En la actualidad, pese a que el coche eléctrico lleva un tiempo entre nosotros, estamos ante el germen o semilla de lo que será la movilidad en los próximos años. Ahora es momento para introducir propuestas de todo tipo con el objetivo de contar con un mayor número de alternativas. Entre todas ellas, se podrá contar con la más efectiva en función de las circunstancias.

Desde hace un tiempo, se lleva barajando la recarga en el domicilio particular, la instalación de una gran infraestructura de carga y, por supuesto, el intercambio de baterías movibles. Empresas como Tesla han recurrido, principalmente, a la inclusión de estaciones de alta potencia con el objetivo de reducir el tiempo de espera para el usuario. ¿Ocurre algo parecido en el resto del mercado?

Tesla es el único fabricante que ha conseguido superar los 200 kW de potencia de carga

Entre las diversas debilidades que todavía rodean a las mecánicas eléctricas, una de las más destacadas está relacionada con el tiempo de carga. Pese a que Tesla ya consigue cargar a más de 200 kW de potencia, la inmensa mayoría de modelos sostenibles ni siquiera lo pueden hacer a la misma de dicho estándar. Esto obliga a tener que una carga completa de baterías supere las más de 2 horas.

¿Hace esto que el coche eléctrico sea una variante inaccesible para aquellos que deben realizar largos viajes? Podría pensarse así, pero lo cierto es que una nueva innovación podría cambiar el panorama actual. Para entenderlo mejor, hay que hacer referencia a los almacenes de energía eléctrica movibles. Esto permitiría no tener que recurrir a una parada a mitad de viaje para ‘repostar’.

¿Cómo funcionaría la idea que te presentamos a continuación? ¿Es viable la recarga de baterías en funcionamiento? Un nuevo sistema que funcionaría con drones podría cambiar para siempre el futuro del sector. Veamos cuáles son las principales cualidades de esta tecnología y por qué estamos ante un nuevo modelo a tener en cuenta para los próximos meses. He aquí las claves del proyecto.

El objetivo es evitar paradas para recargar en mitad de la autovía

Echando un rápido vistazo a nuestra imaginación. Con las prestaciones de los actuales coches eléctricos, un mundo sin automóviles de combustión interna, ¿cómo serían los desplazamientos por autovía? Muy probablemente, se verían atascos de varias horas para recargar las baterías. Como es lógico, esto no es viable. Para evitarlo, la utilización de esta tecnología podría tener mucho sentido.

El uso de drones podría servir para recargar baterías de coches eléctricos. Electrek

Una unidad robótica se encargaría de acoplarse al coche eléctrico en marcha. Esto ya está probándose, por lo que todo será cuestión de tiempo que se consiga. El dron partiría de un camión que circularía a unos metros del vehículo que requiere la carga eléctrica. A expensas de saber si contaría con un conjunto de baterías o conectado por un cable, permitiría la inyección de electrones.

El coche eléctrico del futuro podría ser cargado conectándolo a otro con más autonomía

Es una operación que aún se encuentra en fase de maduración. Muchos son los condicionantes que habría que tener en cuenta a la hora de estandarizar esta solución. Además de la idea original que se está valorando, la cual está explicada un poco más arriba, se está barajando otro sistema por el cual sería conectar otro vehículo que contase con una gran cantidad de batería.

Esta última opción ha cobrado especial relevancia a lo largo de los últimos años. Tanto es así que en Urban Tecno te mostramos cómo funciona el sistema V2V. Gracias a esta alternativa, podría ser mucho más sencilla la expansión del coche eléctrico. Al fin y al cabo, estaríamos ante una variante mucho más flexible que lo que es actualmente el automóvil de baterías.

Una carga del coche eléctrico que sigue siendo un rompecabezas

Podría parecer que Tesla tiene claro cómo afrontar la nueva movilidad que se presenta ante nosotros en los próximos años. Sin embargo, lo cierto es que se pueden observar otras muchas líneas de investigación sobre la recarga de los modelos sin tubos de escape. ¿Son las estaciones Supercharger la mejor alternativa para entender el transporte sin emisiones?

La carga del coche eléctrico sigue siendo una incógnita en términos de eficiencia. Electrek

Como ves, estas 2 opciones que se pueden observar en la imagen anterior requeriría una mayor complejidad a nivel tecnológico. Sin embargo, sería un sistema muy eficiente para evitar tener que parar más de la cuenta en nuestros desplazamientos por carretera. Sea como fuere, lo cierto es que no está clara cuál será la innovación que terminará calando más en el mercado.

¿Cuándo podremos ver importantes avances en la materia? Los próximos años serán fundamentales para entender cuáles son las soluciones que prefieren instalan los fabricantes en sus modelos puramente eléctricos. Solo aquellos que tengan un mejor acogimiento por parte del público serán los que terminen dominando en el mercado.