Una de las ventajas más importantes de un coche eléctrico frente a uno con una motorización de combustión reside en su mayor fiabilidad, como bien demostramos hace unas semanas. El primero posee menos de la mitad de componentes que una tecnología tradicional, por lo que la probabilidad de avería es menor.

Sin embargo, debido a las economías de escala aún en desarrollo, las reparaciones de un eléctrico son más costosas. Entonces, ¿merece la pena atreverse con un coche que posee esta tecnología? La electricidad, aplicada a la movilidad, es el futuro.

La electricidad ya ha demostrado su valía para la movilidad del futuro

Lleva posicionándose como la alternativa más favorable del mercado del automóvil, pero para atreverse a comprar uno bajo este concepto, hay que contemplar cómo será el uso que se le vaya a dar.

El protagonista anónimo, a través de Electrek, ha mostrado cuáles han sido sus impresiones tras pasar los últimos 3 meses a los mandos de un Model S que se produjo en 2012.

¿Cuánto y cómo ha sufrido el interior? ¿Y el nivel de baterías? ¿Qué kilometraje y autonomía posee tras 5 años rodando? Muchas cuestiones anticipan una entrevista que ofreció alguna que otra sorpresa. ¿Te atreves a descubrirla? ¡Vamos allá!

Cómo ha sufrido su autonomía el paso del tiempo

Hace unos días os mostrábamos la pérdida de autonomía de un conjunto de Model S y Model X respecto a los kilómetros que se realizaban. En dicha representación y análisis se pudo comprobar cómo la disminución de la capacidad no era determinante.

La pantalla del Model S ofrece toda la información al conductor. Electrek

La unidad protagonista del artículo, tras 5 años de utilización continuada, ha visto reducida su autonomía hasta poder realizar poco más de 400 kilómetros con cada ciclo de carga completa. Según el propio propietario de este P85, al comienzo de su vida útil podían realizarse hasta un total de 426 kilómetros.

Esto se traduce, en términos generales, a una reducción de la autonomía que gira en torno al 6%. ¿Qué nos ofrecen estos datos? Tras algo más de un lustro en el mercado, puede decirse que un eléctrico puede ser sostenible en el medio plazo.

Aun así, es importante destacar que la berlina posee un kilometraje actual de 78.000 kilómetros, habiendo realizado unos 2.000 kilómetros el actual poseedor. Sin embargo, ya se han visto unidades que superan anchamente la barrera de los 100.000 kilómetros, lo cual nos indica la buena calidad de las baterías de Tesla.

¿Respeta el paso del tiempo el interior de un Tesla?

En dicho apartado, no debería distar lo que ocurre en un Model S, por ejemplo, y su actual competencia en el mercado. El acabado de la tapicería, por ejemplo, debería mostrar un deterioro lógico derivado del uso continuado.

El interior del Tesla Model S hay que destacar la ausencia de botonera y disposición de una pantalla táctil. Electrek

Según cuenta el propio propietario anónimo, el Model S de 2012 ofrece una calidad óptima y en consonancia respecto a sus rivales teóricos, es decir, los Porsche Panamera o Audi A7, entre otros. No existe apreciación alguna de desgaste de los plásticos por inclemencias del tiempo ni ruidos modelos causados durante la conducción.

En su defecto, sí que opina que, de poder cambiar los asientos por unos actuales de un 100D, no lo dudaría un instante.

Y te preguntarás, ¿por qué ha envejecido tan bien en el apartado anterior? Tesla ofrece una calidad exquisita en la tapicería y plásticos. Además, gracias a la ausencia de botonera alguna, es posible reducir vibraciones y desgaste de los mismos tras su uso frecuente.

Una valoración personal fiable para saber más de Tesla

Según el propio protagonista y propietario de un Tesla Model S de inicio de producción, no tiene dudas de haber realizado un buen trato cuando decidió comprarlo hace 3 meses. Le recomendaron buscar otras unidades fabricadas posteriormente, pero aun así, se lanzó a por él.

Algunos poseedores de otros Model S le aconsejaron no comprar una de las primeras unidades en circulación por el simple hecho de evitar problemas que surgieron en las primeras tiradas comercializándose.

El servicio técnico de Tesla es espléndido en la gran mayoría de ocasiones

Pese a todo ello, únicamente ha detallado un problema que ha tenido a lo largo de estos 3 meses. Tal y como ha desvelado, el sistema de apertura del maletero se estropeó. Sin embargo, Tesla, al poco de ponerse en contacto con él, envió a un técnico para que se ocupase de su caso.

Entonces, ¿qué podemos destacar de uno de los clientes que posee una de las primeras unidades del Model S? Tal y como ha demostrado en los diversos apartados que se han analizado, puede decirse con seguridad que su satisfacción con el Model S es total.

Y tú, ¿creías que sufriría una mayor pérdida de autonomía tras casi 80.000 kilómetros recorridos? ¡Y qué decir el estupendo estado del interior del vehículo!