La movilidad sostenible no termina de arrancar en la mayoría de mercados. La lenta mejora de las alternativas eléctricas provoca que el consumidor no sea capaz de asimilar que esta mecánica será la que tendrá una mayor cabida en la movilidad futura. Ante este panorama, ¿cómo se puede acelerar este desarrollo? El futuro pasaría por la inclusión se soluciones de mayor calidad.

En la actualidad, dada la inmadurez del sector eléctrico en lo referente a automóviles, tan solo hemos asistido a una segunda generación exitosa. El Nissan LEAF, uno de los precursores del segmento, estrenó en septiembre de 2017 una sustitución íntegra, tanto a nivel estético como en términos de innovación tecnológica. Ahora bien, ¿por qué un año más tarde está envuelto en la polémica?

La llegada del Nissan LEAF con batería de 60 kWh vuelve a retrasarse de nuevo

En aquella presentación de principios de septiembre del año pasado, el fabricante dejó un hueco especial a una opción que llegaría unos meses más tarde. Dicha alternativa contaría con una capacidad de batería de hasta 60 kWh, la cual le permitiría gozar al LEAF de una de las autonomías más destacadas del parque eléctrico.

Tras una serie de retrasos en la presentación de esta versión, estamos asistiendo estos días a un nuevo bochorno. ¿Por qué el fabricante japonés ha vuelto a retrasar la llegada de la opción más esperada de los últimos meses? Para encontrar una respuesta, es necesario hacer especial mención al escándalo que está viviéndose estos días en relación con las altas esferas de la firma.

La imputación de Carlos Ghosn por la justicia nipona por la presunta comisión de varios delitos fiscales, incluyendo la apropiación indebida y desviación de fondos de la agrupación Renault-Nissan-Mitsubishi, ha provocado un terremoto en la institución. Ahora bien, ¿está intentando echar balones fuera aprovechando este problema?

Un proyecto que impulsaría el coche eléctrico en el mercado

El principal problema del LEAF actual, pese a las mejoras incluidas, continúa estando relacionado con la autonomía. Por ello, la inclusión de la batería de 60 kWh podría hacer posible una mayor estandarización de esta solución mecánica. Al parecer, las primeras pruebas, tal y como se puede leer en Electrek, apuntan a que podría recorrer hasta 360 kilómetros con cada ciclo de carga.

El Nissan LEAF fue uno de los precursores en movilidad sostenible. Top Gear

Para poder hacernos a la idea sobre lo avanzado que se encuentra esta versión, algunas filtraciones ya informaban sobre el precio que podría tener en el mercado; 36.000 dólares, es decir, algo menos de 32.000 euros o 742.000 pesos mexicanos al cambio actual. Si todo el proceso de producción está preparado, ¿por qué la compañía sigue sin ofrecer, al menos, una presentación?

Nissan podría haber recurrido a LG Chem para incluir la batería de mayor capacidad

La utilización de este contratiempo ha permitido al fabricante contar con un plazo más extenso. De hecho, algunos rumores apuntan a que el proceso de producción de esta versión no habría sido tan sencillo como podría parecer. La dificultad para encontrar una mayor densidad en las baterías habría podido obligar a la compañía a contratar a LG Chem para el diseño ad hoc para esta versión.

Teniendo en cuenta que la opción estándar cuenta con una batería convencional diseñada y producida por Nissan, estaríamos ante una solución tomada in extremis con el objetivo de cumplir con lo prometido. ¿Qué hubiese podido ocurrir si el revuelo montado por la detención de Carlos Ghosn no hubiese tenido lugar?

Los motivos que conducen a la sospecha respecto al Nissan LEAF

En todos estos meses en los que no se ha presentado el LEAF con batería de 60 kWh hemos asistido a toda una serie de episodios relacionados con su tecnología, diseño o cualidades. ¡Hasta tuvimos noticias de una hipotética versión cabrio! El tiempo ha pasado y la promesa del LEAF de segunda generación, por el momento, no se ha hecho efectiva.

El Nissan LEAF ha sido objeto de crítica en sus 2 generaciones. Autogids

Este no es el único problema que ha tenido a esta generación en el ojo del huracán. Hace tan solo unos meses, varios usuarios reportaron que el empleo de la carga rápida había contribuido a un deterioro incipiente de la capacidad de las baterías. Nissan, a estos efectos, tuvo que asumir la sustitución de dichos conjuntos y confirmar el fallo tecnológico.

El LEAF de 60 kWh podría ser compatible con un sistema de carga rápida de 100 kW

Se especula que la versión de 60 kWh contará con una potencia de carga de 100 kW, es decir, unos 20 kW por debajo de la que actualmente posee Tesla gracias a la red Supercharger. ¿Es suficiente para garantizar la posibilidad de realizar trayectos de media y larga distancia los mandos de un LEAF?

Habrá que esperar todavía unas semanas para conocer nuevas informaciones sobre la presentación de la versión insignia del LEAF. Su comercialización podría disfrutar de un precio encuadrado al mismo nivel que opciones más alentadoras de combustión interna, pero por el momento, este es el coste que hay que soportar si se quiere evitar la emisión de partículas contaminantes.