El coche eléctrico, pese al crecimiento de su demanda, se ha convertido en un pilar fundamental para entender la movilidad que está por llegar en los próximos años. Se espera que su desarrollo nos permita seguir disfrutando de una experiencia de conducción destacada, pero lo cierto es que todavía sigue lidiando con una serie de mitos que hacen que su expansión no sea tan evidente.

Entre las marcas ya se está viendo cómo su apuesta es toda una declaración de intenciones. Algunos fabricantes old school, que siempre han basado sus motorizaciones en alternativas de gran cilindrada, están incrementando sus inversiones para adaptarse a los nuevos tiempos. Este es el caso de Ford, un fabricante de corte americano que lanzará en un futuro el Mach E.

El Mach E se convertirá en el primer modelo eléctrico de la marca americana

Esta empresa, la cual ofrece en el mercado todo un histórico como el Mustang, no renunciará a las sensaciones que ofrece este icono bajo una tecnología completamente eléctrica. De hecho, el modelo que está probándose actualmente bajo el pseudónimo Mach E podría terminar derivando en una versión del mítico deportivo. Ahora, no obstante, se está innovando en condiciones climatológicas adversas.

Esto es, justo, lo que ha permitido comprobar cómo algunos de los mitos que todavía rodean al coche eléctrico siguen muy patentes en el mercado. El ejemplo de Noruega, país caracterizado por estampas de nieve, no parece ser suficiente. ¿Conducirías un coche eléctrico en circunstancias extraordinarias? Es decir, ¿te atreverías a circular con nieve o bajo episodios de muy altas temperaturas?

Estas son algunas de las cuestiones que generan una mayor controversia al público. La reticencia del consumidor a lo desconocido provoca que algunas empresas estén decidiendo mostrar las virtudes de las mecánicas eléctricas. Veamos, por tanto, qué está haciendo Ford al respecto con el que se considera que será el primer modelo de la marca sin contar con tubo de escape.

Un proyecto que está probándose en condiciones climatológicas adversas

La producción de un nuevo automóvil conlleva una inversión de cifras millonarias. El desarrollo de una tecnología eléctrica es, todavía, más complicado, ya que aún no hay suficiente oferta en el mercado como para que las economías de escala realicen su trabajo de forma competitiva. Esto provoca que se tenga que apostar por la promoción para generar en el público una sensación optimista.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, las cuales son ofrecidas por Ford a través de su canal de YouTube, el coche eléctrico sí puede circular sin ningún problema a muy bajas temperaturas. Es cierto que el rango de autonomía se puede reducir en cierta medida, pero no entraña ningún problema extraordinario. De hecho, el diésel, mecánica que se comercializa principalmente en Europa, sí tiene un grado de congelación a partir de los 10 y 15 grados centígrados bajo 0.

Esto viene a corroborar la validez del producto eléctrico bajo condiciones extremas en la variable tiempo. La firma norteamericana ha mostrado estas imágenes con el objetivo de destacar el grado de preparación del futuro Mach E tanto a nivel de desarrollo como de producción y montaje. Así, se consigue destacar cómo el producto que salga al mercado estará preparado para ofrecer el máximo rendimiento y seguridad.

Otro de los mitos que rodean al coche eléctrico, cabe destacar el relacionado con las sensaciones de conducción. Para ello, la marca dispone de un simulador que está especialmente adaptado a los datos técnicos del Mach E. De esta forma, dar una vuelta por el trazado de Nürburgring es posible, aunque sea a través de una pantalla aún.

Una apuesta diseñada para romper moldes respecto al coche eléctrico

El coche eléctrico sigue siendo objeto de estigma cuando se produce una comparativa con las opciones convencionales que funcionan a base de carburante. ¿Está el coche eléctrico preparado para soportar una carga de estas características? Ford se ha unido desde hace un tiempo para combatir la desinformación que acompaña al coche eléctrico desde los inicios de su comercialización.

El Ford Mach E se convertirá en el primer modelo eléctrico de la marca. Carscoops

En relación con el Mach E, la firma estadounidense todavía tiene unos meses para afinar el que será su primer modelo completamente eléctrico en toda su historia. El SUV llegará al mismo tiempo que el Tesla Model Y, por lo que se espera que ambas alternativas compartan mercado junto a las que ya existen en la actualidad. ¿Estará a la altura el modelo protagonista de este artículo?

Su desarrollo viene cocinándose desde hace un par de años, por lo que se espera que pueda ofrecer autonomías o tiempos de carga parecidos al de su competencia. Se espera que los inicios de la próxima década sean fundamentales para entender el nuevo concepto de movilidad. Por ello, podría decirse que Ford podrá subirse al tren justo en el preciso momento en el que comience a crecer esta nueva solución innovadora.