Durante la pasada década, la telefonía y las soluciones destinadas a mejorar la comunicación a través de nuestros dispositivos móviles ha centrado todos los noticiarios tecnológicos. Ahora, en cambio, parece que la tendencia está virando hacia el sector de la movilidad. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra a diario Tesla con su apuesta por la innovación centrada en la conectividad.

Desde hace un tiempo, se viene observando un marcado modelo relacionado con el desarrollo de soluciones más limpias y centradas en la mejora de las mecánicas sostenibles. Esto ha provocado que algunos fabricantes del mundo de la comunicación hayan querido mostrar adelantos relacionados con el coche eléctrico y con la tecnología de conducción autónoma. Apple, sin duda, es el ejemplo más claro.

Sony ha creado un coche eléctrico que apuesta por la utilización a mansalva de sensores

Lo que no se esperaba es la llegada estelar de una marca, a priori, alejada de la automoción. Sony, cuya única conexión ha sido el sistema de audio presente en ciertos modelos de varias marcas, acaba de mostrar en el CES 2020 que está celebrándose en Las Vegas, el Vision-S. ¿Qué puede aportar en el actual y avanzado parque automovilístico la apuesta de Sony?

Tal y como se ha mencionado en la presentación de este prototipo, el objetivo es buscar un claro acercamiento del sector de la conectividad con el de la movilidad. La firma de origen nipón cree que es el momento de dar paso a una década en la que el transporte autónomo será primordial para ser eficiente en el mercado. Ahora bien, ¿qué equipamiento dispone esta curiosa y vistosa berlina?

Veamos cuáles son las principales características de este revolucionario modelo, cómo será la base de su potencial competitividad si, finalmente, termina en la cadena de producción y, por supuesto, cuáles son las verdaderas aspiraciones comerciales de esta solución. ¿Está el mercado preparado para hacer un hueco a una marca sin experiencia en esta industria?

Un equipamiento repleto de sensores para favorecer la conectividad

El Vision-S es toda una declaración de intenciones a nivel de obtención y ofrecimiento de información. Según se puede leer en el portal especializado The Verge, la mayor sorpresa del evento que abre el año tecnológico cuenta con un total de 33 sensores que recopilan información del interior y exterior del vehículo.

A modo de ejemplo, este automóvil contaría con reconocimiento facial, por lo que en la gigantesca pantalla que comandaría el salpicadero podría mostrar el saludo a la persona que va a conducir el vehículo nada más abriese la puerta para entrar en el habitáculo. Algo parecido podría ocurrir con el sistema de audio multimedia, el cual tendría un papel muy destacado en la configuración del coche.

Entre las innovaciones que incluiría estaría un sistema de altavoces revolucionario

El sistema 360 Reality Audio, que es como así se ha querido denominar, disfrutaría de un sistema de altavoces incrustado en los asientos con el que se buscaría mejorar una de las principales señas de identidad de Sony como fabricante. Para ello, contaría con la participación de otras compañías de primer nivel como Bosch, Continental, Magna, Qualcomm y Nvidia, entre otras.

A nivel de diseño, tal y como se puede anticipar en las imágenes anteriores, se trate de una berlina de gran tamaño, una carrocería anteriormente utilizada para favorecer la instalación de baterías. Del mismo modo, se apostaría por la inclusión de un estilo con curvas futuristas de igual modo que se puede observar en sus principales competidores; el Tesla Model S y el Porsche Taycan.

Sensores como fuente de diferenciación frente a sus competidores

El objetivo que se ha marcado Sony es la producción de una alternativa con altas dosis relacionadas con la conducción autónoma. Por este motivo, la empresa ha incorporado un total de 33 sensores que se encargan de múltiples aspectos presentes en el interior y exterior del vehículo. Entre ello, cabe hacer especial mención del LIDAR, el elemento más destacado para el piloto automático.

El Sony Vision-S ha sido presentado en el CES 2020 de Las Vegas. The Verge

La presencia de una pantalla que cubre todo el salpicadero nos recuerda a la empresa por Byton en sus diferentes prototipos. Sony, de confirmarse su producción, se situaría como un referente en cuanto a servicios de conectividad y experiencia de usuario se refiere. La mejor prueba de ello es la presencia de una pantalla que cubre en su totalidad la anchura del vehículo en el salpicadero.

Sony ha producido el Vision-S sin responder sobre su posible y potencial producción

Lamentablemente, la marca nipona no ha ofrecido datos relacionados con la tecnología presente en las baterías y motor eléctricos, así como cifras tendentes a analizar la autonomía o las prestaciones dinámicas. Por ello, habrá que esperar todavía unas semanas más para conocer si, finalmente, pasa a producción y en qué niveles de fabricación.

Y tú, ¿crees que Sony podría encontrar su propio nicho de mercado o, más bien, este movimiento se trata de un planteamiento para enfatizar su apuesta por algunos elementos de la movilidad como son los asistentes a la conducción o los sistemas relacionados con la comunicación en el habitáculo?