El carsharing son todo ventajas. Socializas con los demás, compartes tiempo conociendo gente nueva y, además, reduces el coste de tus desplazamientos. Es cierto que el nivel el nivel de confort dependerá de múltiples variables relacionadas con nuestra forma de ser y la de los demás, pero en principio, es una tendencia que no para de crecer.

Ante esta situación, los diferentes fabricantes no son ajenos a las últimas modas de la movilidad, por lo que intentan ofrecer propuestas para mejorar continuamente sus productos en el mercado. Con mayor o menor acierto, buscan enfocar parte de su gama a las características que reúne el consumidor medio.

El servicio carsharing se ha convertido en una opción muy popular en la ciudad

Volkswagen es una de esas compañías que ha sabido interpretar las tendencias de la población que vive, principalmente, en las ciudades. Las aplicaciones de servicio de transporte no son una moda pasajera y, pese a encontrarse obstáculos legales, acabarán por ser partícipes del modelo de negocio del transporte.

Así pues, la firma de vehículos acaba de presentar el MOIA, el concepto futurista basado en un minibús que da cabida a un colectivo que se dirija a la misma ubicación. Como es lógico, se ha pospuesto la velocidad o la eficiencia aerodinámica en aras de ofrecer un habitáculo más amplio. Al fin y al cabo, la comodidad en los desplazamientos urbano es lo que se busca.

Por supuesto, respetará la futura línea de productos ID haciendo gala de una motorización eléctrica, continuando de esta forma con la estrategia a futuro que está tejiendo una de las firmas más importantes del sector. ¿Qué detalles despierta el minibús futurista del Volkswagen?

MOIA, el minibús puramente eléctrico de 6 plazas

Este minibús, con hasta 6 plazas completas, ofrecerá sus primeras pruebas ya en el próximo año en la ciudad de Hamburgo. Según se puede leer en Tech Crunch, se especula que a finales del año echará a rodar un programa que incluya hasta 200 unidades dispuestas al servicio de una app.

MOIA es el minibús creado por Volkswagen para incentivar el transporte compartido. CNET

De ser cierto, MOIA se convertirá en una nueva competidora del sector del taxi tradicional y de plataformas como Uber o Cabify, las cuales ya compiten en la ciudad. Aun así, ¿cómo espera competir una división que hasta el día de hoy ocupa un papel testimonial en el grupo Volkswagen?

Según se puede leer en el medio citado, en la presentación, la cual ha tenido lugar en el TechCrunch Disrupt Berlin, se ha podido constatar cómo las futuras unidades del servicio MOIA dispondrán de todo lo necesario para hacer muy confortable los desplazamientos de los clientes.

El interior del minibús contará con todo tipo de soluciones encaminadas al confort

Entre algunas de las ventajas que podrán disfrutar destacan las luces de lectura individuales, la presencia de puertos USB para la conexión de dispositivos móviles y, principalmente, la cobertura Wi-Fi, la cual estará disponible para que los usuarios no tengan que utilizar sus conexiones de red.

Al mismo tiempo, abrir y cerrar la puerta de acceso para los clientes, la cual es corredera para facilitar la entrada, será automática, por lo que solamente habrá que pulsar un botón para su apertura o cierre.

Dónde está la principal diferencia del concepto MOIA

Esta nueva línea de negocio del grupo Volkswagen podría expandir el carsharing por otras ciudades europeas muy pronto. La competencia que Uber o Cabify están practicando con el gremio del taxi actualmente podría contar en un futuro cada vez más cercano con un nuevo competidor, MOIA.

MOIA es mucho más que un simple fabricante; ofrecerá su propio servicio de carsharing. MOIA

Esta especie de minibús dispondrá de un motor eléctrico capaz de recorrer hasta un total de 300 kilómetros por cada ciclo de carga. Podría parecer una autonomía insuficiente, pero se especula que podrá cargar solamente en media hora un total del 80% de su capacidad, es decir, en torno a 240 kilómetros.

De ser esto cierto, podría circular sin problemas durante varias horas por las céntricas calles de ciudades como Hamburgo antes que detenerse a realizar una obligada recarga de las baterías.

En las próximas semanas podría entrar en producción, tal y como se puede leer en CNET. Este prototipo, el cual nos recuerda a la sucesora de la clásica Bully, se convertirá en una de las sensaciones de la ciudad alemana durante los primeros meses en los que esté operativo un servicio de transporte compartido que será gestionado a través de su propia app.

El futuro servicio MOIA dispondrá de todo tipo de soluciones de confort para los ocupantes. Hipertextual

Al parecer, su tarifa de precios será cerrada, ya que no variará en función del kilometraje en el tramo urbano y el cliente sabrá en todo momento cuánto queda para que le recoja el servicio de transporte.

Parece que son todo ventajas, ¿verdad? El retraso en su puesta en marcha, posiblemente, pueda estar relacionado con todo el conjunto de soluciones que deben acometerse para ser una herramienta eficiente.