¿Alguien duda de las posibilidades de la tecnología eléctrica en la automoción? Pese a ser todavía una alternativa con un margen de maniobra muy extenso, lo cierto es que solo unos fabricantes se han atrevido a producir una opción completamente eléctrica de garantías. ¿Por qué? Autonomía, tiempo de carga y otras variables aún muestran resultados inferiores a la combustión interna.

Aun así, es importante hacer una referencia a lo mucho que ha avanzado en términos tecnológicos el mercado eléctrico. Los ciclos de kilometraje por carga están creciendo de manera exponencial y la infraestructura de recarga cada vez es más eficiente. ¿Ha llegado el momento de que marcas artesanas se lancen a la inclusión de esta motorización?

Morgan es uno de los fabricantes que se adaptará a la movilidad eléctrica que llega

El mejor ejemplo de ello nos lo muestran compañías como Morgan. Hace un tiempo te mostramos cómo habían planteado un futuro sin emisiones contaminantes de la mano del EV3. Partiendo de la base del clásico 3 Wheeler, han logrado crear una opción de 3 ruedas que les permitirá seguir compitiendo en un futuro. Ahora bien, ¿serán la única alternativa bajo esta curiosa concepción? Todo parece indicar que no.

Tal y como se puede leer en InsideEVs, un fabricante denominado Nobe producirá una alternativa con aspecto retro que ofrecerá una serie de soluciones de lo más curiosas. La combinación de una faceta tradicional con una motorización completamente eléctrica será la base de una idea que buscará complacer a un público muy específico.

¿Estamos ante la opción más extraña del segmento eléctrico? La carrocería nos quiere transportar directamente a la década de los años 50, mientras que su motorización y conjuntos de baterías son los que estarían presentes en la oferta actual del campo automovilístico. ¿Cómo competirán en los próximos años? Veamos cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

Nobe 100, un clásico con tecnología eléctrica a la última

Antes de comenzar a detallar cuáles son sus principales características, es importante hacer mención a la persona que ha querido llevar a cabo este interesante proyecto. Roman Muljar, CEO de Nobe, es el creador de esta apuesta venida directamente de Estonia. El principal aliciente de este modelo es, tal y como podríamos imaginar, su diseño de carrocería.

El Nobe 100 es un concepto que ha sido creado para combinar un diseño puramente clásico con lo último en tecnología eléctrica. InsideEVs

Se compone de una figura completamente venida de mitad del siglo pasado. Desde cualquier ángulo se puede observar cómo ha sido concebido para no renunciar a ninguna de las cualidades que ofrecían las alternativas que imperaron en plena eclosión del mercado de la automoción. No obstante, llama la atención cómo el proyecto eléctrico puede llegar tener cabida en este sentido.

Como es lógico, a modo de respetar un coeficiente aerodinámico reducido, se ha querido redondear ciertas líneas. Ya sabes, el concepto eléctrico precisa de una imagen exterior que acompañe con su tecnología. Esta medida se puede observar, sobre todo, en la parte trasera del vehículo. Los detalles de las ópticas de freno recuerdan a las que posee el clásico BMW Z8 de tirada limitada.

En relación con los materiales empleados para la elaboración de toda la carrocería, llama la atención cómo se ha utilizado una variedad de metales y maderas completamente reutilizables, aunque todos sabemos que esto es un concepto para mantenerlo para siempre.

El segmento eléctrico está comenzando a ver las primeras alternativas tradicionales. InsideEVs

En cuanto al diseño, se ha querido ofrecer una propuesta de 2 ejes y 3 ruedas con el objetivo primordial de reducir la resistencia al aire. Como es lógico, puede penalizar la habitabilidad del interior, pero el público objetivo que adquirirá una unidad no valorará esta pérdida de espacio extra. Su principal virtud es su guiño al pasado con las mecánicas actuales y futuras.

El aspecto dinámico, pese a situarse en un segundo grado, ha servido para explicar cómo se están consiguiendo desarrollos que van más allá en cuanto a las motorizaciones eléctricas. En este caso, el Nobe 100 contará con un conjunto de baterías que le permitirá contar con un total de 220 kilómetros de autonomía, una cifra considerable teniendo en cuenta el uso que se le dará.

De igual modo, contará con una velocidad máxima limitada a 110 km/h con un único propósito, no afectar en exceso a la depreciación de las baterías en el medio plazo. Pese a ello, de igual modo que en el punto anterior, es preciso hacer especial referencia al tipo de modelo que estamos analizando, ya que estamos ante una opción destinada básicamente al ocio.

El Nobe 100, como no podría ser de otra manera, muestra un interior que va a juego con el concepto que representa. InsideEVs

El interior del Nobe 100 representa los valores que caracterizaban a la industria de la automoción en aquellos años. Por ello, los sistemas de infoentretenimiento brillan por su ausencia. De igual modo, tampoco se podrá contar con soluciones de seguridad destacadas en los tiempos de hoy, este clásico busca algo completamente distinto.

Ahora bien, ¿cuánto costará este curioso prototipo? Todavía no hay precios oficiales, ya que estamos ante una empresa que acaba de comenzar el proyecto. De hecho, aun deben recaudarse un total de 1,2 millones de dólares, en torno a un millón de euros, a través de una plataforma de crowdfunding. ¿Lograrán el objetivo? Ya queda menos para comprobarlo.