El futuro de la conducción está altamente ligado con las predisposición de una red efectiva que haga viable la carga de los coches eléctricos. Por ello, en los últimos meses y, sobre todo, durante buena parte del año pasado, han comenzado a materializarse nuevos proyectos relacionados con la instalación de puntos de recarga.

Además del conocidísimo mapa ofrecido por Tesla en relación a las estaciones Supercharger, otras plataformas se han erigido en los últimos años como opciones para fijar una competencia en el medio plazo. La innovación eléctrica requiere la estandarización de puntos de recarga eficientes, por lo que es imprescindible contar con la colaboración de estas compañías.

La red IONITY basará su diferenciación en que se trata de una asociación ligada a la industria

La red IONITY o el proyecto lanzado por la firma alemana E.ON se convertirán en alternativas que podrían comenzar a fijar sus primeros postes este mismo año. De hecho, el programa IONITY ya cuenta con toda una serie de puntos estratégicos marcados en rojo. El objetivo es hacer viable la opción eléctrica no solo para la conducción urbana, sino también para los desplazamientos más largos.

Así pues, ¿qué nos ofrecerá IONITY en los próximos años? La asociación creada por diversos fabricantes de automóviles que compiten en Europa ya ha trazado su primer plan para establecer una red de carga efectiva y, sobre todo, amplia, centrada principalmente en los mercados en los que se está realizando un mayor esfuerzo para electrificar el parque automovilístico.

IONITY cumple lanzando una primer aproximación de carga

Es importante destacar que, en un primer momento, solo se valoró la opción europea, pero después se amplió el rango de acción hasta llegar al mercado norteamericano. De esta forma, su apuesta para luchar contra Tesla se verá incrementada en los próximos años. Ahora bien, ¿sobre qué se basará su estrategia?

La estrategia pasar por instalar cientos de cargadores eléctricos en el corto y medio plazo. Electrek

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, la red incluye todos los países de la Unión Europea, pero prioriza, principalmente, aquellas áreas en las que se concentra la mayor parte de la población. En cierto sentido es lógico que sea así, pues estas zonas demandarán una mayor cobertura para atender las necesidades del coche eléctrico.

La red Supercharger competirá con IONITY en Estados Unidos en los próximos años

Por otro lado, Estados Unidos será la principal mercado en el que fabricantes como Ford o Daimler se unirán para crear una infraestructura capaz de servir de competencia a Tesla y el proyecto que mantiene desde hace un tiempo en los 5 continentes.

Según se puede leer en Electrek, este proyecto está pensado para que cada una de las estaciones (representadas en el mapa con un punto) disponga de una media de unos 6 puntos de carga, una estimación que ha sido calculada en base a un estudio pormenorizado.

Un plan con un objetivo temporal de aquí a 2020

El año 2020 será el momento clave en el que los fabricantes comenzarán a electrificar todas sus gamas de forma sostenible. No obstante, esta estrategia presenta una serie de riesgos, incluyendo, por supuesto, la tenencia de una importante red de carga.

La red IONITY ya ha mostrado cuáles serán los puntos de recarga que producirán en el corto y medio plazo. Daimler

IONITY ha basado su diferenciación sobre este punto. La asociación formada principalmente por BMW, Mercedes, Ford y Volkswagen, buscará que el cliente cuente con acceso a una red que, también en ese momento, esté apostando por la instalación de más puntos de carga en el corto plazo. Este proyecto tiene como límite este año para la instalación de esta primera fase.

Algo mucho más realista es el objetivo de producción en el plazo más inmediato. Según se puede leer en el citado portal, IONITY creará una red con hasta 100 estaciones para final de año, algo que solamente será posible gracias a la financiación de las compañías de la automoción.