Tesla está cambiando de forma notable desde hace varios meses. La firma con sede en Palo Alto ha visto cómo las ventas del Model 3 han restado protagonismo al Model S y Model X, sus 2 automóviles más destacados en términos de calidad y prestigio. En la actualidad, estamos asistiendo a un mayor ofrecimiento del modelo de acceso, lo que ha dado lugar a una drástica decisión.

La marca de coches eléctricos más laureada del momento ha decidido eliminar de su gama la versión de 75 kWh que hasta ahora ofrecía en los Model S y Model X. ¿Por qué esta nueva estrategia se ha producido justo en este momento? De ahora en adelante, si quieres adquirir la berlina de representación o el crossover, solo podrás acceder a la versión de 100 kWh.

Ya se barajan varios motivos por los que habría renunciado a la versión de 75 kWh

¿Cuáles son las teorías que podrían estar detrás de esta posición? Fuentes internas de la marca han asegurado que este movimiento está íntegramente relacionado con hacer un mayor énfasis en la separación existente entre estos modelos y la berlina de acceso. No obstante, ya son varias las voces que han decidido ir más allá al respecto.

¿Por qué Tesla tendría motivos de diversa índole para eliminar esta alternativa? Esta versión, junto a la anterior de 85 kWh, es la que le permitió gozar de un crecimiento muy destacado. A estos efectos, es importante recordar que la opción más destacada cuenta con un precio que es, todavía a día de hoy, prohibitivo para la mayoría de los consumidores.

Veamos, por tanto, cuáles son los motivos que podrían haber llevado a la firma a deshacerse de una versión que podría canibalizar, en cierto modo, parte de las ventas del Model 3. Lo cierto es que la firma de Palo Alto, con esta nueva estrategia, ha vuelto a demostrar su capacidad para anticiparse a las nuevas necesidades del mercado.

Una decisión basada en diversas hipótesis basadas en la estrategias

Tesla, según se puede leer en Electrek, habría decidido eliminar de su gama esta versión por una cuestión de obsolescencia. Al parecer, la eliminación de la alternativa de 75 kWh estaría relacionada con la pérdida de protagonismo de las celdas 18650 de Panasonic, las cuales ya no se han continuado usando sobre la base del Model 3.

Tesla ha eliminado la versión de 75 kWh de los Model S y Model S. Motor Trend

Entre los motivos que apoyarían esta posición estaría, sin duda, el coste de fabricación que supone esta solución. Según se puede leer en el portal adjuntado, Tesla tendría que importar estas piezas directamente desde Japón, suponiendo un coste destacado para la compañía. Por ello, se habría dejado sin efecto su inclusión en la línea actual que sale cada día de Freemont.

La competitividad de Tesla mejorará por el menor coste de las baterías

Distribuir las nuevas baterías, con una mayor densidad energética, entre un mayor número de unidades producidas, ofrecería un sencillo apunte; un incremento en las economías de escala. Esto, a medio plazo, se traducirá en una mayor competitividad para una compañía que ya cuenta con una productividad operativa muy destacada frente a sus competidores.

Esta nueva generación de baterías ya se produce directamente en la Gigafactory 1, con localización en Nevada. La inclusión del centro de operaciones en este lugar no hará más que permitir una continua reducción del precio de las baterías en el medio plazo, dando lugar a nuevas reducciones del coste de adquisición para el usuario.

Qué es lo que ocurrirá con los Model S y Model X próximamente

Estos modelos, pese a haber sido la base de operaciones del fabricante propiedad de Elon Musk, cuentan con un papel secundario en la actualidad. De igual manera que ocurre con otras marcas como Mercedes o Audi, entre muchas otras, la línea generalista es la que verdaderamente contribuye a los números. En base a ello, ¿qué podemos esperar en las sucesivas fechas?

El Tesla Model X se ha situado como el gran referente de la movilidad sostenible familiar. Tesla

Todo parece indicar que en los próximos años continuará el desgaste visible en estos mercados. Se espera que Tesla saque al mercado nuevos automóviles en los próximos años. El Model Y parece que podría llegar para 2020, mientras que también se espera una pickup o el increíble Roadster. ¿Seguirá siendo vital la tenencia del Model S o Model X en plantilla?

Tesla seguirá ofreciendo sus modelos premium bajo la mecánica más destacada

Estos 2 automóviles continúan siendo líderes en sus respectivos segmentos. Por ello, todo apunta a que seguirán siendo opciones que estarán disponibles para el público. Aun así, su importancia relativa será ínfima en relación a otros modelos como el Model 3 o los que están por llegar.

La eliminación de la versión 75D, de 75 kWh de capacidad en lo referente a sus baterías, no es más que un nuevo paso para corroborar que estas 2 alternativas serán el summum de la compañía. Al fin y al cabo, las versiones del Model S y Model X que disponen de las baterías de 100 kWh cuentan con un precio solo apto para aquellos que no tengan reparo en pagar tal extra.