Los coches eléctricos son mucho más eficientes en términos de consumo energético que los convencionales de combustión interna. Las motorizaciones clásicas de gasolina o diésel, es decir, las que funcionan con recursos fósiles, pierden una parte de su eficiencia en calor que no puede ser aprovechado. El motor eléctrico, en este sentido, consigue un resultado mucho más favorable.

La movilidad sostenible tiene por delante unos años en los que se espera un crecimiento exponencial en términos de ventas. Sin embargo, este fenómeno incluirá una serie de limitaciones. Este tipo de automóviles, ¿son menos seguros que los tradicionales? Pese a varios sucesos ocurridos en los últimos años, lo cierto es que no hay evidencias de que entrañen más peligro.

El coche eléctrico, a bajas velocidades, apenas emite sonido

No obstante, sí existe una diferencia fundamental que favorecería a las alternativas utilizadas mayoritariamente hasta este momento. El ruido que emite un automóvil con motor térmico, sobre todo a bajas velocidades, es mucho mayor que el de uno eléctrico. A altas velocidades, esto queda a un segundo plano, ya que el ruido de rodadura es igual en ambos casos.

La Unión Europea es consciente del problema que está a punto de multiplicarse. Por ello, acaba de confirmar una propuesta que ya fue debatida en anteriores ocasiones. El organismo que regula la actividad europea en el continente acaba de establecer que para el año 2021, los automóviles deberán contar con un sistema de señales acústicas para informar al resto de usuarios de las proximidades.

¿Qué podemos esperar en los próximos años en relación a esta medida? ¿Deberá aplicarse con efectos retroactivos o únicamente será aplicable la normativa a partir de dicha fecha? Veamos qué podemos esperar de la llegada en tromba de automóviles sin emisiones contaminantes. Su crecimiento esperado es lo que ha llevado a la introducción de esta medida.

2021 como año clave para regular el sonido del coche eléctrico

Si alguna vez has montado en uno o te has fijado en el sonido que emiten a muy baja velocidad, habrás comprobado cómo el número de decibelios que emite es muy bajo. Esto tiene una repercusión directa sobre los peatones, ciclistas o resto de usuarios que se encuentran en las inmediaciones del vehículo. Su regulación, por tanto, parece que se extenderá a otras áreas en los próximos años.

El coche eléctrico tendrá que adaptar las modificaciones solicitadas por la Unión Europea. El Confidencial

Esta nueva situación tendrá lugar a partir de julio de 2021. Será aplicable a todos los automóviles que se comercialicen desde ese momento. En el pasado, te mostramos cómo Tesla ya habría incluido una solución para poder incorporar el sonido artificial en sus automóviles. ¿Se habilitará esta función mediante una sencilla actualización o habrá que incluir el correspondiente hardware?

El aviso a colectivos vulnerables en la vía pública es el principal objetivo de esta medida

Según se puede leer en el portal emobilitaet, se espera que esta medida no afecte a las opciones comercializadas hasta la fecha. Aun así, es importante recalcar que algunos de los modelos actuales ya incluyen alguna solución de estas características con el objetivo de avisar al resto de los usuarios de la vía.

Esta especie de avisador, denominado AVAS, emitirá un sonido característico para informar sobre la presencia del modelo en los alrededores. Deberá estar enmarcado dentro del límite de los 56 y 75 decibelios para una velocidad próxima a los 20 km/h. Además, se tendrá que utilizar también cuando se accione la marcha atrás con el objetivo de mejorar la seguridad del resto de usuARIOS.

Una medida que se extrapolará a otros mercados automovilísticos

El coche eléctrico gozará, en los próximos años, de un auge jamás antes visto. Por ello, se ha decidido incluir esta medida con anterioridad a que su disposición en el mercado sea mucho más notable. Las marcas que compiten en el mercado de la Unión, por tanto, tienen un margen de algo más de 2 años para adecuar su tecnología a la disposición de esta solución que será obligatoria.

El Renault ZOE se ha convertido en uno de los coches eléctricos más vendidos del mercado. Coches Eléctricos Eco

Estos emisores de sonido, además, incluirán una solución para incrementar la frecuencia hasta los 1.600 Hz con el objetivo de que las personas de avanzada edad y demás colectivos con problemas de oído, puedan tener constancia del paso de un coche que no emite partículas contaminantes. Esta solución, igualmente que la mencionada anteriormente, tendrá llegada también en 2021.

Las marcas deben trabajar desde ya en la inclusión de este elemento de seguridad

Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer cómo será el sonido exacto que emitirán los coches con mecánicas eléctricas. De hecho, es pronto aún para saber si se fijará una paridad para todos los automóviles o si se ofrecerá una cierta libertad a las marcas para imponer las señales acústicas.

Sea como fuere, lo cierto es que esta medida hará que los fabricantes comiencen desde ya en la inclusión de un sonido que cumpla con la normativa, penalice lo menos posible el atractivo del automóvil en los desplazamientos a baja velocidad y, por supuesto, pueda llegar a servir como reclamo en las ventas potenciales.