Solemos asociar la conducción autónoma con una apuesta que solo será viable dentro de unos años. De hecho, lo más lógico sería pensar que bastará con introducir una dirección en la pantalla de la consola central para que el automóvil nos dirija de forma automática a la ubicación. De hecho, los comandos por voz serán la próxima revolución en esta materia.

Sabemos muy bien cuáles son las compañías que más están apostando por la futura introducción del piloto automático. Ya sean ajenas a la automoción o que basen su principal estrategia en la producción de automóviles, lo cierto es que esta materia se ha vuelto primordial en el mercado. ¿Quién se llevará el gato al agua?

Huawei ha diseñado una campaña de promoción disruptiva

Al ser una fuente de innovación relativamente inmadura, todavía podrían adherirse nuevos competidores. Huawei, tras ver su último evento promocional del Mate 10 Pro, podría ser un buen candidato a diseñar el futuro asistente a la conducción, según se puede leer en el portal BGR.

La compañía destacada en la producción de terminales de gama media y alta ha querido demostrar cómo un dispositivo móvil podría llegar a, en un futuro, manejar un automóvil. ¿Cómo James Bond? Algo parecido. En esta ocasión, Porsche, el fabricante de vehículos prestacionales, ha colaborado con Huawei para diseñar una tecnología capaz de detectar obstáculos en la carretera.

Y te preguntarás, ¿qué tiene que ver un perro en esta historia? La firma de terminales móviles, convencida de la fiabilidad de su tecnología, ha mostrado al público un vídeo en el que se puede observar a la perfección cómo una unidad del Porsche Panamera, equipada con la solución de Huawei, es capaz de sortear un can que había a mitad del camino.

La polémica promoción del Huawei Mate 10 Pro con un perro

Muchos afirmarán que la distancia entre el vehículo y el animal es lejana, pero otros seguirán defendiendo que tras estas imágenes hay una actitud más bien propia de épocas pasadas. ¿Podría haber un posible caso de maltrato? Las imágenes no muestran algo propio de ello, pero no se han difundido las imágenes de las múltiples tomas que tuvieron que repetirse.

¿Testar con animales la tecnología autónoma? Los colectivos en defensa de los animales seguro que ya están preguntándose sobre la idoneidad de las imágenes. Ahora bien, ¿qué otros aspectos se pueden destacar de las imágenes anteriores?

EL objetivo primordial es comprobar la eficiencia del terminal móvil

Antes de todo, cabe destacar que la firma fabricante de dispositivos móviles no tiene, entre sus preferencias, la disposición de una nueva variante en términos de autonomía en la conducción. El objetivo, simplemente, está centrado en la capacidad que tiene el Mate 10 Pro para poder gestionar un sistema de conducción autónoma.

Porsche, en plena andadura por hibridizar y electrificar su gama, cedió una unidad de su berlina de altos vuelos. Frente a él, un perro que mira impasible el frontal del Panamera. ¿Qué se puede destacar de la promoción? La utilización de una simple estrategia de marketing para destacar las virtudes del smartphone.

Una campaña con claras miras al MWC de Barcelona

Estos días, en Barcelona, tendrá lugar una de las ferias más importante de la industria móvil. El Mobile World Congress es uno de los mejores escaparates para las compañías del sector, por lo que todo parece apuntar a que Huawei dispondrá de un apartado para explicar cómo ha logrado avanzar en materia autónoma.

Porsche se ha asociado con Huawei para realizar una promoción relacionada con el último gama alta de la firma de terminales, el Mate 10 Pro. Autobild

Ahora bien, retomando de nuevo la idoneidad sobre la polémica del perro, ¿por qué están tan caldeados los ánimos en referencia a la utilización de animales? Es importante recordar que hace solamente unas semanas que se destapó otro nuevo escándalo relacionado con Volkswagen.

La experimentación con animales sufrió su máximo revés hace solo unas semanas

Al parecer, en 2014, la firma alemana probó su tecnología diésel con un grupo de personas y monos para demostrar que esta tecnología había conseguido reducir el impacto medioambiental. ¿Sabes qué fue lo más llamativo? Que los resultados no salieron tal y como ellos esperaban, por lo que no fueron publicados.

Así pues, no sabemos si Huawei ha acertado o no lanzando esta campaña promocional, pero lo que sí se sabe es que solamente han tenido unas 5 semanas para implementar esta posible solución de inteligencia artificial. ¿Con qué nos sorprenderán próximamente? Puede ser que, para entonces, hayan aprendido por las críticas que ya están produciéndose.