En los últimos años, la producción de automóviles ha cambiado de forma radical en la búsqueda de una reducción de los costes de fabricación. La estandarización del coche eléctrico, dada la sencillez de sus mecánicas, podría reducir la necesidad de personal. ¿Marcará la disrupción de esta tecnología la pérdida de puestos laborales?

El actual mercado requiere de intensidad en el factor trabajo, debido a la gran variedad de componentes que comporta la movilidad tradicional, la cual está basada en la combustión interna. Esto, en los próximos años, podría cambiar, dependiendo de la decisión que tomen las compañías mejor posicionadas para el cambio de patrón de la movilidad.

Tesla podría cambiar el modelo de producción en los próximos meses

El mejor ejemplo para entender cómo podría ser el futuro emplazamiento de producción de coches eléctricos es observar el modelo de fabricación que ya está empleando Tesla Motors. La firma con sede en Palo Alto apostó, desde sus inicios, por la robotización, algo que podría cambiar a tenor de las últimas declaraciones de Elon Musk.

El debate principal reside en ver qué puede ser más interesante de cara a la producción de automóviles alternativas y su crecimiento exponencial. En el futuro, la gran mayoría de los fabricantes venderán más modelos eléctricos que tradicionales, por lo que las adecuaciones de las múltiples plantas deben transformarse ya en la actualidad.

¿Es más rápido un operario realizando una tarea determinada o la robotización es clave en la producción del Model 3? Quizás, para encontrar una solución, haya que acudir a un balance equilibrado en el que las 2 alternativas tengan peso.

Tesla ha decidido modificar sus estándares de producción

El Tesla Model 3 se ha convertido en la pieza fundamental para convertir a un fabricante premium en uno generalista. La compañía presidida por Elon Musk todavía no cuenta con una gama de modelos válidos para todos los públicos en términos adquisitivos, pero con la berlina de acceso entran directamente en la economía de la clase media.

Producción de Tesla en factoría de Freemont. Somos Eléctricos

La empresa de coches eléctricos más famosa del mundo se ha convertido en la más seguida por los medios de comunicación. La producción del Model 3 ha estado en el ojo del huracán por lo optimistas que parecían ser las predicciones de fabricación desde el comienzo de la misma. No se han cumplido los objetivos de finales del primer trimestre, pero no se rinden.

Tesla ya ha alcanzado el volumen de producción del Model 3 del primer trimestre

Al parecer, según se puede leer en InsideEVs, ya se han superado las 2.500 unidades semanales propuestas para finales de marzo. No se ha cumplido objetivo, pero en Tesla ya han sabido detectar cuál ha sido el problema; una excesiva robotización de la cadena de producción.

Sí, Tesla durante unos días anteriores a la fecha señalada decidió cancelar la producción momentáneamente para detectar qué motivos había detrás de los bajos números de fabricación. Según pudieron comprobar, algunas de las etapas podrían haber requerido un mayor número de empleados. De confirmarse esta tendencia, la producción del Model 3 continuará en ascenso.

Los fabricantes tomarán notas de las conclusiones de Tesla

La robotización tiene como principal aliciente la reducción de los costes operativos en el medio plazo. La inversión en inmovilizado supone un fuerte desembolso, algo que quizás ha provocado que muy pocos meses se haya obtenido rentabilidad en Tesla a lo largo de su historia. ¿Contribuirá la apuesta por personal humano a una mejora de la situación?

En los últimos meses se ha producido una reducción de los volúmenes de reservas del Model S. Highmotor

El máximo accionista de Tesla cree que la firma volverá a la senda de los beneficios entre el tercer y cuarto trimestre de 2018, algo que podría estar especialmente relacionado con la disposición de las economías de escala, posibles tras los cambios introducidos.

A la firma de coches eléctricos por excelencia de conviene acelerar los pedidos del Model 3. Hay que recordar que las predicciones anticipan hasta un total de 450.000 pedidos que deben ser atendidos en el corto y medio plazo en orden de realización de reserva. Este cambio de modelo de producción podría potenciar las entregas. Así lo ha afirmado el propio Elon Musk:

La automatización excesiva en Tesla fue un error. Para ser precisos, mi error. Los humanos están subestimados.

Estas declaraciones podrían romper contra la creciente moda de popularización de los robots. ¿Veremos de vuelta las contrataciones a gran escala en el sector? Esta estrategia no significará, no obstante, que se evite el modelo que venía persiguiéndose desde los comienzos de fabricación en Freemont.

Conjugar un peso relevante de los 2 factores será necesario, en el corto y medio plazo, para garantizar atender a una demanda que no parece encontrar un tope. Y tú, ¿crees que la automatización está sobrevalorada o es un paso que deben tomar las empresas para ser más competitivas respecto a las demás empresas?