Tesla es una compañía joven, muy joven. Lleva en el mercado oficialmente desde 2008 comercializando un vehículo eléctrico y, sin embargo, parece que lleva entre nosotros décadas. Este periodo de tiempo, no obstante, no refleja la influencia que ha tenido la marca en el mercado.

Es necesario acudir al 2012 para ver cuál es el germen de lo que es a día de hoy la empresa más innovadora en el sector de la automoción. No solamente por la dominación del mercado eléctrico en muchos países, ya que el Autopilot o su línea de montaje son, sencillamente, únicos en el mercado.

Tesla ha sabido quemar las fases de crecimiento a la perfección

El Model S despertó a la bestia, la cual cuenta hoy día con 3 modelos en comercialización; el citado Model S, el crossover Model X y el último en llegar a la gama, el Model 3. La estrategia de la compañía puede decirse que ha sido, sencillamente, brillante.

Todos sabemos cuáles son sus ventajas en el mercado, pero… ¿Qué decir de sus riesgos? La estandarización de las baterías de ion litio no ha permitido saber cómo se comportan tras recorrer decenas de miles de kilómetros.

¿Pierden parte de su autonomía? ¿Es posible realizar kilometrajes típicos que se ven en muchos de los taxis que recorren tu ciudad día a día? Veámoslo desde el punto de vista de varios ejemplos que sí han logrado recorrer distancias verdaderamente sorprendentes.

¿Puede un Tesla hacer más kilómetros que un coche tradicional?

Es ahora, 5 años después de la comercialización, cuando se pueden analizar los primeros resultados de autonomías satisfechas y kilómetros recorridos. ¿Qué conclusiones podemos extraer?

Según se puede observar en el blog de Steinbuch, la gran mayoría de los Tesla Model S y Model X se han mantenido por encima del 90% de sus capacidades. Teniendo en cuenta que la media oscila en torno a los 450 kilómetros a realizar entre ciclo de carga, podríamos hablar de una pérdida de unos 45 kilómetros menos por repostaje.

Esta base de datos muestra la relación entre el kilometraje y la pérdida de capacidad de la batería. Blog Steinbuch

El gráfico anterior muestra cómo se han comportado los Model S y Model X teniendo en cuenta el kilometraje realizado. En el eje de abscisas se muestra el incremento de kilómetros realizados, mientras que el de ordenadas mide el porcentaje de pérdida de capacidad de las baterías.

Según se puede observar en la imagen, durante los primeros 50.000 kilómetros recorridos, las baterías sufren un deterioro medio de un 5%, una caída que se reduce a partir de entonces. La línea de color rojo muestra la media si se tienen en cuenta la totalidad de los puntos azules (cada uno de ellos equivale a un registro de un Model S o un Model X).

La garantía de 8 años en Tesla no es fruto de una casualidad

Según se puede leer en ForoCochesEléctricos, las baterías de Tesla tienen una garantía de hasta 8 años sin límite de kilometraje, unos datos que demuestran lo seguros que estaban en la firma de Palo Alto de alcanzar tales cifras.

¿Cómo podemos interpretar el gráfico? Para demostrar la eficiencia de las baterías Tesla, lo más recomendable es recurrir a un par de ejemplos. Esto nos hará tomar conciencia de lo que es capaz un automóvil con una resistencia innata.

El taxi de los 160.000 kilómetros canadiense

Sí, aunque sea eléctrico, los modelos Tesla han servido para el transporte de pasajeros desde comienzos de su comercialización. ¿Un taxi eléctrico? Sí, sus autonomías de hoy día ya no suponen un problema.

Tal y como se pudo leer en Gizmodo hace unos meses, Christian Roy es un taxista canadiense que superó la cifra de los 160.000 kilómetros recorridos.

El Tesla Model S de Christian Roy en Quebec. ForoCochesEléctricos

Y te pensarás, ¿cuántas averías ha tenido? El mantenimiento es mucho más barato que los motores tradicionales. Entonces, ¿qué podemos decir del caso del bueno de Christian? Ha tenido 2 problemas derivados de la tecnología eléctrica.

La gran actualización de los trenes de potencia se produjo en 2015. Sin embargo, ambas averías tuvieron lugar con anterioridad. La primera de ellas derivó en la sustitución completa del sistema eléctrico, mientras que en la segunda ocasión también se tuvo que lidiar con otra reparación.

Por lo demás, su unidad del Model S se tuvo que enfrentar a males menores, tales como sustitución de juegos de neumáticos o rodamientos propios del sistema eléctrico.

Ari Nyyssönen, el finlandés que busca el medio millón de kilómetros

Según se puede leer en Motorpasión, Ari Nyyssönen es un taxista que adquirió su unidad del Model S en diciembre de 2014. Casi 3 años después, afirma orgulloso haber logrado recorrer nada más y nada menos que 402.000 kilómetros, ¡una auténtica locura!

Lo mejor de todo es que tal volumen de kilómetros lo ha hecho sustituyendo las baterías una única vez, y todo por culpa de un defecto parecido al que sufría el de Christian Roy. Aun así, lo más curioso es que tan solo ha perdido un 7% de autonomía en cada ciclo de carga.

De esta forma, mantiene prácticamente intactas las características que disponía cuando era nuevo. Este es un nuevo ejemplo del por qué Tesla se ha posicionado como una firma eficiente y, sobre todo, diferente.

¿Son pruebas suficientes para demostrar que un Tesla es fiable?

Todos sabíamos que un motor eléctrico aporta más fiabilidad que uno de combustión interna. Aun así, al no tratarse de un producto estandarizado en el mercado, aún hay cierta reticencia a su adquisición.

¿Puede la movilidad de los próximos años hacer frente a lo que llega? Tesla es la candidata que mejor define cómo será la industria. ¿Estamos a mitad de vivir una revolución?

Que triunfe entre los taxis dice mucho de su fiabilidad

Ejemplos como los anteriores definen a la perfección que la durabilidad de los mismos será mucho mayor que la de los actuales.

Eso sí, para ello hay que hacer un fuerte esfuerzo. Implicarse en la transformación del parque automovilístico es cosa de todos y, por ello, comenzar por la adquisición de uno puede ser un paso más que notable en el objetivo.