Todos los fabricantes, sin excepción, necesitan mirar con prospectiva cómo será la movilidad dentro de unos años. La estrategia debe fijarse hoy y, por ello, Volkswagen acaba de lanzar su programa sustentado en la sostenibilidad y la innovación tecnológica.

El principal aliciente presentado en el Salón de Frankfurt de este año tiene miras a 2030, marcándose además un plazo hasta 2025 para electrificar y reconvertir parte de la flota de la compañía.

Volkswagen dará prioridad a los segmentos que más tirón tienen en el mercado

Esta nueva política desarrollada por la marca busca competir en los próximos años en varios de los segmentos que más tirón tienen en la industria. Por ello, la plataforma I.D acaba de desvelar el último de los 3 prototipos esperados en el IAA 2017.

Todo comenzó hace unas semanas cuando Volkswagen sorprendía a todos con la presentación del futuro I.D Buzz, del cual ya se ha confirmado su producción. Más tarde llegó el compacto I.D, que compartirá mercado con el Golf y, finalmente, hace unas horas, ha sido presentado el I.D CROZZ, un crossover con hasta 300 CV de potencia y doble motorización eléctrica.

En qué se fundamenta la estrategia del gigante alemán

Del modo que se ha podido saber en la conferencia de prensa dirigida por Matthias Müller, presidente del grupo Volkswagen, el holding está buscando socios que les puedan proporcionar la suficiente energía como para abastecer la incipiente demanda que se espera para 2025.

El futuro se espera eléctrico y, por ello, es necesario priorizar y conseguir llegar a acuerdos para conseguir proveedores derivados del sector.

Müller durante la presentación de la estrategia a seguir en los próximos años por Volkswagen.

En la noche que anticipaba la apertura del Salón de Frankfurt 2017, el dirigente alemán ha realizado las siguientes declaraciones:

El grupo Volkswagen necesita unos 150 GWh en baterías para poder cubrir la oferta de coches eléctricos que quiere producir la empresa hasta 2025. Esto es equivalente a la producción de 4 gigafactorías de producción de baterías.

Tal y como se puede destacar de la afirmación del máximo exponente del grupo Volkswagen, esta reflexión va dirigida directamente lanzando un dardo a la producción de baterías de Tesla llevada a cabo en la Gigafactory, la cual ya te explicamos cómo funcionaba.

A sabiendas que los mercados europeos, junto a Estados Unidos y China, son los que más participación tienen en la industria del automóvil, se están buscando alianzas para conseguir acordar una distribución continua de baterías para no entorpecer la futura producción.

Del mismo modo, dentro de la estrategia I.D, la empresa está llevando a cabo investigaciones para incrementar la autonomía de sus futuros modelos completamente limpios. Para ello, están desarrollando baterías de estado sólido, las cuales ofrecen mejores prestaciones que las actuales de ion litio.

Por otro lado, el presidente de la compañía ha destacado la producción de una línea paralela eléctrica en todos sus modelos para el año 2030, priorizando por los modelos con más recorrido en el mercado y siguiendo, por ejemplo, con los más aspiracionales (Bentley o Lamborghini).

Cómo pretende seguir su estrategia para los próximos años

Según se ha podido destacar tras la conferencia del máximo organismo del grupo, se van a destinar hasta 20.000 millones de euros hasta el próximo 2030 con el objetivo de producir hasta un total de unos 80 automóviles completamente eléctricos en los próximos años.

En el Salón de Frankfurt se ha podido observar cómo las diferentes filiales del grupo alemán han presentado sus propuestas para un futuro más sostenible.

Algunos ejemplos de la disrupción que está produciéndose dentro del sector se pueden observar en modelos de Seat, Volkswagen y Audi, entre otros.

La primera de ellas ha presentado una nueva motorización basada en el gas natural. Esta motorización híbrida, presentada sobre la base del nuevo Ibiza, se denomina TGI.

Volkswagen, por su parte, ha mostrado en el IAA 2017 los diferentes niveles de equipamiento del Golf en sus versiones híbrida y eléctrica y la división I-D, pilar fundamental para entender el futuro de la marca.

Por último, Audi ha destacado en el certamen internacional el Audi Aicon, un concept completamente eléctrico que garantiza hasta un total de 800 kilómetros de autonomía. Pese a su presencia deportiva, garantizará una absoluta comodidad a los pasajeros gracias a su nivel de equipamiento tecnológico.