenzar a producir un modelo completamente eléctrico. En este sentido, tanto el I-Pace como el E-Tron, compartirán una serie de características que hacen soñar a aquellos que adoran el transporte sostenible.

El Jaguar I-Pace se ha convertido en la principal alternativa al Tesla Model X

Es precisamente Jaguar la compañía que más está llamando la atención del mercado tradicional. El fabricante británico, propiedad del gigante de la automoción TATA Motors, se ha convertido en uno de los fabricantes que más está apostando por el segmento alternativo. Tanto es así que ya mismo está comercializando el I-Pace, una opción que ha demostrado estar a la altura del Tesla Model X.

Aun así, es importante tener en cuenta cómo el fabricante todavía tiene mucho que hacer para aproximarse a los niveles competitivos de Tesla. Hay que recordar que la compañía de Palo Alto cuenta con una opción que está comercializándose de manera exponencial y que está llamada a ser el Ford Model T de comienzos del siglo pasado.

Ahora bien, ¿por qué sabemos que están siguiéndose todos los patrones para convertirse en uno de los fabricantes más punteros en materia eléctrica? El proyecto Vector V20E nos puede servir de ejemplo para conocer las múltiples novedades que podrían tener sentido en un Jaguar completamente eléctrico.

La conquista del medio marítimo como golpe de fuerza

Las sinergias que está encontrando Jaguar le están permitiendo a la compañía tomar impulso en la carrera por el coche eléctrico. El I-Pace es una opción que arranca, según se puede leer en el portal de la propia firma, en los 79.100 euros. Como es lógico, las nulas economías de escala hacen que no pueda ser atractivo todavía desde el punto de vista económico.

El programa Vector V20E, el cual ha estado en fase de desarrollo durante los últimos 12 meses, acaba de conseguir un récord de velocidad. Esta embarcación deportiva, destinada exclusivamente al desempeño deportivo, ha conseguido circular a una media de 88,61 mph, o lo que es lo mismo, unos 142 km/h. Esto supone romper con la anterior marca, fijada en 76,8 mph, es decir, 123 km/h.

El uso de tecnología sacada de la Fórmula E ha contribuido al récord

Para lograr este nuevo registro histórico en Coniston Water, Inglaterra, se ha implementado tecnología que previamente ha sido probaba en la Fórmula E, una competición en la que Jaguar contará con un papel destacado en el futuro. ¿Se trasladarán algunas de estas mejoras a la división eléctrica destinada a la comercialización?

En este sentido, es importante recordar que Jaguar es el único fabricante, junto a Rimac, que se ha atrevido a poner en tela de juicio la dominación del mercado de Tesla en términos de aceleración y sensaciones. ¿Cuáles serán los próximos movimientos que se esperan de cara a la transformación del parque?

Una alternativa eléctrica que cobrará un mayor peso

Hace un tiempo, Jaguar especuló con la producción de una versión completamente eléctrica del mítico XJ, el cual serviría para conmemorar los 40 años de producción. De hecho, de confirmarse dicha noticia, estaríamos hablando de la segunda alternativa completamente eléctrica en Jaguar.

Jaguar se ha convertido en uno de los fabricantes que más entusiasmo está generando en la movilidad eléctrica. Drivemag Boats

Visto el desempeño que ofrece el Jaguar I-Pace, el XJ podría mostrar el primer gran competidor del Model S, la alternativa que marcó un antes y un después en la movilidad eléctrica. Fue este modelo el que rompió todos los moldes respecto al aspecto del clásico coche alternativo en relación con las opciones de combustión interna.

El grupo TATA está especialmente centrada en la producción de coches eléctricos

Todo hace indicar que los próximos meses serán de máxima relevancia para la filial del grupo TATA. El holding empresarial está llevando a cabo una ofensiva eléctrica que podría tener sus frutos a comienzos de la próxima década, momento en el que se espera que tenga lugar la conversión a mayor escala.

Jaguar sabe cómo se espera la industria el mercado en el futuro, por lo que ya ha decidido acelerar la transición con un único objetivo, plantar cara a las compañías que dominarán el mercado en los próximos años.