Las infracciones de tráfico son, aunque nos pese, necesarias. Se puede estar más o menos de acuerdo con la imposición de las mismas, pero al menos, de momento, no se ha conseguido vigilar de otra forma, el mantenimiento del buen hacer en la conducción.

A fin de cuentas, la cartera es lo que más nos duele y lo cierto es que sacar varios billetes para el pago de una multa no es la mejor forma de gastar nuestro dinero, ¿verdad?

Es cierto que tuvieron que incorporar el carnet por puntos porque siempre hay algunos que prefieren ir a 200 km/h, pagar 300 euros y continuar igual, pero bueno, eso es otra historia.

El carnet por puntos ha contribuido para reducir el número de infracciones

Debes saber que en las épocas más conflictivas, la Dirección General de Tráfico (DGT) multiplica sus esfuerzos en busca de infractores. Pensarás que puede que sea para incrementar la facturación, pero debemos siempre ponernos del lado de la seguridad.

Siempre hay que estar en alerta de las nuevas campañas de vigilancia realizadas por la Administración Central y Local. Ahora, en plena operación veraniega, se ejerce un mayor control en nuestras carreteras.

Así pues, ¿quieres saber por qué han caído en la trampa los españoles si hablamos de imposición de multas? A continuación tienes las que más se han repetido.

Cuál es la infracción más cometida por los conductores

Que los españoles les gusta pisar el pie derecho no es una sorpresa, de ahí que apareciese sí o sí en esta oscura lista. Sin embargo, hay otras que ni siquiera podrás entender por qué siguen cometiéndose después de tantas campañas de concienciación.

Así pues, aquí tienes las que más ha impuesto el personal de la benemérita y la tecnología al servicio de la recaudación del Estado. ¿Cuál o cuáles crees que jamás te las pondrán a ti?

Superar el límite de velocidad se sitúa, una vez más, en cabeza

El exceso de velocidad, el no uso de cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes entre casi medio millón de vehículos analizados. Estos resultados corresponden al control llevado a cabo durante una de las campañas de vigilancia en carreteras convencionales en la primera mitad del año.

El cumplimiento de los límites de velocidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la seguridad vial en nuestro país. En esta campaña, según las informaciones de europa press, 14.765 conductores fueron denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida.

Otra de las infracciones más habituales fue no usar uso del cinturón de seguridad. Sólo en una semana, 1.441 personas fueron denunciadas por no llevarlo puesto mientras viajaban. Las otras 73, yendo un poco más allá, no llevaban a los menores que transportaban con su correspondiente sistema de retención infantil, de igual modo que informa la DGT.

El cinturón de seguridad obligatorio, pese a salvar vidas, sigue siendo un mal de cabeza para la DGT. Autofácil

El uso del móvil o llevar auriculares durante la conducción sigue siendo una práctica habitual entre algunos conductores tal y como se ha constatado durante la campaña de vigilancia analizado. En una semana y sólo en carreteras convencionales, hasta 1.023 conductores fueron denunciados por distracciones al volante, del modo que apunta La Vanguardia.

Continuando con el objetivo de Tolerancia Cero de alcohol y drogas en la conducción, durante la campaña se han realizado controles de estas sustancias a conductores que circulaban por carreteras convencionales. En siete días 1.240 conductores dieron positivo en las pruebas de alcohol (912) y drogas (328), según los datos publicados por Alicante Plaza.

El mantenimiento del vehículo, ese olvidado que te puede valer una multa

El envejecido parque automovilístico en España y la falta de mantenimiento del mismo, hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial.

Llevar los neumáticos sin apenas dibujo es algo cada vez más frecuente en los automóviles de España. Autonoción

En una semana 1.174 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas. Sin embargo, el dato más preocupante es que 25 de ellos tuvieron que ser inmovilizados por presentar serios riesgos para el resto de usuarios de la vía.

No llevar y/o tener al día la documentación del conductor o del vehículo fue otro de los preceptos controlados. 1.182 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo. En la mayoría de los casos, no tener pasada la ITV fue la causa principal de la imposición de la multa.

Qué debemos aprender de cara al futuro

Las multas, queramos o no, debemos interpretarlas como medidas de corrección de una actitud impropia del buen conductor. Hay que garantizar la seguridad de todos y qué mejor forma que hacerlo que respetando las leyes.

Es vital ser sensato y responsable cuando se está al volante

La imposición de sanciones por parte de la DGT no es más que una medida correctiva sobre algo que se está haciendo como no es debido. Por ello, es importante no exceder el límite de velocidad, usar el cinturón de seguridad o no beber alcohol si se va a conducir, entre otras.

¡Aunque solo lo hagas para evitar que te pare la Guardia Civil o la Policía Local de tu localidad! Es vital hacer hincapié en este aspecto fundamental, todo se basa en tener un respeto por los demás.

Si después de una noche de juerga se coge el coche habiendo bebido, no solamente te pones en peligro tú y el resto de los que viajan contigo, todos los demás usuarios de la vía corren un riesgo que no tendrían por qué asumir.