Rolls-Royce, desde hace muchos años, ha estado ligado al mercado de la automoción. La gran mayoría del público conoce a esta empresa por su capacidad para crear coches con un grado de exquisitez único, pero lo cierto es que sus principales líneas de negocio no están próximas al mercado automovilístico.

En realidad, son las motorizaciones destinadas a la aviación y al sector marítimo lo que reporta verdaderos beneficios a la compañía de origen británico. Como es lógico, hasta estas fechas, se han centrado en la creación y estandarización de motorizaciones basadas en combustibles fósiles, pero esto podría estar próximo a sufrir una serie de modificaciones.

El movimiento de Rolls-Royce podría sentar precedente en la movilidad marítima

Según se puede leer en el portal Electrek, la histórica firma ligada a los bloques térmicos podría estar valorando la implementación de una nueva estrategia basada en la energía eléctrica. De esta forma, el idilio de la marca pasaría por una transformación de su negocio principal, lo que podría dar como resultado una nueva gama de automóviles libres de emisiones contaminantes.

El transporte marítimo, de esta manera, podría estar a punto de vivir un cambio generacional. La disrupción eléctrica, hasta este momento, parecía que había pasado desapercibida en este mercado, pero esta apuesta podría significar la ruptura con el modelo de negocio tradicional. Más aún teniendo en cuenta el bajo número de fabricantes de motores alternativos presentes en este sector.

¿En qué consistiría el nuevo plan estratégico denominado ‘SAVe Energy’? La realización de una serie de inversiones en nuevas tecnologías podría haber logrado una mejora de las características que permitirían llegar a plantearse si los combustibles fósiles tienen futuro también en la movilidad basada en las embarcaciones.

Una nueva innovación para hacer atractiva esta tecnología

Según se puede leer en el portal citado, este nuevo programa que está en fase última de desarrollo podría hacer viable la instalación de motorizaciones eléctricas junto a sus correspondientes paquetes de baterías. SAVe Energy ha sido creado como medio para garantizarse un futuro en el mercado del transporte marítimo, una solución que podría tener múltiples consecuencias económicas.

Rolls-Royce se ha posicionado como una de las principales firmas productoras de motores. Nautic Expo

SAVe Energy basa su diferenciación respecto al resto de la línea de producción de Rolls-Royce en la inclusión de un sistema de baterías de coste competitivo en el sector, altamente eficiente y refrigerado por líquido con el objetivo de evitar pérdidas innecesarias de energía. Gracias a esta combinación, se podrían realizar viajes extensos sin emisiones contaminantes de por medio.

La tecnología eléctrica de Rolls-Royce podría ser eficiente en un futuro próximo

Se espera que gracias a la inclusión de esta tecnología eléctrica, se puedan conseguir entregas que discurran entre los 10 y los 18 MWh. No obstante, dadas las dificultades añadidas que soporta el transporte marítimo, se espera que durante los próximos años, las mecánicas híbridas mantengan una posición muy solicitada. Por ello, hablaríamos de soluciones híbridas.

Es pronto para analizar la repercusión que tendrá en el mercado políticas de este calibre, pero no es algo nuevo ver cómo esta industria está comenzando a apostar por las tecnologías alternativas. Ahora bien, ¿en qué submercado es el que más inciso está teniendo esta transformación energética? La contestación a esta cuestión significará el futuro de la transición hacia un futuro con menores emisiones contaminantes.

El transporte mercante todavía no apuesta por lo eléctrico

Las embarcaciones recreativas y los pequeños ferries siguen siendo los segmentos que siguen tirando por las apuestas completamente eléctricas. La instalación de placas solares contribuye al aumento de la autonomía, pero lo cierto es que el cambio debe cimentarse a través de los grandes barcos mercantes. Entonces, ¿por qué no se está viendo un esfuerzo diferencial?

Yara está pendiente de producir un barco mercante completamente eléctrico. Shortsea Shipping

Desde hace un tiempo, el Yara Birkeland se ha posicionado como la principal alternativa de la movilidad mercante. Todavía en la etapa de diseño experimental, se espera que en un futuro próximo comiencen las primeras pruebas reales para valorar el coste que supone disfrutar de un carguero puramente eléctrico.

Rolls-Royce verá en los próximos mercados lo preparadas que están las firmas del transporte para innovar

Dada su configuración, es importante destacar que no contará con un espacio que pueda competir con el que ofrece cualquier otro modelo de combustión interna. No obstante, la inclusión de nuevas tecnologías como la desarrollada por Rolls-Royce, podrían significar una mejora de las capacidades de este proyecto innovador.

Los próximos meses serán cruciales en Rolls-Royce para determinar si la empresa británica encuentra mercado y respuesta por parte de las empresas del transporte ofreciendo una solución innovadora en tiempos en los que la competitividad está suponiendo la diferencia entre permanecer en el mercado o la salida del mismo.