Si ya teníamos claro los motivos del por qué la revolución de la movilidad se asentará bajo la electrificación, ahora llega una nueva compañía que lo corrobora.

Eso sí, no lo hace mostrando un boceto de un one off o un concept que podría salir en un par de años. Lightyear quiere ir un poco más, anticipando cómo logrará ser una alternativa viable y, sobre todo, revolucionaria en un mercado cada vez más competitivo.

La energía solar puede tener la llave de la movilidad de los próximos años

Si los mayores haters de la conducción eléctrica afirman que la extracción de la energía eléctrica también genera contaminación, ¿en qué se basarán para lanzar sus dardos a esta empresa? Al parecer, creen que la sostenibilidad de la empresa se basará en la creación de modelos con capacidad de cargar las baterías gracias al sol.

Ahora bien, ¿con qué rangos de autonomía esperan contar? ¿Esta idea futurista es algo nuevo o ya se ha intentado implementar en el pasado? A continuación verás a qué se enfrenta la energía solar en la movilidad y qué recorrido puede tener en la industria.

Un concepto tradicional pero sin éxito alguno, de momento

La colocación de placas solares, literalmente, sobre la carrocería de un coche no es algo nuevo. De hecho, hasta Tesla ha valorado en alguna ocasión esta práctica solución, tal y como llegó a plantear El Español hace unas semanas.

Tampoco la infraestructura ha pasado por alto la adecuación del pavimento a esta obtención de la energía de nuestra Estrella. Es importante recordar que ya existen varios tramos a nivel mundial en los que la misma pista posee células fotovoltaicas, del modo que anunciaba La Vanguardia el pasado diciembre.

Pese a que aún se necesita sotisficación en relación con las placas solares, podría llegar a ser viable de la mano de fabricantes. Éstos deberían ser capaces de lograr una mayor eficiencia a la hora de captar la energía y convertirla en electricidad.

Se precisan autonomías razonables en función de los desplazamientos que hacemos cada día

Dicho de otro modo, las compañías deberían apostar por esta fuente de energía. El objetivo sería obtener autonomías lógicas basándose en las necesidades de la sociedad hoy día en el transporte.

¿Cómo se consigue eso? Invirtiendo ingentes cantidades de presupuesto en investigación y desarrollo. Al parecer, Lightyear estaría dispuesta a comenzar con el proyecto disponiendo de la suficiente financiación. ¿Cómo captar fondos? A continuación te mostramos cuáles son sus metas en el medio plazo.

Lightyear One, los primeros trazos de la aplicación de la energía solar en la movilidad

El Lightyear One, según informa Xataka, ha mostrado sus primeros datos sobre lo que se entiende que es esta solución innovadora. Al contrario que los modelos actuales, conseguiría cargar sus baterías a través de sus placas solares.

Esta revolución tecnológica, de salir adelante, podría permitir a este concept de una autonomía que partiría de los 400 kilómetros. Sin embargo, si se incrementase la eficiencia de baterías y placas, podría llegar a ofrecer hasta un total de 800 kilómetros.

Parece que este proyecto no se lo han tomado a broma teniendo en cuenta que ya se aceptan pedidos. Eso sí, para ello, hay que desembolsar la friolera cantidad de 19.000 euros por un proyecto del que se desconocen especificaciones técnicas.

El precio final se estima que rondará los 119.000 euros por lo que a la hora de recoger el pedido habría que desembolsar los 100.000 euros pendientes de pago, ¡así funciona esto de poseer las últimas innovaciones del mercado!

Lightyear ya acepta encargos pero a cambio de una importante suma de dinero

Además, será muy práctico porque a su llegada, se espera que para 2019 se tenga todo preparado para su lanzamiento para finales de la década que llega, dispondrá también de acceso a toma de corriente. Esto, a fin de cuentas, lo hará más práctico en climas donde el sol no incide con mucha intensidad.

Lightyear, fundada por 5 jóvenes holandeses según elEconomista, nació tras el éxito cosechado en un concurso de conducción alternativa. ¿Podrán recrear las condiciones adecuadas en la conducción real?

El principal reto al que se debe de enfrentar Lightyear es calcular la adecuación de un proyecto de tal envergadura. De momento, según sus propias estimaciones, han realizado un análisis para ver en qué lugares podría tener más sentido esta innovación:

El Lightyear One sería más eficiente en Hawaii que en Amsterdam por disponer de una mayor radiación solar. Lightyear

Tal y como se puede observar en el gráfico, teniendo en cuenta la radiación del sol que ejerce sobre este área, Hawaii, podrían realizarse, por término medio, hasta un total de 20.000 kilómetros al año.

Por el contrario, Amsterdam, una ciudad que no está acostumbrada a disponer de muchos días soleados al año, el One tan solo podría aprovechar para realizar unos 10.000 kilómetros al año.

¿Gira el futuro de la movilidad en función de la actividad selectiva del Sol? Habrá que estar atentos a cómo se desarrollan los futuros acontecimientos.

Un proyecto al que le queda mucho recorrido

Teniendo en cuenta que se trata de una startup, es lógico pensar que aún no haya sido capaz de contar con presupuestos que garanticen un retorno de la inversión. Aún así, muchos inversores seguro que se han interesado por una opción nada descabellada.

Por ello, en aras de jugar con la imaginación, aquí tienes uno de los vídeos promocionales que Lightyear ha publicado para que vayamos haciéndonos a la idea de cuáles son sus planes de futuro.

¿Será este un paso complementario a las ideas de Elon Musk?