Los coches eléctricos se han convertido en la principal alternativa para sustituir a las mecánicas eléctricas. Esta tecnología está siendo una de las que está teniendo un mayor potencial. Sin embargo, todavía cuenta con una serie de factores que están limitando su crecimiento. Uno de ellos es el alto coste de producción que supone para las marcas la apuesta por esta solución.

Pese a la importancia relativa que está adquiriendo este producto, lo cierto es que todavía hay muchas personas que desconocen cómo funciona un conjunto de baterías, de qué está compuesto o cuáles son las ventajas y desventajas que tiene respecto a una opción tradicional. Con el paso de los meses, toda esta información está llegando al público.

Algunos minerales son extraídos en condiciones de práctica exclavitud

Ahora bien, ¿qué merece la pena que conozca el potencial consumidor del coche eléctrico? Una de las polémicas relacionadas con esta innovación está relacionada con la precariedad existente en aquellos lugares en los que existen reservas de las materias primas más destacadas. El níquel o el cobalto son algunos de los componentes fundamentales que merecen un análisis en profundidad.

Según se puede leer en InsideEVs, el organismo Amnistía Internacional ha hecho público un manifiesto en el que se detalla la parte oscura que se relaciona con la extracción de este tipo de minerales. ¿Deberían las marcas evitar el suministro de este tipo de materiales explotados por niños? Este se convertirá en uno de los debates que más podría penalizar las ventas del coche eléctrico en el futuro.

¿Cuáles son los condicionantes de este nuevo estudio? ¿En qué se basan unas conclusiones que vuelven a poner en el primer plano del marco social un problema que tendrá una fuerte repercusión en los próximos meses? Veamos todo aquello que rodea a una industria que tiene muchas claves que resolver todavía.

Una batería eléctrica creada con minerales de dudosa procendencia

África es el continente más rico en términos de presencia de minerales. El níquel y el cobalto no iban a ser la excepción. Para hacernos a la idea, la República Democrática del Congo posee hasta el 60% de las reservas de todo el Planeta del cobalto, un componente fundamental en la producción de baterías eléctricas. ¿Puedes imaginar el interés de las marcas por esta área geográfica?

La extracción del litio se produce, en muchas ocasiones, sin garantizar los derechos laborales. Humanium

En el polo opuesto, hasta el 80% de la población no posee los recursos primarios sobre bienes básicos como la tenencia de electricidad en el hogar. Como ves, existe una desproporción entre la riqueza del país en términos de producto y renta per cápita. Esto, por supuesto, tiene consecuencias directas en términos de calidad del trabajo.

El cobalto es un material fundamental en las baterías eléctricas actuales

Según este organismo, hasta un total de 40.000 niños participaron en la extracción de este mineral en el año 2017. Llegados a este punto, es muy posible que te preguntes por qué los fabricantes no deciden sustituir este mineral por otra composición. Lo cierto es que no es sencillo, ya que el cobalto es el que se encarga de que las baterías no se sobrecalienten.

¿Por qué este problema podría dilatarse, e incluso, ir a peor en los próximos años? Se espera que la demanda de coches eléctricos crezca de forma exponencial en el futuro, lo que daría a una exponencial presencia de este colectivo en las minas de este material. Ante esta situación, ¿qué debería esperarse de las marcas en la producción de soluciones sin emisiones contaminantes?

Tesla como precursor en la eliminación del cobalto

El cobalto se ha encarecido de forma muy abrupta en tan solo 2 años. Se ha multiplicado el precio de este material por el aumento de la demanda, lo que ha llevado a algunas empresas a replantearse sus volúmenes de pedidos. Tesla, una vez más, se ha anticipado al mercado al reducir de forma muy notoria el uso de este material en la fabricación del Model 3.

Las baterías del Model 3 son las más eficientes de la industria. InsideEVs

La llegada de las baterías al modelo de acceso a la marca ha supuesto un antes y un después para la industria. Además de convertirse en la solución más eficiente del mercado, se ha conseguido reducir la presencia de cobalto hasta niveles inferiores al 3% de su totalidad, un registro que jamás se había visto en el pasado.

El cobalto es el material más ligado a la explotación laboral infantil

Elon Musk y su equipo, tras el anuncio de la mejora de las capacidades de sus baterías, quiso sacar pecho afirmando que el objetivo de la futura generación de baterías era evitar la utilización de este material, el cual está controlado, en muchas ocasiones, por mafias y compañías muy ligadas a la corrupción. ¿Se conseguirá eliminar la huella de esta solución en el futuro?

Habrá que esperar todavía unos meses para comprobar cómo actúan los demás fabricantes que, poco a poco, electrifiquen sus gamas ante una mayor demanda del coche eléctrico. ¿Podrá estandarizarse un modelo de extracción justo? Quizás, los fabricantes, puedan intervenir para asegurar que todo el proceso de fabricación de un coche eléctrico sea del lado de las condiciones laborales justas.