Jaguar es una de esas compañías que cree que la hibridación es un paso que no debería tomarse en la tendencia que nos lleva al futuro mercado eléctrico. Así pues, del mismo modo que ayer pudimos comprobar cómo Rolls-Royce jugará sus cartas siguiendo esta misma política, toca ver por qué la compañía del felino ha decidido utilizar como plataforma de lanzamiento el I-Pace.

Haciendo un rápido análisis de la mayoría de los mercados a nivel internacional, no es difícil descubrir cómo este depende, en gran medida, de las versiones SUV o crossover. Los compactos siguen siendo los automóviles más vendidos, pero las berlinas hace mucho que quedaron relegadas a un segundo puesto.

Jaguar cree que el coche eléctrico debe ir de la mano del segmento SUV

Ante esta situación, ¿por qué no adaptar una futura motorización eléctrica al segmento más demandado? Al parecer, esto es lo que podría haber pensado la firma británica perteneciente al holding Tata Motors.

Parece ser una apuesta arriesgada, más aún tras observar la corta experiencia de la firma en la producción de automóviles suya distancia al suelo es mayor que el concepto generalista. Hay que recordar que Jaguar fue uno de los últimos fabricantes que adecuó su catálogo para disponer de un todoterreno con aires más bien destinados al asfalto, el F-Pace.

Desde hace unos meses conocemos el I-Pace pero ahora, con un discreto camuflaje, se ha podido ver por los 4 costados recorriendo la costa californiana. Una ruta de unas 200 millas han servido para comprobar cómo, al menos, dispondrá su versión de producción de 321 kilómetros. ¿Qué otros más detalles se pueden considerar del futuro I-Pace?

Jaguar ya ha rodado con el I-Pace casi 2,5 millones de km

Podríamos pensar que estamos ante un modelo cuya fiabilidad podría estar comprometida, pero, según se ha podido saber gracias a Electrek, el primer automóvil puramente eléctrico de Jaguar dispondrá de una tecnología testada milímetro.

El Jaguar I-Pace será el primer coche eléctrico de la marca del felino. Electrek

Esto es lo que se puede observar tras analizar las palabras que, desde la firma, han querido dejar claro. El compromiso de la firma con el futuro de la conducción alternativa es total y, buena prueba de ello, es la disposición de una flota de 200 unidades del futuro I-Pace.

Estas han realizado una gira por California para comprobar cualquier posible problema que pueda poner en peligro la prácticamente inmediata puesta en producción.

Ian Hoban, Director de línea de vehículos de Jaguar, ha mostrado su compromiso por el porvenir de las motorizaciones eléctricas en la compañía y, sobre todo, por las esperanzas que han depositado en el futuro I-Pace que podría salir al mercado en el último trimestre del año que viene o a principios de 2019.

Después de casi 2,5 millones de kilómetros de pruebas, el I-PACE está listo para la producción. Ha demostrado ofrecer grandes distancias con una única carga de su conjunto de baterías. El primer vehículo eléctrico de Jaguar también será rápido de cargar; nuestro objetivo es lograr una carga completa al 80% en apenas unos minutos.

Según se ha podido saber gracias al medio citado anteriormente, al menos de momento se admite una potencia total de 50 kW para recargar las baterías, pero no se descarta que en los próximos meses se pueda incrementar, mejorando, incluso, el tiempo con cada parada.

Aspectos positivos del recorrido de los I-Pace por California

Esta gira no ha servido solo para probar las últimas mejoras emprendidas por el Departamento de Diseño de Producto de la compañía. La firma del felino ha ofrecido, a un afortunado grupo de clientes de la marca, la posibilidad de viajar a bordo de este futuro SUV.

El Jaguar I-Pace se ha dejado ver en diferentes Salones Internacionales. The Luxury Trends

En la propia página web de la compañía ya dispone de su propio espacio en el que aparecen también el resto de la gama. ¿Estamos ante el modelo que cambiará la historia del fabricante? Sin lugar a dudas, en los últimos años no habíamos visto tanta expectación ante la llegada de un modelo, digámoslo así, dispuesto para el mercado generalista.

Es cierto que en anteriores ocasiones, aprovechando los Salones del Automóviles y Motorshows, habrían predicho autonomías cercanas a los 500 kilómetros bajo el ciclo NEDC. Este organismo, el utilizado en Europa, es más permisivo que el ciclo EPA, el norteamericano. Y te preguntarás, ¿y qué tiene que ver con el futuro I-Pace?

Los datos de autonomía del I-Pace difieren según los ciclos NEDC y EPA

Los datos de la organización estadounidense creen que el SUV, según el modelo que utilizaron para sus pruebas, solamente podría recorrer un máximo de 200 millas con un solo ciclo de carga, es decir, la distancia que justamente han conseguido recorrer en su travesía por California.

Esto nos lleva a pensar que la autonomía total del futuro I-Pace estará enmarcada entre los 350 y 500 kilómetros, lo que le permitirá ser una apuesta competitiva en un mercado que no goza actualmente de muchas variantes en su segmento.