¿Recuerdas cuando en el pasado las llaves de los coches era simplonas y sin carácter? Exceptuando el logo, no había muchas diferencias entre las de un coche generalista y otro que costaba una millonada, salvando las distancias respecto al uso de materiales.

Desde hace tan solo un par de décadas, las llaves sí que realzan el espíritu que caracteriza al coche. Curiosamente, pese a cobrar algo de protagonismo, los consumidores cada vez las utilizan menos. ¿Culpables? La tecnología, que nos hace la vida cada vez más fácil.

La apertura sin llave aún nos obliga a llevarla encima

Los sistemas de apertura sin llave nos facilitan la entrada y el encendido del coche, pero aun así, debemos llevarlas cerca para que se cumplan todos estos pasos. ¿Cuál es, por tanto, la próxima revolución al respecto? Como no podría ser de otra manera, la utilización de nuestro smartphone para realizar todas estas acciones.

Bosch, una importante compañía conexa al mercado del automóvil, ha presentado una aplicación móvil que busca principalmente eso, poder movernos libremente con el coche sin necesidad de hacer uso de nuestra llave. ¿Qué implicaciones podría tener este novedoso producto en el mercado? Veámoslo.

De dónde venimos y hacia dónde nos movemos

Volviendo de nuevo a echar una mirada al pasado, podemos recordar sin nostalgia alguna cómo unos simples botones bloqueaban y desbloqueaban las puertas, mientras que la llave accionaba el contacto.

Ahora, todo es muy distinto. Es cierto que las marcas generalistas siguen apostando por un diseño discreto de sus llaves, pero tan solo hay que ver la llave que incorpora el i8 o Serie 7 de BMW para comprender a lo que nos estamos refiriendo.

La llave del BMW i8 permite obtener información de algunos parámetros del coche. Business Insider

¿Tiene sentido que los fabricantes inviertan ingentes cantidades en I+D para desarrollar este tipo de productos? Si existe la amenaza del smartphone, ¿por qué no adaptarse y adaptar la tecnología a esta plataforma?

Una llave de estas características podría mostrar la misma información en la pantalla de tu teléfono móvil. Este aparato forma parte de nuestras vidas y, por lo tanto, ¿por qué deberíamos necesitar este asistente? Quizás habría que tomar más en serio, por tanto, la innovación llevada a cabo por el fabricante Bosch.

Perfectly Keyless, la aplicación móvil que se anticipa al futuro

Las llaves nos terminarán molestando, convirtiéndose en un incordio en nuestro bolso o bolsillo. Seremos capaces de realizar casi todo a través de nuestro móvil. Piensa fríamente por un momento. En tu día a día, ¿qué sueles llevar sí o sí? Llaves, móvil y cartera es casi obligado.

¿No crees que tus queridas llaves y tu cartera no realizarán su función a través del smartphone? Por supuesto que sí. Por tanto, es necesario ver cómo funciona Perfectly Keyless, la cual ha sido desarrollada por Bosch para no depender de una llave física en la conducción.

Perfectly Keyless es la app creada por Bosch para que te olvides de utilizar la llave del coche. Bosch Media Service

El funcionamiento, tal y como se puede leer en Bosch, es muy sencillo. El móvil y el sistema estará continuamente enviando señales hasta conectarse. Cuando el propietario se encuentre a menos de 2 metros de distancia, automáticamente se comprobará la clave para desbloquear las puertas.

Del mismo modo, se podrá dar acceso para encender el motor y conducirlo. Para bloquear las puertas de nuevo, la persona deberá alejarse un par de metros.

En caso de pérdida de nuestro dispositivo móvil, se puede modificar la contraseña a través de Internet, por lo que la persona que lo encuentre no podrá acceder al interior del vehículo.

Esta innovación, aún en pruebas de seguridad, necesita de la inclusión de un receptor instalado en el vehículo. Por ello, el fabricante podría mantener negociaciones con una serie de fabricantes con el objetivo de poder incluir esta función en los próximos meses.

Una solución que facilitará el carsharing

El coche compartido podría ser uno de los pilares de la movilidad en los próximos años, tal y como refleja El Economista. Gracias a este sistema que se maneja a través de nuestro dispositivo inteligente, se podrá acceder a un coche autorizándolo el propietario.

La aplicación de Bosch necesita de un acuerdo previo con los fabricantes de automóviles. Bosch Media Service

Tan solo deberá enviarse a través de la nube una contraseña para que la otra persona pueda superar los controles de seguridad establecidos. Una vez accedido al interior del vehículo, podrá poner en marcha el automóvil y dirigirse a su destino sin necesidad de tener que echar mano de una llave física.

Esta propuesta del carsharing no es nueva teniendo como concepto el uso del dispositivo móvil. Hace unos días pudimos comprobar cómo ve Daimler el futuro del coche compartido o cómo Volvo también avanza con su ‘Volvo On Call’, entre otros fabricantes.