La cultura petrolhead está sucumbiendo, con el paso de los años, a las nuevas tecnologías que están ofreciéndose en el mercado. La falta de sostenibilidad en el medio plazo en términos de contaminación y agotamiento de recursos naturales, está provocando que cada vez se investigue cómo mantener el parque automovilístico actual y futuro. ¿Ha llegado el momento de volver a la bicicleta?

El auge de alternativas eléctricas no parece tener fin. De hecho, cada vez se incluyen soluciones más óptimas en relación con prestaciones, autonomía y sistemas de carga. El próximo movimiento estará íntegramente relacionado con el aspecto visual. En este sentido, no faltarán compañías con la capacidad suficiente como para cambiar el mercado del mundo de las 2 ruedas más básico.

Las bicicletas eléctricas están comenzando a ser fabricadas por marcas de automóviles

¿Por qué? En anteriores ocasiones hemos visto cómo los fabricantes tradicionales relacionados con el motor han mostrado prototipos con una imagen de lo más suculenta. Las propias marcas de automóviles, de hecho, están comenzando a apostar por otros medios de transporte como las propias bicicletas o patinetes eléctricos. Esto nos debe hacer reflexionar sobre el momento actual.

Shelby, una compañía histórica en el mercado estadounidense, parece que también ha sucumbido a la disruptiva que está produciéndose en el sector. Ante esta situación, ha creado su propia versión sobre cómo sería una bicicleta con baterías si tuviese que ser diseñada por los ingenieros de la propia empresa. ¿Cuál es el resultado? Su imagen atemporal llama la atención de cualquiera.

Veamos, por tanto, cuáles son las principales cualidades del Cobra del mundo de las 2 ruedas. Este prototipo se ha convertido en una de las alternativas que se han presentado con un diseño rompedor, pero cuidado al mismo tiempo. ¿Y si Shelby se posicionase ahora como un fabricante especializado en este tipo de mecánicas? Veamos de qué trata este proyecto.

Un diseño inspirado en la época más destacada de Shelby

El modelo Cobra es, sin duda, la mejor representación del fabricante norteamericano. La compañía es conocida por su particular biplaza con barra antivuelco. De aquellos años queda una saga que ha visto cómo las imitaciones y réplicas han tenido un papel fundamental para explicar el éxito de su exclusividad. ¿Se trasladará esta época al momento actual? Una bicicleta podría explicarlo.

Shelby ha creado una bicicleta que nos recuerda al clásico y mítico modelo Cobra. Electrek

Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, para la creación de esta particular bicicleta eléctrica, el mítico fabricante se ha juntado con Vintage Electric. De dicha asociación, se ha obtenido este espectacular diseño, el cual viene acompañado de unos datos técnicos que están a la altura de su llamativa imagen.

Shelby producirá su primera motocicleta eléctrica junto al fabricante Vintage Electric

En particular, pese a la existencia de varias versiones que ha producido a lo largo de su vida Shelby, esta unidad está inspirada en el modelo Cobra 289 Slab Side, una de las alternativas que más ha sido objeto de la apreciación. Ahora bien, ¿cuáles son las principales cualidades a nivel dinámico? La clave de su éxito radica en la existencia de una doble gama de potencia.

La autonomía teórica de sus baterías es de unos 120 kilómetros. De igual modo, disfruta de una potencia de carga suficiente como para disfrutar del máximo rango de kilometraje en tan solo 4 horas y media gracias a su sistema rápido. Ahora bien, ¿por qué aseguran desde Shelby que se trata de una bicicleta distinta? Para entender sus capacidades dinámicas es necesario acudir a su llave oculta.

Una tecnología revolucionaria para mejorar sus números en circuito

Esta bicicleta eléctrica está pensada para disfrutar de su uso en pista. Por ello, cuenta con una innovación de gran calado y única en el sector. Al igual que el Bugatti Veyron, disfruta de una segunda llave que libera una potencia extra. En un primer momento, cuenta con una velocidad máxima limitada a 32 km/h en llano, pero se desata hasta los 58 km/h si se incluye dicha llave.

Shelby es uno de los fabricantes más destacados enmarcados en la cultura petrolhead. Forbes

Esto, por supuesto, será posible si se opta por el sistema que más contribuye al pedaleo. Dispone de un total de 5 modos de conducción y niveles de asistencia. De esta manera, se consigue una mayor flexibilidad por parte del usuario en función del uso que quiera realizar en cada momento. Esta es, sin duda, una de sus principales cualidades a nivel dinámico.

Las firmas más conservadoras del sector están adaptándose a los tiempos actuales

La marca de coches convencionales, mito para la comunidad petrolhead, sigue, de esta forma, otros movimientos previstos en el mercado. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra Harley-Davidson. El fabricante de motocicletas que más apuesta por la tradición ha visto cómo en los próximos meses producirá su primera alternativa completamente eléctrica.

Por el momento, se desconoce si se producirá de forma estándar o si el número de unidades queda limitado a una edición especial. Este tipo de movimientos serán más frecuentes en los próximos años. Y tú, ¿estás de acuerdo con este modelo de negocio o apostarías por una producción que mantuviese los valores tradicionales?