Tesla está superando todas las expectativas de comercialización respecto a la movilidad sostenible. Desde hace un tiempo, las unidades de la marca de coches eléctricos está acaparando la atención de un mayor número de usuarios y esto, por supuesto, tiene implicación directa en el uso de la red Supercharger. ¿En qué se traduce el aumento de la demanda de sus diferentes modelos?

En los primeros años de comercialización del Model S y Model X, la infraestructura de carga de la compañía era suficiente para garantizar puestos de carga libres a los conductores. Sin embargo, la llegada del Model 3 ha cambiado la historia. Con volúmenes de más de 4.000 unidades producidas a la semana, era de esperar que el colapso sería real en apenas unos meses. Esto, efectivamente, ha pasado.

Tesla está viendo cómo el Model 3 provoca saturación de la red de carga de la firma

Muchos conductores de modelos de la marca están viendo cómo deben esperar por turnos en aquellas estaciones más concurridas. Lo que parecía ser una calidad diferencial se ha convertido en un suplicio en aquellos días en los que hay un mayor tráfico. ¿Comprarse un coche de 60.000 euros y tener que esperar unos cuantos minutos para cargar el coche? Esto no era lo prometido.

Ante la situación actual, la marca ha comenzado ha ofrecer una solución que, al menos, se antoja suficiente en puntos específicos. Esto lo hemos podido ver ya en una de las principales festividades que tienen lugar en Estados Unidos, principal mercado de Tesla. El Día de Acción de Gracias se antojaba como un día de mucho transporte, por lo que se decidió instalar sistemas de carga de urgencia.

El Megapack no es más que una estación de carga parecida a la Powerpack que todos conocemos. Sin embargo, dispone de una serie de diferencias fundamentales para garantizar un sistema de respuesta que sea de garantía para el usuario. Veamos, por tanto, en qué se traduce un plan de acción que podría llegar a otros mercados por resultar muy eficiente.

Más puestos de carga sin necesidad de ampliar la red Supercharger

En los últimos meses, el plan estratégico de Tesla en relación con el sistema de carga ha consistido, básicamente, en determinar si es mejor aumentar la potencia de la red existente o si, por el contrario, es más favorable seguir incrementando el número de puestos de carga. Al parecer, mediante el sistema Megapack, parece que será más razonable optar por la primera opción.

Megapack permite a un usuario de Tesla cargar su coche a 125 kW de potencia. Electrek

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, Tesla está apostando por satisfacer los picos de demanda de la red Supercharger con un parche un tanto rudimentario, pero efectivo. La solución consiste en instalar en un tráiler diferentes unidades de carga acopladas a una caja que puede contener hasta un máximo de 3 MWh de potencia.

Tesla instala los Megapack en aquellas áreas con más demanda de carga

De esta forma, puede ofrecer un servicio de calidad a los usuarios en momentos muy específicos. El usuario puede satisfacer sus necesidades en aquellos espacios de tiempo en los que se precisa que Tesla ofrezca soluciones rápidas. Al fin y al cabo se trata de un win-win. Por un lado, el cliente de Tesla puede cargar su automóvil sin esperas y, por otro, la compañía no requiere implantar más cargadores.

Pese a ello, es importante destacar que estas unidades todavía disfrutan de una limitación respecto al sistema de carga. Por el momento, transfieren potencia a 125 kW, mientras que las unidades instaladas convencionales ya lo hacen a 150 kW si han sido actualizadas a la versión V3. No obstante, se espera que en los próximos meses puedan equipararse ambos modelos de carga.

Próximos pasos a tener en cuenta en los próximos meses

Por el momento, el transporte de esta energía se ha producido a través de medios de transporte con tecnologías tradicionales. Teniendo en cuenta que Tesla es una marca que pretende acabar con la movilidad basada en los combustibles fósiles, se espera que el Semi, el camión eléctrico que producirá la compañía en los próximos meses, sea el encargado del transporte de este producto.

El Megapack ha permitido que Tesla pueda satisfacer una demanda en el Día de Acción de Gracias. Twitter Brian Swenson

Una de las principales ventajas del uso de este producto es que está íntegramente relacionado con otro de los mercados en los que compite Tesla. El almacenamiento de electricidad a través de estas cajas viene desarrollándose desde hace unos años, habiéndose convertido en un modo de ahorro para muchos usuarios e instituciones. ¿Por qué no aprovecharlo para dar cobertura a la línea de automóviles?

Habrá que esperar a próximos días de conflicto para conocer si Tesla sigue apostando por este modelo o si, por el contrario, la firma apuesta por un aumento de unidades de carga fijas. Y tú, ¿crees que esta solución es positiva para la marca a nivel reputacional o se trata, simplemente, de un parche?